Saltar al contenido principal

República Checa: al menos siete personas muertas, tras un tiroteo en un hospital

La policía acordonó el hospital universitario de Ostrava, donde ocurrió un tiroteo, en Ostrava, República Checa, el 10 de diciembre de 2019.
La policía acordonó el hospital universitario de Ostrava, donde ocurrió un tiroteo, en Ostrava, República Checa, el 10 de diciembre de 2019. REUTERS/Radovan Stoklasa

El atacante se suicidó, tras ser perseguido por la policía, según confirmó el ministro del interior, Jan Hamacek. Los hechos se registraron en la ciudad de Ostrava, oriente del país y a unos 300 kilómetros de Praga, la capital.

Anuncios

Se trata del peor ataque en República Checa, desde 2015, que deja siete personas muertas, incluido el atacante, cuyas motivaciones aún no han sido esclarecidas por las autoridades.

Todo comenzó cuando un grupo de personas se encontraba en la sala de espera de un hospital, momento en el que un hombre les disparó y huyó del lugar en su vehículo.

"Me dijeron que los muertos eran personas sentadas en la sala de espera de la sala de trauma, afortunadamente no había tantas como de costumbre", dijo el primer ministro Andrej Babis a la televisión pública checa. "Presuntamente les disparó a corta distancia”, agregó.

De acuerdo con el relato de la policía, el sospechoso fue perseguido y finalmente se suicidó. La búsqueda de los oficiales terminó cuando hallaron al sujeto muerto de un disparo en la cabeza, en el interior de su auto.
"El autor del crimen, que fue identificado, se suicidó", confirmó a la emisora pública Radiozurnal el ministro de Interior, Jan Hamacek, quien calificó lo ocurrido como “una tragedia inmensa”.

Las autoridades señalaron que el autor de los disparos era un ingeniero de construcción, de 42 años, originario de la ciudad de Opava, cerca de Ostrava, donde ocurrió el tiroteo. El atacante estaba convencido de estar gravemente enfermo y de que nadie quería atenderlo, declaró su jefe a la emisora Radio Praga.

El hombre dejó cinco personas muertas en el momento en que propinó los disparos y una más falleció en cirugía. Otras dos resultaron gravemente heridas, según explicó el director del hospital, Jiri Havrlant.
 

Un hecho poco usual en República Checa

Los ataques con armas de fuego son escasos en este país, miembro de la UE, con 10,7 millones de habitantes. Sin embargo, en los últimos años se han registrado algunos hechos violentos.

La policía investiga un tiroteo ocurrido en un hospital, en Ostrava, República Checa, el 10 de diciembre de 2019.
La policía investiga un tiroteo ocurrido en un hospital, en Ostrava, República Checa, el 10 de diciembre de 2019. REUTERS/Radovan Stoklasa

En 2015, un hombre ingresó a un restaurante en la ciudad de Uhersky Brod, en el sureste de la nación, y disparó a siete hombres y a una mujer antes de suicidarse. El pasado mes de marzo, un paciente en un hospital de Praga disparó a dos personas después de una discusión en una habitación. Uno de los atacados murió.

Tras lo ocurrido este martes 10 de diciembre, el primer ministro dijo que "es algo a lo que no estamos acostumbrados en nuestro país". "No entiendo absolutamente el motivo de este joven".

El presidente de la nación, Milos Zeman, envió sus condolencias a las familias de los fallecidos y heridos. "Estoy con ustedes de corazón, estoy pensando en ustedes, en estas horas trágicas", dijo.

Con AFP, Reuters y EFE



 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.