Saltar al contenido principal

Masiva manifestación marca los 6 meses de protestas prodemocracia en Hong Kong

Un manifestante con una máscara de Guy Fawkes ondea una bandera durante una marcha del Día de los Derechos Humanos, organizada por el Frente Civil de Derechos Humanos, en Hong Kong, el 8 de diciembre de 2019.
Un manifestante con una máscara de Guy Fawkes ondea una bandera durante una marcha del Día de los Derechos Humanos, organizada por el Frente Civil de Derechos Humanos, en Hong Kong, el 8 de diciembre de 2019. Danish Siddiqui / Reuters

Cerca de 800,000 personas participaron en una masiva marcha a favor de la democracia en Hong Kong, una de las mayores participaciones ciudadanas en medio año de protestas y disturbios.

Anuncios

Cientos de miles de ciudadanos salieron masivamente a las calles de Hong Kong, atendiendo el llamado de la organización “Frente Civil de Derechos Humanos” para exigir ser escuchados y que el Gobierno autónomo y el de Beijing les convalide sus demandas de mayor democracia y rendición de cuentas.

Los ciudadanos que exigen democracia en la isla, corearon consignas como “Luchen por la libertad” y “De pie con Hong Kong”, mientras avanzaban por el distrito comercial de Causeway Bay.

Algunos alzaban la mano con los cinco dedos extendidos en alusión a sus cinco exigencias, que incluyen elecciones democráticas a la cámara legislativa, así como comicios para elegir al jefe del gobierno local. Manifestantes afirman que el Gobierno, al no ser electo por el pueblo sino por un comité, no es alguien que los representa ni que responde a sus demandas.

La marcha se produce dos semanas después de que los candidatos del partido de gobierno sufrieran una aplastante derrota en las elecciones locales. Por su parte, los activistas de este movimiento afirman que la ira colectiva de la población está aumentando una vez más luego de que la jefa del ejecutivo Carrie Lam y el gobierno de Beijng, descartaran cualquier otra concesión de las demandas ciudadanas.

Un manifestante de 50 años de edad que se identificó como "Wong", afirmó que "no importa cómo expresemos nuestros puntos de vista, a través de una marcha pacífica, a través de elecciones civilizadas, el gobierno no escuchará", y que "solo sigue las órdenes del Partido Comunista Chino".

El centro financiero de la región semiautónoma, ha sido golpeado por las manifestaciones que cada vez se vuelven más violentas. Un duro desafío para la excolonia británica que retornó a ser parte de la China continental, desde la entrega en el año 1997 por parte de Gran Bretaña.

Millones han salido a las calles durante estos seis meses de protestas alimentadas por años de crecientes temores de que China continental está acabando con las libertades de la ciudad.

La policía dio un paso inusual durante estos meses de protestas, al autorizar que el “Frente Civil de Derechos Humanos” celebrara la marcha, siendo la primera vez que el grupo recibe este permiso desde mediados de agosto de 2019.

Los organizadores de esta movilización pidieron a la jefa de gobierno, Carrie Lam, cumplir con sus demandas que incluyen una investigación independiente sobre el manejo de las protestas por parte de la policía, una amnistía para los arrestados y elecciones totalmente libres.

Las protestas de Hong Kong se produjeron inicialmente por un intento del ejecutivo de permitir, a través de una ley, extradiciones de ciudadanos hongkoneses a Beijing, propuesta que se hundió bajo el aplastante rechazo ciudadano. Desde entonces la demanda se transformó en una revuelta popular contra la injerencia de Beijing.

La policía confisca armas de fuego en redadas y allanamientos                  

Las autoridades han prohibido reiteradamente las movilizaciones masivas en los últimos meses citando el riesgo de violencia por parte de los manifestantes radicales.

Pero los ciudadanos salen en masa a las calles ignorando las prohibiciones, lo que ha generado enfrentamientos casi semanales entre los civiles y las fuerzas de seguridad. Éstas últimas utilizan gases lacrimógenos para dispersar los focos de manifestantes, quienes a su vez arrojan a la policía cocteles molotov y objetos contundentes. Estos enfrentamientos han manchado la reputación de estabilidad que ha caracterizado a Hong Kong y han hecho que la ciudad entrara en una recesión económica.

Horas antes de que comenzara la marcha del domingo ocho de diciembre, la policía mostró a través de un video, varias armas incautadas incluyendo una pistola y varios cuchillos, alegando que habían sido encontradas durante redadas nocturnas donde once personas fueron arrestadas.

Los sitios en internet utilizados para organizar el ala más radical del movimiento prodemocracia han prometido salir nuevamente el lunes nueve de diciembre si no hay respuesta por parte de Carrie Lam.

Pese a todo este revuelo social, hay pocas señales de que Lam esté dispuesta a ceder, lo que hace pensar que la desaparición hasta el momento en los enfrentamientos callejeros sea temporal.

Desde las elecciones locales, la jefa ejecutiva de la ciudad se ha mantenido firme en su oposición a mayores concesiones para contentar a los manifestantes, una postura que apoya Beijing. Pero en contrapartida sus índices de aprobación caen estrepitosamente, al igual que la reputación de la fuerza policial.

Beijing otorga "el respaldo más fuerte" a Carrie Lam y a la policía de Hong Kong

Una nueva encuesta publicada el viernes seis de diciembre por el Programa de Opinión Pública de Hong Kong, que ha medido el sentir de la población durante años, mostró una desaprobación récord del gobierno. El 40 por ciento de los encuestados califica al ejecutivo por debajo de cero.

En los últimos dos días, el nuevo jefe de policía de la ciudad, Chris Tang, ha estado en Beijing para reunirse con importantes figuras del partido comunista chino, incluido el jefe de seguridad pública Zhao Kezhi, quien le dio su "respaldo más fuerte" según informes oficiales.

Tang, quien continuó la política de su predecesor de rechazar los llamados a una investigación independiente, dijo que sus oficiales tomarían medidas drásticas contra cualquier acto de violencia en las calles como incendios provocados, bombas molotov o daños en los establecimientos comerciales.
 

France 24 con AFP. 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.