Saltar al contenido principal

Conversaciones de paz en Ucrania: Macron recibe en París a Putin y Zelenski

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ruso Vladimir Putin durante la cumbre sobre el conflicto en Ucrania en el Palacio del Elíseo el 9 de diciembre de 2019.
El presidente ucraniano Volodímir Zelenski, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ruso Vladimir Putin durante la cumbre sobre el conflicto en Ucrania en el Palacio del Elíseo el 9 de diciembre de 2019. Ian Langsdon / vía Reuters
Texto por: Marc Daou
8 min

Después de que las negociaciones sobre el conflicto entre las fuerzas del gobierno ucraniano y los separatistas pro-rusos en el este de Ucrania estuvieran tres años congeladas, se celebra una reunión en el Palacio del Elíseo de Francia entre las partes implicadas. ¿Cómo llegan y qué se puede esperar?

Anuncios

La reunión incluye al presidente ruso Vladimir Putin, al presidente ucraniano Volodímir Zelenski, a la canciller alemana Angela Merkel y al presidente francés Emmanuel Macron, quienes se reunirán en el marco del ‘Cuarteto de Normandía’, una referencia a las discusiones de 2014 entre los países que participaron en las ceremonias para conmemorar el aniversario del desembarco del ‘Día D’.

Macron y Merkel comparten el objetivo de revivir las conversaciones de paz del único conflicto armado activo en Europa, que ha causado más de 13.000 muertes en el este de Ucrania desde 2014. La reunión es la primera entre Zelenski, en su primer año como presidente de Ucrania, y Putin, que ha dirigido Rusia en los últimos 20 años.

Las negociaciones en París se centrarán en el contenido del acuerdo de paz de Minsk 2014-2015, que preveía un alto el fuego inmediato en el este de Ucrania, la retirada de armas pesadas, la restauración del control de Kiev sobre la frontera con Rusia y una mayor autonomía para los territorios bajo control separatista.

El acuerdo tomó forma durante el año después de que Rusia invadió y anexó Crimea, que había sido parte de Ucrania desde 1954. Si bien el acuerdo condujo a una reducción significativa de la violencia, sus componentes políticos nunca se han implementado.

Desde la victoria electoral de Zelenski en abril se ha producido una especie de distensión entre Kiev y Moscú, simbolizada por un intercambio de 70 prisioneros, la retirada de las tropas beligerantes de tres pequeñas áreas en el frente y la rendición de los buques de guerra ucranianos incautados por Rusia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, da la bienvenida al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, antes de la cumbre en París el 9 de diciembre de 2019.
El presidente francés, Emmanuel Macron, da la bienvenida al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, antes de la cumbre en París el 9 de diciembre de 2019. Vía Reuters

Un exactor que es nuevo en la política, el perfil de Zelenski contrasta con el de su predecesor y rival durante las últimas elecciones presidenciales, Petro Poroshenko, que favoreció una línea dura contra Rusia.

 

Vladimir Putin había reconocido un "optimismo cauteloso" sobre el tema de las regiones separatistas pro-rusas después de sus primeros contactos con su homólogo ucraniano.

Las prioridades de Ucrania y Rusia apuntan a direcciones distintas

Sin embargo, el espacio de maniobra de Zelenski durante las conversaciones de este lunes será limitado. A principios de semana, indicó que inicialmente quería que las conversaciones de París se centraran en tres puntos: un nuevo intercambio de prisioneros, la implementación de un alto el fuego duradero y el desmantelamiento de cualquier grupo armado "ilegalmente" en territorio ucraniano, refiriéndose implícitamente a separatistas pro-rusos y sus patrocinadores rusos.

La prioridad de Moscú, por el contrario, es mantener la influencia en Ucrania, insistiendo en particular en el tema de la autonomía y la celebración de elecciones en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk.

Conscientes del objetivo de Rusia, varios miles de personas se manifestaron el domingo en la capital ucraniana de Kiev para exigir que el presidente defienda los intereses del país en la cumbre de esta semana.

Muchos ucranianos están preocupados de que Zelenski, un novato político, pueda ser superado por Putin en París.

La oportunidad de Macron de acercar a Rusia a Europa

Para Emmanuel Macron la reunión será un caso de prueba para su iniciativa diplomática de "devolver a Rusia a Europa", mientras que las relaciones entre Moscú y la Unión Europa (UE) se han paralizado casi desde la anexión de Crimea en 2014.

Macron ha apostado por una estrategia arriesgada para tratar directamente con Putin, basándose en el supuesto de que Rusia algún día comprenderá que ver a Europa como un socio estratégico a largo plazo es de su interés.

En su entrevista ampliamente replicada con la revista ‘The Economist’ el mes pasado, en la que Macron dijo que la OTAN estaba sufriendo una "muerte cerebral", el líder de Francia también dijo que Rusia no podría prosperar aisladamente y que eventualmente tendría que optar por "un proyecto de asociación con Europa".

Macron describió al exagente de la KGB, Putin, como un "hijo de San Petersburgo", la antigua capital rusa construida por Pedro el Grande como una ventana hacia el oeste.

Sus comentarios molestaron a los nuevos miembros de la UE, como los Estados bálticos y, en particular, Polonia, que quieren una línea dura contra Rusia, y así se sumaron a una serie de crecientes tensiones entre Francia y Alemania.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, habla con los medios de comunicación cuando abandona Downing Street antes de la cumbre de la OTAN en Watford, en Londres, Gran Bretaña, el 3 de diciembre de 2019.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, habla con los medios de comunicación cuando abandona Downing Street antes de la cumbre de la OTAN en Watford, en Londres, Gran Bretaña, el 3 de diciembre de 2019. Reuters

Macron ha adoptado una presencia cada vez más asertiva en el escenario internacional en los últimos meses, en un momento en que Alemania es un jugador diplomático menos imponente mientras Merkel se prepara para dejar el cargo.

Si Putin y Zelenski no llegan a un acuerdo sobre los pasos concretos de fomento de la confianza durante las conversaciones en el Elíseo, sería visto como un gran golpe a las esperanzas de paz y también al prestigio personal de Macron.

La cumbre tiene lugar en medio de la continua huelga de transporte en Francia, que se animará cuando los miembros de varios sindicatos del sector público regresen a las calles para una segunda protesta masiva el martes, después de que la acción del jueves pasado convocó a miles en toda Francia.

Michel Duclos, investigador principal del Institut Montaigne, un grupo de expertos francés, dijo que Macron “ya está muy aislado. Y si no obtiene nada sobre Ucrania, estará aún más aislado”.

Citado por AFP, Konstantin Kalachev, director del Grupo de Expertos Políticos en Moscú, considera que "sería ingenuo pensar que Emmanuel Macron podría ejercer influencia alguna sobre Vladimir Putin" para acercar a Rusia y la UE. "Solo hay una persona que puede influir en el presidente Putin", continuó. "Y ese es el propio presidente Putin".

Este artículo fue adaptado de su original en inglés. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.