Saltar al contenido principal

Reino Unido: ¿Quién ganó el debate entre Boris Johnson y Jeremy Corbyn?

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y, su homólogo, del Partido Conservador, Boris Johnson, se saludan antes del debate electoral de la BBC, celebrado en Londres, Reino Unido, el 6 de diciembre de 2019.
El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y, su homólogo, del Partido Conservador, Boris Johnson, se saludan antes del debate electoral de la BBC, celebrado en Londres, Reino Unido, el 6 de diciembre de 2019. Jeff Overs / Reuters

Con la promesa del Brexit el conservador Boris Johnson se enfrentó al laborista Jeremy Corbyn en un igualado cara a cara. Este último apostó, como viene haciendo en las últimas semanas, por la promesa de invertir en gasto social; un discurso que le está valiendo la recuperación de intención de voto en los sondeos, con el objetivo de evitar la mayoría absoluta de Johnson. 

Anuncios

El debate, celebrado en Southampton, por la BBC, la televisión pública del Reino Unido, estuvo centrado en la cuestión del Brexit, pero también se trataron temas de interés como el futuro del NHS, el servicio de salud público, la inversión en servicios públicos, la seguridad ciudadana o la cuestión nacionalista en Irlanda del Norte o Escocia. 

Las elecciones se celebrarán el jueves 12 de diciembre ante un electorado polarizado por el Brexit y con el hartazgo de una sociedad que después de tres años desde la celebración del referendo de salida de la Unión Europea aún no ve clara la solución al problema. 

Unos comicios excepcionales que propiciaron que antes del debate el exprimer ministro conservador, John Major, haya apelado al voto táctico para los laboristas para evitar el Brexit; o bien, que a Corbyn también se le hayan recordado las críticas que el exprimer ministro laborista Tony Blair vertió en su contra, quien, sin embargo, llamó a votar al laborista ya que, en su opinión, "Johnson no merece la mayoría".

La última encuesta del rotativo "The Guardian" daba la victoria a Boris Johnson por un 43%, frente al 32% de Jeremy Corbyn. Un resultado con el que el líder conservador podría lograr la mayoría absoluta. Sin embargo, en las últimas semanas, los sondeos han ido mejorando para los laboristas y, desde el partido esperan, como en las elecciones de 2017, continuar remontando hasta el último día.

Ejecutar el Brexit o un nuevo referendo 

Boris Johnson: Con el lema "¡Ejecutemos el Brexit ya!", el líder conservador apeló al hartazgo del votante que desea que se llegue por fin a una solución y prometió una salida el 31 de enero de la Unión Europea. "Lo que la gente quiere es pasar página y que nos centremos en sus problemas, y eso es lo que podemos hacer inmediatamente", recalcó el primer ministro, quien advirtió de los peligros que puede traer una coalición entre los Laboristas y el SPN (Partido Nacionalista Escocés), aduciendo que eso provocaría la celebración de un nuevo referendo por el "brexit" y otro por la autodeterminación de Escocia.

Jeremy Corbyn: El líder de los Laboristas afirmó que si gana las elecciones se daría tres meses para pactar con Bruselas un acuerdo de retirada que proteja el comercio con los socios de la Unión Europea y, de esta manera, evitar la pérdida de puestos de trabajo que ya están produciendo las incertidumbres del Brexit. Este acuerdo sería sometido a un segundo referendo, en el que aseguró que se mostraría neutral. 

El aumento del gasto social 

Jeremy Corbyn: El laborista, después de una campaña con célebres vídeos de sátira hacia las grandes fortunas así como de reivindicación de la clase obrera, prometió aumentar el gasto social y nacionalizar empresas de servicios y transporte. Sería la mayor inversión pública desde la década de 1970. "Cuatro millones de niños viven en la pobreza, la gente no puede lograr horas de visita con su médico de cabecera, las personas mayores no cuentan con los cuidados que necesitan y millones de familias sufren para pagar las facturas", esgrimió.

Boris Johnson: El conservador, ante la fuerte apuesta de los laboristas, no quiso descuidar el capítulo de inversiones y prometió aumentar el gasto público en sanidad, educación e infraestructuras. En esta cuestión también apoyó sus argumentos en el Brexit, el cual aseguró que es indispensable para pasar página, conseguir una economía sólida e invertir en servicios sociales. 

Boris Johnson lucha por una mayoría absoluta, mientras Jeremy Corbyn trata de remontar en las encuestas.
Boris Johnson lucha por una mayoría absoluta, mientras Jeremy Corbyn trata de remontar en las encuestas. Jeff Overs / Reuters

Los recientes atentados trajeron a colación la seguridad

Boris Johnson: El lider de los Tories, después del atentado sucedido en el puente de Londres del 29 de noviembre, aprovechó para prometer una reforma en la que los condenados por terrorismo cumplan la sentencia completa. 

Jeremy Corbyn: Por su parte, el líder de la oposición, criticó los recortes de los consistorios conservadores que impiden que la policía esté en la calle, que las prisiones se vacíen y que haya una correcta reinserción. Además citó las palabras del padre de Jack Merrit, uno de los asesinados en el ataque del puente: “Mi hijo no quería una sociedad en la que encerramos a la gente y tiramos la llave”.

El momento más incómodo para laboristas y conservadores

Jeremy Corbyn: El momento más incómodo para el laborista tuvo lugar cuando se le cuestionó, por parte de un miembro de un público que tuvo protagonismo en el debate, sobre una acusación recurrente de que su partido ampara el antisiemitismo. Corbyn se defendió: “Nunca he utilizado un lenguaje racista y considero el antisemitismo inaceptables en mi partido y en la sociedad”

Boris Johnson: El conservador también tuvo que defenderse de las acusaciones de su rival. Corbyn avisó de que Johnson iba a vender el sistema público de salud NHS a Estados Unidos, después de un futuro tratado comercial. Un hecho que el líder Tory negó rotundamente.

Con EFE, Reuters y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.