Saltar al contenido principal

Banco Central de Brasil recorta su tasa básica a nuevo mínimo histórico de 4,5%

Anuncios

Brasilia (AFP)

El Banco Central de Brasil (BCB) recortó el miércoles por cuarta vez consecutiva su tasa básica, de 5% a un nuevo mínimo histórico de 4,5%, e indicó que sus próximos pasos estarán dominados por la "cautela".

La decisión, adoptada por unanimidad de los nueve miembros del Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB, coincide con la proyección de la gran mayoría de los analistas.

El Copom evaluó en un comunicado que "el proceso de recuperación de la economía brasileña ganó tracción" en el tercer trimestre, en tanto que la inflación se encuentra "en niveles confortables".

Pero ve algunos "factores de riesgo" inflacionario, que podrían acrecentarse en caso de "eventual frustración respecto a la continuidad de las reformas y a la perseverancia en los ajustes necesarios en la economía brasileña".

Por todo ello, "el Copom entiende que el actual ciclo económico recomienda cautela en la conducción de la política monetaria" y destaca que "sus próximos pasos seguirán dependiendo de la evolución de la actividad económica, del balance de riesgos y de las expectativas de inflación".

Los sectores industriales aplaudieron la decisión.

La tasa básica Selic a 4,5% "representa la mayor mudanza estructural de la economía desde el control de la inflación" a los años 90, afirmó el presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, Paulo Skaf.

"Por primera vez, después de décadas de tasas elevadísimas, iniciaremos 2020 con tasas bajas y la previsión de que permanezcan así por un largo período. Son excelentes noticias, porque finalmente tendremos un ambiente de negocios favorable a las inversiones, a la generación e empleos y de renta, lo cual posibilitará una mayor celeridad en la recuperación económica del año", agregó.

El BCB realizó doce recortes sucesivos de la tasa básica Selic entre octubre de 2016 y marzo de 2018, llevándola de 14,25% a 6,5%, y la mantuvo en ese nivel hasta julio de este año, cuando la rebajó a 6%, antes de recortarla a 5,5% en septiembre, a 5% a fines de octubre y a 4,5% este miércoles.

El Copom ya había indicado que podría tomar esta decisión en su precedente reunión, y la mantuvo pese a la depreciación de casi un 6% del real frente al dólar de noviembre y al fuerte aumento del precio de los alimentos.

La presión sobre la inflación debería ser mayor en 2020, dado que el centro de la meta fijado por el BCB (con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales) pasará de 4,25% en 2019 a 4% .

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.