Saltar al contenido principal

Aramco sale a la Bolsa de Riad y se convierte en la empresa pública más valiosa del mundo

Los participantes asisten a la ceremonia oficial que marca el debut de la oferta pública inicial de Saudi Aramco en la Bolsa de Valores de Riad, en Riad, Arabia Saudita, el 11 de diciembre de 2019.
Los participantes asisten a la ceremonia oficial que marca el debut de la oferta pública inicial de Saudi Aramco en la Bolsa de Valores de Riad, en Riad, Arabia Saudita, el 11 de diciembre de 2019. Ahmed Yosri / Reuters
Texto por: Leonardo Niño
6 min

La compañía petrolera de Arabia Saudita, Aramco, tuvo un debut espectacular en la Bolsa de Valores de Riad con un aumento del 10 % en sus primeras operaciones y una valorización inicial de 1,88 billones de dólares, más que cualquier otra compañía cotizada en el mundo.

Anuncios

Aramco, la petrolera más grande del mundo, una empresa estatal de petróleo y gas con sede central en la ciudad de Dhahran, en Arabia Saudita, debutó este 11 de diciembre en la Bolsa de Riad (Tadawul) por lo alto.

Con una breve ceremonia donde se escuchó una cuenta regresiva en árabe, el sonido de una campana, un espectáculo de luces con música y aplausos por todas partes, Aramco hizo su primera aparición en Tadawul con un precio de 35,2 riales (9,39 dólares), lo que supone una subida del 10 % sobre el valor fijado de referencia de 8,5 dólares previo a la apertura. 

Con esta alza inicial de la acción hasta los 9,39 dólares la valoración de Aramco se sitúa en 1,88 billones de dólares, lo que la convierte en la mayor empresa cotizada del mundo. Este primer precio fue determinado durante el proceso de premercado que tuvo lugar pocos minutos antes del debut de la petrolera en la Bolsa de Riad, con el símbolo 2222.

Más tarde, en una celebración en el hotel Fairmont en Riad, el presidente de la compañía, Yasir Al-Rumayyan, describió la venta como "un momento enorgullecedor e histórico para Saudi Aramco y nuestro accionista mayoritario, el Reino". Dijo, además, que demuestra un progreso significativo hacia la transformación de Arabia Saudita, el crecimiento económico y la diversificación.

Amin H. Nasser, presidente y CEO de Aramco, toca el timbre durante la ceremonia oficial que marca el debut de la Oferta Pública Inicial (OPI) de Aramco en la Bolsa de Valores de Riad, en Riad, Arabia Saudita, el 11 de diciembre de 2019.
Amin H. Nasser, presidente y CEO de Aramco, toca el timbre durante la ceremonia oficial que marca el debut de la Oferta Pública Inicial (OPI) de Aramco en la Bolsa de Valores de Riad, en Riad, Arabia Saudita, el 11 de diciembre de 2019. Página web de Saudi Aramco / vía handout Reuters

Tras la apertura, la acciones subieron hasta el techo máximo de oscilación permitido por Tadawul en un mismo día, un 10 %, y se mantiene en ese avance. Aramco ha ofertado alrededor del 1,5 % de sus títulos en las últimas semanas dentro de un proceso de suscripción de su operación de Oferta Pública de Venta (OPV).

Aramco, que tiene derechos exclusivos para producir y vender las reservas de energía del Reino, se fundó en 1933 con la Standard Oil Co. de Estados Unidos antes de ser propiedad de Arabia Saudita hace cuatro décadas. Ahora es la compañía cotizada más valiosa del mundo, pues vale más que Microsoft o Apple. También vale más que las cinco principales compañías petroleras juntas: Exxon Mobil, Total, Royal Dutch Shell, Chevron y BP. 

La compañía está vendiendo el 0,5 % de sus acciones a inversores minoristas individuales, la mayoría de los cuales son ciudadanos sauditas, y el 1 % a inversores institucionales, la mayoría de los cuales son fondos sauditas y del Golfo. La porción minorista se limitó a ciudadanos sauditas, residentes de Arabia Saudita o nacionales de los estados del Golfo Pérsico.

Un triunfo para el príncipe heredero Mohammed bin Salman

Aramco recaudó un récord de 25.600 millones de dólares en su Oferta Pública Inicial (OPI) la semana pasada, siendo la culminación de un esfuerzo de un año por parte del príncipe heredero Mohammed bin Salman para abrir el gigante de la energía a inversores externos y recaudar fondos para ayudar a diversificar la economía lejos del petróleo.

Bin Salman planea usar el dinero recaudado de la venta de una astilla de la joya de la corona del Reino para diversificar la economía del país y financiar importantes proyectos nacionales que generen empleos para millones de jóvenes sauditas que ingresan a la fuerza laboral.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, asiste a la 40a Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Riad, Arabia Saudita, el 10 de diciembre de 2019.
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, asiste a la 40a Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Riad, Arabia Saudita, el 10 de diciembre de 2019. Ahmed Yosr / Reuters

Lo que el príncipe había buscado inicialmente era una valoración de 2 billones de dólares para Aramco y la venta de hasta el 5 % de la compañía, en una Bolsa de Valores internacional y en el mercado saudita, que podría recaudar 100.000 millones de dólares.

En cambio, los compradores potenciales fuera de Arabia Saudita pensaron que su valoración de 2 billones de dólares era demasiado alta. Con las ganancias logradas en Tadawul y un fuerte impulso local, la compañía está muy cerca de alcanzar esa marca sin siquiera cotizar internacionalmente.

Pero el Reino recortó los planes originales para vender una participación del 5 % e incluyó una cotización extranjera luego de un tibio interés de inversores internacionales preocupados por la gobernanza de Aramco, el medio ambiente y la inestabilidad regional, particularmente después de los ataques con aviones no tripulados en las principales instalaciones de Aramco en septiembre. La compañía vendió solo una participación del 1,5 % y dependió principalmente de compradores nacionales y regionales.

Los esferoides en reconstrucción se ven en las instalaciones petroleras de Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019.
Los esferoides en reconstrucción se ven en las instalaciones petroleras de Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019. Maxim Shemetov / Reuters

"Esta es la mayor operación pública de venta de acciones de la historia de la humanidad y el Reino puede estar inmensamente orgulloso", dijo Al-Rumayyan, durante el acto previo al momento de la salida a bolsa de la petrolera.

Por su parte, el director ejecutivo de la petrolera, Amin Nasser dio la bienvenida a los inversores "al viaje para entregar energía al mundo", y añadió que la empresa se mantendrá "firmemente enfocada en la seguridad, las capacidades operativas y un enfoque financiero disciplinado".

Tadawul anunció la semana pasada que limitará el peso de los valores de sus índices para que ninguna compañía represente más de un 15 % y así evitar que grandes empresas como Aramco distorsionen los índices selectivos. Aramco es la mayor petrolera del mundo con una cuota del 10 % en la producción mundial de crudo.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.