Saltar al contenido principal

'El violador eres tú' versión senior, con las mujeres que vivieron la dictadura chilena

Más de 10.000 mujeres de diferentes edades entonaron con fuerza 'El violador eres tú' el pasado 4 de diciembre de 2019 frente al Estadio Nacional de Chile.
Más de 10.000 mujeres de diferentes edades entonaron con fuerza 'El violador eres tú' el pasado 4 de diciembre de 2019 frente al Estadio Nacional de Chile. France 24

El canto y performance surgido desde un colectivo de Valparaíso que se ha convertido en viral y en un himno del feminismo universal, fue interpretado por 10.000 mujeres frente al Estadio Nacional de Santiago. Muchas de ellas vivieron la dictadura de Pinochet y su participación supuso una catarsis con las generaciones más jóvenes.

Anuncios

Ya no es solo un canto juvenil. 

Mujeres de todas las edades, cientos, miles de ellas se congregaron el miércoles 4 de diciembre a las afueras del Estado Nacional, un antiguo centro de detención y tortura de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) donde fue asesinado el cantautor Víctor Jara, por ejemplo, y todo un símbolo de la historia reciente de Chile.

No era casualidad.

La canción 'Un violador en tu camino' del colectivo feminista Lastesis de Valparaíso se ha coreado con fuerza en todo el mundo, convirtiéndose en un himno feminista universal y en todo un hit viral que ha removido conciencias, liberado opresiones y descargado la culpa, por fin, en quienes la tienen: aquellos que violan.

Pero el pasado miércoles, el himno, la performance, la canción, fue más allá.

Fue también una catarsis colectiva para todas las mujeres que sufrieron durante mucho tiempo y en silencio la opresión, represión y violencia de la dictadura de Augusto Pinochet.

También significó un momento de conexión y comunión con las generaciones más jóvenes.

Más de 10.000 mujeres, ensayaron, aprendieron la letra, bailaron de forma colectiva y entonaron, con fuerza, ese mantra liberador.


"La violencia que nosotras sufrimos fue más fuerte y por muchos años porque yo tenía 12 años cuando fue la dictadura y fue un periodo muy fuerte, de mucho miedo, de mucha incertidumbre y de mucha discriminación. Y miedo sobre todo en el colegio, luego cuando entré en la Universidad, discriminada en el trabajo, ganábamos siempre menos que los hombres", relató a France 24 Verónica Valenzuela, pensionada y exprofesora de 60 años que acudió a la manifestación con su hija Gabriela, de 30 años.

"Ha sido como retomar, recordar toda la memoria sufriente y silenciosa que tenía uno"

Lo que ocurrió recientemente en Chile con el estallido social y las recientes denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas policiales “ha sido como un volver a lo mismo de antes, al miedo, a que no se reconoce (por parte del Estado) todo el mal que han hecho, los asesinatos”, señala Valenzuela. "Ha sido como retomar, recordar toda la memoria sufriente y silenciosa que tenía uno y que no la había sacado, la tenía guardada y eso a una le hizo mucho daño".

Verónica se encuentra, sin embargo, profundamente orgullosa de esta generación, la de su hija Gabriela que sale a la calle y grita sin miedo. "Me gusta mucho que la generación actual esté más fortalecida, los chiquillos de ahora tienen menos miedo que nosotros", señaló.

"Yo estaba en Madrid cuando surgió (el fenómeno viral) y sentí mucho orgullo y mucha memoria histórica porque las mujeres de la generación de mi mamá también en momentos duros de dictadura militar fueron quienes de alguna manera le dieron un refresco al movimiento social que estaba criminalizado, que estaba profundamente vandalizado y hoy es de nuevo lo mismo, somos de nuevo las mujeres las que de nuevo le inyectamos energía al movimiento", explicó Gabriela.


El grito unánime, al coro de 'El violador eres tú', libera y ayuda a que ellas, las mujeres de antes y las de ahora, pierdan colectivamente el miedo.

"Yo creo que es bueno porque también nos invita a decir chao al miedo y hay que luchar por lo que uno quiere, jamás quedarse callada ni en la casa mirando, uno tiene que ser protagonista de la historia", dijo Mariana Cantarero, que acudió a la manifestación con su amiga de la guardería Miriam Benitez, ambas de 63 años.

Después del 4 de diciembre las chilenas dejaron marcado que nunca es tarde para perder el miedo.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.