Saltar al contenido principal

Brexit o no, el corazón de las promesas de los partidos británicos para las elecciones del 12D

Henry Nicholls / Reuters
Henry Nicholls / Reuters Manifestantes a favor y en contra del Brexit protestan ante el Parlamento británico en Londres, Reino Unido, el 5 de septiembre de 2019.

Diferentes visiones de país, atadas al resultado del divorcio con Europa, hacen parte de los manifiestos que consignan las propuestas que los principales partidos lanzaron para conquistar a los votantes en estas elecciones generales de invierno. Los expertos detectan varios interrogantes en las promesas de las colectividades.

Anuncios

Una de las comidas más populares en el Reino Unido es el marmite, un tipo de salsa negra gruesa hecha a partir de levadura que generalmente se acompaña con tostadas en el desayuno. Su sabor fuerte y ácido hace que la gente lo odie o lo ame. No hay punto medio permitido.

El experto en política británica, el profesor del London School of Economics Tony Travers, comparó al primer ministro Boris Johnson con este tradicional sabor, dado que Johnson es un político de odios y amores. Nay punto medio cuando se trata de él.

Fue elegido en julio para concretar el Brexit y hasta el momento no lo ha conseguido. Por ello, la principal promesa de su partido, el Conservador, de cara a las elecciones del 12 de diciembre, sigue siendo concretar el Brexit. Johnson asegura que, si es reelegido, obteniendo mayorías en el Parlamento, será cuestión de días para iniciar el divorcio con la Unión Europea. La nueva fecha límite que le concedió el bloque para el divorcio fue el 31 de enero de 2020.

Tres destinos radicalmente opuestos para un mismo país

Las elecciones han sacado a flote lo evidente: Mientras los Conservadores quieren asegurar el divorcio con Europa "lo más pronto posible", el Partido Laborista, en oposición, le ha abierto la puerta a la renegociación del acuerdo y a un segundo referendo sobre si salir o no. Y para sumar al complejo panorama, los Liberales Demócratas plantean revocar el articulo 50, lo que significa que el Brexit no se daría en ninguna circunstancia.

Jill Rutter, investigadora principal de Changing Europe, explicó a France 24 que esos tres manifiestos ofrecen un "futuro muy diferente para el pueblo británico".

A estas mismas visiones antagónicas se le suma el recién creado Partido Brexit, cuyo propósito es uno: el Brexit sin dilaciones. Aunque hay claridad sobre su posición, también hay dudas. Pero Rutter asegura que "hay signos de interrogación en todos".

En el caso de los Liberales Demócratas, el gobierno puede, unilateralmente, revocar el Brexit si cuenta con mayorías en el Parlamento porque "electoralmente es extremadamente improbable".

De los Conservadores, resalta, "el manifiesto es increíblemente vago en los detalles de lo que realmente quiere en la relación futura con la UE. No quiere Unión Aduanera, Mercado Común, Tribunal de Justicia Europeo, libre circulación, pero es mucho menos claro en lo que realmente está pidiendo", sostiene Rutter.

El Partido Laborista, en cabeza de Jeremy Corbyn, promete que renegociará en pocos meses el Brexit y entonces apoyará un segundo referendo. Se le ha criticado constantemente que aún no ha asumido una posición concreta sobre el divorcio.  "El Laborismo parece muy seguro en que puede negociar su acuerdo con bastante rapidez pero genera dudas. No está claro qué significa alinearse estrechamente con el Mercado Único o si eso significa volver a aceptar todas las reglas de este", dice Rutter.

Alianza contra el Brexit

El partido Liberal Demócrata ha prometido desactivar el Brexit o convocar a un segundo referendo. Si no consigue llegar al gobierno, hará campaña para una nueva consulta. En este mismo propósito se han unido el partido nacional de Gales Plaid Cymru y el Partido Verde.

Por su parte, el Partido Nacional de Escocia, que solo lanza candidatos en ese país y quiere mantenerse en la UE, promoverán también para 2020 un nuevo referendo de su independencia del Reino Unido para unirse de manera independiente a la comunidad europea y también harán campaña para un segundo referendo europeo.
Sin embargo, la jefe de asuntos de gobierno del Instituto Adam Smith, Charlotte Kude, aseguró en France 24 que el resultado del referendo de 2016 debe respetarse.  

"El proceso ya ha durado tres años y medio y no hay ganas de más demoras. El único partido que puede obtener una mayoría realista en el Parlamento, detrás de una forma específica de Brexit, en la que la mayoría de la gente puede estar de acuerdo, son los conservadores", le dijo a este medio.

Más allá del Brexit hay infinidad de temas a la espera de ser abordados

Con el reciente atentado en el London Bridge, en el que murieron dos personas, el terrorismo regresó a la agenda electoral. Los partidos han prometido combatir esta amenaza, revisar las sentencias a quienes han sido condenados por este delito y están en libertad vigilada.

Además, la población espera que otros asuntos importantes que han estado eclipsados por fin tengan solución. O al menos debate.

Boris Johnson afirma que una vez fuera de la UE, se fortalecerá el sistema nacional de salud (NHS), el educativo, se impulsará la economía, impactada en gran medida por la incertidumbre que ha dejado el divorcio, y supuesto la seguridad en las calles del país reclutando más policías.

Rutter resalta que los LibDem buscan el fortalecimiento del Estado de bienestar prometiendo, entre otros, un gran gasto en educación en los primeros años de vida y cuidado gratuito desde los 9 meses de edad, una ayuda para los padres trabajadores.

Las medidas para combatir el impacto del cambio climático también hacen parte de las promesas; todos los partidos han presentado alternativas. Mientras los Verdes hablan de una revolución industrial verde, los Conservadores brillan por su plan menos claro sobre la lucha contra este.

El Laborismo además promete nacionalizar los servicios de agua, tren y parte de las telecomunicaciones, dice Travers.

"Si bien hay preocupaciones sobre el costo de los manifiestos de los partidos principales, el nivel de gasto del gobierno que propone el Partido Laborista sería una carga pesada para la economía con más impuestos y más préstamos", señala Kude.

Los partidos prometen que habrá futuro después del Brexit. Todavía no es claro cuál será y menos, cuándo empezará.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.