Saltar al contenido principal

América Latina se une en la búsqueda del avión chileno desaparecido en la Antártida

Un militar recibe a los familiares del avión siniestrado en la Antártida. En una base de la FACh, en Santiago de Chile, el 10 de diciembre de 2019.
Un militar recibe a los familiares del avión siniestrado en la Antártida. En una base de la FACh, en Santiago de Chile, el 10 de diciembre de 2019. Alberto Valdés / EFE

Un avión C130 Hércules desapareció la noche del 9 de diciembre con 38 personas a bordo cuando iba rumbo a la Antártida. La Fuerza Aérea de Chile (FACh) lo declaró siniestrado horas después de perder su rastro. El operativo de búsuqeda está contando con la ayuda de Argentina, Brasil, Estados Unidos o Uruguay. 

Anuncios

La comunidad internacional y, en especial, los países de América Latina, se están volcando en la búsqueda del avión militar chileno C130 Hércules, desaparecido durante la noche del 9 de diciembre, cuando se dirigía a la base Presidente Eduardo Frei Montalva, ubicada en la Antártida. 

El operativo de búsqueda está cubriendo un radio de 96 kilómetros alrededor del punto en el que se perdió el contacto y, en el que están participando 13 aviones y 9 buques. "Uruguay está ayudando en las labores de búsqueda con un avión C130; desde Estados Unidos están viniendo un P3 y un P8; de Brasil han enviado un P3 y de Argentina otro C130", desveló Eduardo Mosqueira, general de las Fuerzas Aéreas chilenas. 

Desde Magallanes, la región más austral de Chile, a 3.000 kilómetros al sur de Santiago, también se dirigió a los medios Alberto Espina, ministro de Defensa, quien reconoción que la esperanza de encontrar supervivientes estaba decayendo: "No habrá ninguna limitación para esclarecer lo que ocurrió y, si Dios quiere, sabemos lo complejo y difícil que será lograr ubicar el C-130 y algún sobreviviente".

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, que también se desplazó hasta la base de Cerrillos para coordinar el operativo de rescate, no pudo acudir a la investidura como presidente de Alberto Fernández, en Argentina y reivindicó en Twitter la colaboración de Jaïr Bolsonaro, presidente de Brasil, así como la de otros presidentes latinoamericanos para lograr encontrar la aeronave desaparecida. 

General Francisco Torres: "El avión se da por siniestrado porque la autonomía de vuelo se cumplió"

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) perdió el contacto por radio con un avión C130 Hércules que transportaba a 38 personas en un vuelo con dirección a la base del país en la Antártida el 9 de diciembre en horas de la noche. Las autoridades indicaron varias horas después que no eran optimistas sobre el destino del avión y posteriormente lo declararon "siniestrado".

La aeronave, que despegó a las 16:55 (hora local) de la Base Aérea Chabunco de Punta Arenas, en el sur del país austral, a más de 3.000 kilómetros de la capital Santiago, y se dirigía a la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva, donde debía aterrizar a las 19:17, tenía una carga de combustible como para poder volar hasta las 00:40 del martes.

Pero el contacto radial se perdió a las 18:13 horas del lunes, cuando el avión se encontraba a 700 kilómetros de Punta Arenas y a 500 km de su destino en la Antártida, según detalló en una rueda de prensa el director de operaciones de la FACh, el general Francisco Torres.

El Pasaje de Drake, donde se perdió rastro del avión C130 Hércules, es conocido por sus condiciones climáticas severas, que incluyen temperaturas heladas y tormentas feroces.
El Pasaje de Drake, donde se perdió rastro del avión C130 Hércules, es conocido por sus condiciones climáticas severas, que incluyen temperaturas heladas y tormentas feroces. FRANCE 24

"El avión se da por siniestrado porque la autonomía de vuelo se cumplió. A las 00:40 se da por establecido que al avión se le acaba el combustible, por lo tanto este ya no se encuentra volando", explicó Torres.

38 personas iban a bordo del C130 Hércules, 17 de ellos tripulantes, 21 pasajeros y 3 civiles

El C130 Hercules transportaba a 17 miembros de la tripulación y 21 pasajeros, incluidos tres civiles. El personal debía verificar una línea de suministro de combustible flotante y otros equipos en la base chilena. 

La tripulación al completo pertenece a la FACh y de los pasajeros, 15 son de la FACh, tres miembros del Ejército y otros tres son civiles: dos personas de la empresa de ingeniería Inproser y una de la Universidad de Magallanes.

La aeronave cumplía tareas de apoyo logístico y trasladaba personal para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva y para realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones de la zona.

Con Reuters, AP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.