Saltar al contenido principal

Piñera promete asistencia, verdad y justicia a víctimas de violaciones a los DDHH en Chile

Anuncios

Santiago (AFP)

Apoyo a las víctimas de violaciones de derechos humanos por parte de fuerzas de seguridad durante las protestas en Chile, y un firme compromiso por alcanzar la verdad y la justicia, fueron las promesas del presidente Sebastián Piñera, al conmemorar este martes el Día Internacional de los Derechos Humanos.

El mandatario lamentó "la muerte de 24 compatriotas" y las heridas que sufrieron miles de chilenos durante las protestas sociales que estallaron el 18 de octubre, y destacó el compromiso de su gobierno para "prestar toda la asistencia que sea necesaria para aquellas personas que sufrieron las consecuencias de violaciones a los derechos humanos".

"En los últimos 52 días hemos conocido muchos casos, denuncias de atropellos a los derechos humanos; nos duele cada una de ellas", señaló.

Distintas organizaciones locales e internacionales de defensa de los derechos humanos, inclusive la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, han denunciado abusos.

Dentro de las medidas de apoyo, Piñera hizo énfasis sobre el "Plan integral de recuperación ocular", propuesto días atrás, que brinda atención gratuita a cientos de personas con lesiones oculares, incluyendo la cobertura de prótesis en los casos que sea necesario, así como asistencia psicológica, y de inserción social y laboral.

Asimismo, el mandatario destacó iniciativas públicas para acompañar a mujeres que hayan denunciado violencia sexual y a jóvenes que denunciaron vulneraciones a sus derechos.

Piñera aseguró que trabajará en el resto de su mandato -que culmina en marzo de 2022- para revisar la forma en que se regula el uso de la fuerza por parte de la policía. Y señaló que buscará reestructurar los procesos de formación tanto de Carabineros como de las Fuerzas Armadas.

Según el presidente chileno, el país también debe hacer "un gran esfuerzo de educación y de cultura" para alcanzar "una verdadera cultura de derechos humanos".

- Víctimas, con nombre y apellido -

Por primera vez, Piñera se refirió con nombre y apellido a las dos personas que perdieron completamente la vista a causa de la acción de las fuerzas de seguridad.

"Estoy pensando, por supuesto, en personas como Gustavo Gatica y Fabiola Campillay, que perdieron completamente su visión", dijo el mandatario, al reconocer las consecuencias de los procedimientos en la crisis.

Gatica, estudiante universitario de 21 años, perdió la visión por el impacto de perdigones lanzados por la policía en medio de las protestas, mientras que Campillay quedó ciega cuando una bomba lacrimógena utilizada por Carabineros para disuadir a manifestantes le impactó en la cara, cuando esperaba un autobús en la periferia de Santiago.

El presidente lamentó igualmente varios casos de integrantes de las fuerzas de seguridad que sufrieron lesiones graves mientras intentaban contener incidentes violentos desatados durante las protestas.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, un organismo local autónomo, cifró en 3.449 las personas heridas, 352 de ellos con lesiones oculares, y en 1.383 los casos de vulneraciones de derechos, que incluyen 192 denuncias de violencia sexual y 405 por supuestas torturas.

La organización Human Rights Watch (HRW) constató de su lado "graves" violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas policiales, en línea con lo denunciado también por Amnistía internacional.

En tanto, la CIDH señaló que "no hay duda" de que existieron vulneraciones en medio de las masivas manifestaciones.

Entre otras medidas que, dijo Piñera, impulsará para asegurar el respeto a los derechos humanos, detalló que se buscarán mecanismos para "proteger mejor" los derechos de personas privadas de libertad, ante el hacinamiento en prisiones de Chile.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.