Saltar al contenido principal

Cientos de manifestantes indignados protestan contra las agresiones sexuales a mujeres en India

Activistas por los derechos de las mujeres indias durante una marcha a la luz de las velas apoyada por Swati Maliwal, presidenta de la Comisión de Mujeres de Delhi para denunciar la violencia contra las mujeres, en Nueva Delhi, India, el 07 de diciembre de 2019.
Activistas por los derechos de las mujeres indias durante una marcha a la luz de las velas apoyada por Swati Maliwal, presidenta de la Comisión de Mujeres de Delhi para denunciar la violencia contra las mujeres, en Nueva Delhi, India, el 07 de diciembre de 2019. EFE

El asesinato y violación en grupo de dos jóvenes en los últimos quince días despertó la ira de cientos de personas en India. Este sábado los manifestantes tomaron las calles de diversas localidades contra la violencia a la que se enfrentan las mujeres en el país.

Anuncios

Tenía tan solo 23 años y hace uno había sido víctima de una violación. El pasado jueves, cuando se dirigía a testificar contra su agresor, un grupo de cinco hombres la abordaron en la estación de tren de Unnao, en el estado de Uttar Padresh.

Luego de vejarla, los hombres la rociaron con queroseno y le prendieron fuego a su cuerpo, que le provocó quemaduras en el 90% de su piel, y le causó la muerte a causa de un ataque cardíaco en torno a la media noche del viernes, en el hospital de Safdarjun, en Nueva Delhi, donde fue trasladada vía aérea tras sufrir la agresión.

La víctima logró identificar antes de ser ingresada en el hospital a sus atacantes, entre los que se hallaría su violador, que fue puesto en libertad día previos al asalto, y al que acusó el pasado marzo, luego de ser violada en diciembre del 2018. Tras conocerse el ataque, las autoridades se comprometieron a aplicar un castigo ejemplar a los responsables en un clima de protesta contra este tipo de delitos.

Los familiares de la víctima de violación de 23 años, que murió en un hospital de Nueva Delhi el viernes después de que fue incendiada por una pandilla de hombres, que incluía a sus presuntos violadores, lloran la muerte de la víctima frente a una casa en Unnao, en el estado norteño de Uttar Pradesh, India, 7 de diciembre de 2019.
Los familiares de la víctima de violación de 23 años, que murió en un hospital de Nueva Delhi el viernes después de que fue incendiada por una pandilla de hombres, que incluía a sus presuntos violadores, lloran la muerte de la víctima frente a una casa en Unnao, en el estado norteño de Uttar Pradesh, India, 7 de diciembre de 2019. Anushree Fadnavis / Reuters

El hermano de la joven pidió al Gobierno local y al primer ministro Narendra Modi que “del mismo modo que mi hermana ya no está entre nosotros, demando que desaparezcan los nombres de los cinco culpables”. Mientras que su padre exigió que “cuelguen” a los asesinos y alegó que su familia fue hostigada y amenazada por la familia del acusado.

Dos casos de violación y asesinato de mujeres indias en los últimos quince días

Se trata del segundo caso de violación y asesinato de mujeres en India en las últimas dos semanas, lo que provocó la indignación pública en India. La violación en grupo y el brutal asesinato de una veterinaria de 27 años la semana pasada en Hyderabad desencadenó una serie de protestas en todo el país, que han continuado este sábado 7 de diciembre.

Los presuntos culpables de la violación de la veterinaria, fueron detenidos poco después y murieron presuntamente tiroteados por la policía el viernes, cuando los trasladaron al lugar de los hechos para hacer una reconstrucción de lo sucedido, luego de que estos intentaran presuntamente escapar, según la versión policial.

Un grupo de derechos humanos indio pidió una investigación sobre el tiroteo policial después de las acusaciones de asesinato a sangre fría para calmar la ira del público, que celebró la muerte de los atacantes y elogió la acción de la Policía.

Miembros del ala juvenil del principal partido opositor del Congreso de la India gritan consignas durante una protesta contra el Gobierno del estado de Uttar Pradesh, en Nueva Delhi, India, el 7 de diciembre de 2019.
Miembros del ala juvenil del principal partido opositor del Congreso de la India gritan consignas durante una protesta contra el Gobierno del estado de Uttar Pradesh, en Nueva Delhi, India, el 7 de diciembre de 2019. Adnan Abidi / Reuters

Centenares de personas se congregaron en varias ciudades en contra de las agresiones sexuales que sufren las mujeres

Cientos de manifestantes salieron a las calles de diversas localidades del país para exigir el fin de la violencia contra las mujeres, haciendo un llamado a los legisladores, a los que les piden una justicia rápida y dura contra los atacantes en este tipo de casos.

En India, los juicios suelen demorarse durante largas temporadas, haciendo que las víctimas no puedan costear los gastos. Además, muchos de los atacantes intimidan a sus víctimas y testigos e intentan manipular las pruebas.

La muerte de las dos jóvenes despertó la furia de decenas de manifestantes, que se enfrentaron con la Policía mientras levantaban barricadas, portando velas y pancartas contra la violencia sexual que sufren las mujeres en India. Durante las manifestaciones corearon cánticos contra el Gobierno del primer ministro Narendra Modi, marchando por las calles exigiendo justicia.

“Hoy estamos viendo como las mujeres son consideradas débiles y maltratadas. No queremos que esas cosas nos sucedan, queremos que el Gobierno actúe y cuelgue a los violadores”, pidió una joven manifestante. Mientras que algunos de los asistentes a las protestas se quejaban del silencio de Modi ante este tipo de abusos.

La Policía de Nueva Delhi, la capital, hizo uso de cañones de agua para dispersar a los manifestantes. Y en el estado norteño de Uttar Pradesh, donde fue asesinada la joven de 23 años, decenas se congregaron para mostrar su apoyo a la familia de la fallecida.

La protesta se produce un día después de que una joven india murió a causa de sus heridas después de ser incendiada mientras iba a juicio contra su presunto violador.
La protesta se produce un día después de que una joven india murió a causa de sus heridas después de ser incendiada mientras iba a juicio contra su presunto violador. EFE

Según los últimos datos de la Agencia Nacional de Registro de Delitos de la India (NCRB), 33.658 mujeres fueron violadas en 2017, casi un centenar al día. De ellas, 10.221 eran menores de 18 años. Unas cifras que muestran la realidad de uno de los países más peligrosos para las mujeres.

El líder del opositor Partido del Congreso Nacional, Rahul Gandhi, dijo durante un mitin en la ciudad sureña de Wayanad que: “India es conocida como la capital mundial de la violación. Las naciones extranjeras se preguntan por qué India no puede cuidar de sus hijas y hermanas”. Y también criticó al Gobierno federal por no investigar los incidentes de violencia contra las mujeres.

Las leyes contra las agresiones sexuales se endurecieron en India después del caso de Jyoti Singh, que murió tras ser violada y torturada por seis hombres en un autobús en 2012 en la capital. Un caso que trascendió fronteras, pero que no evitó que estos delitos sigan repitiéndose.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.