Saltar al contenido principal

México, EE.UU. y Canadá firman el acuerdo T-MEC y allanan el camino para su ratificación

Representantes de Canadá, México y Estados Unidos (en ese orden) muestran los documentos firmados que pactan un nuevo acuerdo comercial en la región.
Representantes de Canadá, México y Estados Unidos (en ese orden) muestran los documentos firmados que pactan un nuevo acuerdo comercial en la región. Henry Romero / Reuters

Tras meses de discusiones y periodos de atasco, representantes de México, Estados Unidos y Canadá firmaron en Ciudad de México una nueva versión del pacto comercial de carácter regional T-MEC. Con ello dan por superado el último obstáculo y quedan a la espera de la ratificación por parte de los Congresos de los tres países.

Anuncios

Luego de 25 años de funcionamiento, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está más cerca de ser reemplazado por un nuevo pacto, el cual, según los involucrados, ofrece mayores garantías comerciales y laborales para los países involucrados; se trata del T-MEC o USMCA.

A la firma del acuerdo, realizada en Ciudad de México este 10 de diciembre, asistieron el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador; su subsecretario para América del Norte, Jesús Seade; la viceprimera ministra canadiense Chrystia Freeland; y por Estados Unidos el representante comercial Robert Lighthizer y el asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner.

López Obrador definió el tratado como "una acuerdo económico de grandes dimensiones" que "significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México", mientras se respetan las "soberanías" de las tres naciones. El mandatario mexicano resaltó que "lo que se firma hoy es el acuerdo de los gobiernos, pero aún necesitamos la ratificación de los Congresos".

Lighthizer y Freeland expresaron su satisfacción sobre el consenso de quienes participaron: representantes de todo el espectro político, más allá de las fronteras. "No es nada menos que un milagro que todos nos hayamos unido. Creo que eso es un testimonio de lo bueno que es el trato", dijo Lighthizer y fue más allá al calificar el trato como "el mejor acuerdo comercial de la historia".

Freeland fue un poco más moderada y expresó que el T-MEC es "de importancia crítica para nuestros países" y aseguró que es un tratado comercial "actualizado, mejorado y modernizado para el siglo XXI".

De acuerdo con los representantes de los tres países involucrados, la revisión del acuerdo comercial firmado en noviembre de 2018 al margen de la cumbre de países del G20 celebrada en Argentina, prevé además de mejorar la aplicación de derechos para los trabajadores, mantener bajos los precios de los medicamentos biológicos bajo una condición de patente.

El texto también incluye que el 75 % de los componentes de automóvil se fabriquen en Estados Unidos, Canadá y México para evitar aranceles y que el 40 % de las piezas sean hechas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares la hora para 2023, detalló EFE.

La bancada demócrata estadounidense respaldó los cambios al acuerdo y desbloqueó el proceso

Más temprano, los integrantes del Partido Demócrata estadounidense calificaron como una "importante victoria" los cambios alcanzados en el tratado comercial el cual, a pesar de haberse firmado a finales del año 2018, no ha podido ser ratificado por los parlamentos de los países.

Horas antes de la firma del acuerdo en Ciudad de México, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, informó que las modificaciones realizadas al acuerdo reflejan una mejora significativa respecto al TLCAN, el cual data de 1994 y ha sido duramente criticado por la Administración de Donald Trump. 

"No hay duda, por supuesto, de que este acuerdo comercial es mucho mejor que el TLCAN (…) Este pacto es infinitamente mejor de lo que inicialmente propuso la Administración", dijo Pelosi durante un encuentro con la prensa este 10 de diciembre.

La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa sobre el posible impeachment contra el presidente Donald Trump, en Washington D.C., Estados Unidos, el 14 de noviembre de 2019.
La líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa sobre el posible impeachment contra el presidente Donald Trump, en Washington D.C., Estados Unidos, el 14 de noviembre de 2019. EFE
Por otro lado, la máxima autoridad de la Cámara Baja de EE.UU. refirió que los cambios alcanzados en el nuevo acuerdo se producen gracias a lo que definió como "disposiciones más estrictas de los demócratas para hacer cumplir el pacto". 

La agencia de noticias AP reveló que durante la noche del lunes 9 de diciembre Pelosi participó en un encuentro privado en el que destacó las bondades del nuevo acuerdo alcanzado: "Esto es lo correcto para nuestra situación comercial, para nuestros trabajadores. ¿Por qué no lo haríamos?", dijo la legisladora respondiendo una pregunta en la que se le consultaba sobre el porqué darle una victoria política a Donald Trump. 

Trump y su promesa de reemplazar el TLCAN

Uno de los adversarios más enconados que ha tenido el TLCAN en los últimos años ha sido el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El magnate prometió su modificación en campaña y encabezó esfuerzos para lograr su modificación durante el primer año en el poder.

"El gran proyecto del tratado comercial USMCA desde Estados Unidos se ve bien. Será el mejor y más importante acuerdo comercial jamás hecho por Estados Unidos. Bueno para todos: agricultores, fabricantes, energía, sindicatos, un tremendo apoyo (…) ¡Es importante destacar que finalmente terminaremos el peor acuerdo comercial de nuestro país, el TLCAN!" escribió Trump a través de un mensaje en la red social Twitter antes de la firma del acuerdo.

Desde su ascenso al poder, Trump impulsó meses de discusiones hasta que los tres países lograron alcanzar un acuerdo.

Las modificaciones realizadas al texto fueron respaldadas por el principal sindicato estadounidense AFL – CIO, el cual indicó que los cambios se producen tras un largo trabajo junto a legisladores y miembros de la Administración Trump. 

"No se equivoquen, exigimos un acuerdo comercial que beneficie a los trabajadores y luchamos todos los días para negociar este acuerdo. Y ahora hemos logrado un trato que los trabajadores pueden apoyar con orgullo", dijo el presidente de AFL - CIO , Richard Trumka, a través de un comunicado.

La firma del acuerdo este 10 de diciembre allana el camino para que los Congresos de los tres países le den el visto bueno al texto y se empiece a ejecutar; aunque el jefe del Senado estadounidense, Mitch McConnell, ya descartó que la ratificación de esa Cámara se dé en el presente año.

Con Reuters, EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.