Saltar al contenido principal
Migrantes

Guías turísticos y manteros: migrantes esquivan la falta de oportunidades en Europa

France 24

Gracias a iniciativas propias o de colectivos, algunos migrantes africanos han encontrado opciones en Europa para sobrevivir. En Italia, un grupo de ellos trabaja como guías turísticos y lo hacen mezclando las experiencias adquiridas en sus países con la belleza de Roma. En Barcelona, manteros que se dedicaban a ventas ambulantes ahora tienen su propia tienda. 

Anuncios

"Aquí en Roma hay fuentes de agua en cada rincón de la ciudad y puedes beber agua potable fácilmente. De donde yo vengo hay solo una fuente de agua para dos pueblos enteros". Esta es una de las frases que pueden escuchar los turistas en Roma mientras pasean por los rincones de la histórica ciudad. Los narradores son migrantes africanos que trabajan como guías turísticos; mientras cuentan historias sobre la capital italiana, hacen un paralelo con la realidad que vivían en sus países de origen.

Es una iniciativa inédita liderada por la Asociación Laboratorio 53. “Cada caminata se compone de 5, 6 o 7 historias de audio. Cada una contada por un migrante diferente. Hay algunos que vienen de Benín, Siria, Pakistán o Mali", explica Marco Stefanelli, integrante de Laboratorio 53.

Los organizadores de esta iniciativa piensan desarrollarla en otras ciudades italianas por la gran acogida que ha tenido en Roma.

"Con este proyecto la gente sabe que somos una comunidad inteligente y creativa"

Y en Barcelona, un grupo de migrantes, también procedentes de países africanos, que se empleaban como manteros en las calles abrieron su propia tienda a la que bautizaron Top Manta.  

En la ciudad está prohibida la venta en las calles. Eso había cambiado en los últimos años, ya que el Ayuntamiento les permitió a los manteros trabajar en zonas turísticas, pero ante la presión de los vecinos por la venta callejera, nuevamente las autoridades endurecieron sus políticas. "Nos miraban como animales, o como personas que no tenían ninguna idea. Y ahora con este proyecto la gente sabe que somos una comunidad inteligente y creativa", cuenta Lamine Sarr, migrante y portavoz de la tienda.

Con sus originales productos, llaman la atención del público y ahora piensan convertirse en una cooperativa con el fin de abrir más tiendas y ayudar a otros manteros que siguen vendiendo en las calles.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.