Saltar al contenido principal
Economía

OMC, expectante ante el futuro del órgano de apelaciones

El Consejo General de la OMC, celebrado en Ginebra (Suiza) no pudo encontrar una solución al órgano de apelaciones
El Consejo General de la OMC, celebrado en Ginebra (Suiza) no pudo encontrar una solución al órgano de apelaciones Denis Balibouse / Reuters

El órgano de apelaciones, una instancia a la cual pueden acudir los países para solicitar la revisión de un proceso o díctamen emitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC), podría dejar de funcionar ante el bloqueo de Estados Unidos y el cese del mandato de dos de los tres jueces que conforman la petición.

Anuncios

Según diversos especialistas, las apelaciones que introdujeron muchos países para alcanzar una solución definitiva a sus disputas comerciales podrían quedar en el limbo a partir de este 10 de diciembre, fecha en la que dos de los tres jueces que conforman el órgano de apelaciones de la OMC culminan su mandato de cuatro años. 

Los estatutos de la OMC sostienen que el órgano de apelaciones fue conformado en el año 1995 y el mismo establece que por su carácter de permanente debe estar conformado por siete personas

“El órgano de apelación puede confirmar, modificar o revocar las constataciones y conclusiones jurídicas de un grupo especial, y los informes del Órgano de Apelación, una vez adoptados por el Órgano de Solución de Diferencias (OSD), deben ser aceptados por las partes de la diferencia”, se define en la página web de la OMC. 

No obstante, desde hace algunos años Estados Unidos ha bloqueado la designación de varios de sus integrantes como una manera de protesta. Por otro lado, algunos funcionarios estadounidenses han señalado que la instancia ha ido “más allá de sus competencias”. 

Vale aclarar que el bloqueo estadounidense afectaría una instancia en particular dentro de la busqueda de resolución de conflictos. No obstante, el órgano de solución de diferencias de la OMC seguirá su actividad. 

“El sistema de solución de diferencias va a seguir funcionando como si fuera una primera instancia a la que los Estados miembros recurren y las disputas son analizadas por equipos especiales cuando estas no llegan a soluciones por las vías convencionales”, dijo el profesor de Derecho Internacional, Ricardo Arredondo. 

El especialista sostiene que el órgano de apelación no va a desaparecer. “Lo que ocurrirá es que este va a estar paralizado al no contar con la cantidad de miembros necesarios para poder operar”. 

OMC busca alternativas para mantener la continuidad de las apelaciones 

Ante la importancia que ha registrado la instancia, el secretario general de la OMC, Roberto Azevedo, expresó que iniciará un proceso de consultas con el objetivo de alcanzar la conformación del órgano de apelaciones. 

“Un sistema de solución de controversias imparcial y vinculante que funcione bien es un pilar fundamental del sistema de la OMC (...) La resolución de disputas basada en reglas previene que los conflictos comerciales terminen en una represalia creciente, que se vuelve difícil de detener una vez que comienza, o que se conviertan en atolladeros políticos intratables", pronunció Azevedo tras concluir una reunión en la que los miembros no pudieron alcanzar un consenso. 

La agencia de noticias AP refirió en una nota que alrededor de siete casos quedarán en el limbo tras el cese de funciones del órgano de apelaciones. Estos guardan relación con el anuncio de Donald Trump de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedente del extranjero. 

Por otro lado, el especialista descarta que la sitaución marque el fin del orgamismo. “La OMC llegó para quedarse, le ha otorgado mayor sostenibilidad al sistema y la mayoría de los Estados miembros están de acuerdo que debe seguir funcionando(...) Lo que se plantea una especie de ‘impasse’, una especie de limbo para las apelaciones de las sentencias”, agregó Arredondo. 

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.