Saltar al contenido principal

Escocia y su nuevo grito de independencia a propósito de las elecciones del 12D

Nicola Sturgeon, líder del Partido Nacional Escocés, al frente de la campaña para la independencia de Escocia en medio de las elecciones en Reino Unido.
Nicola Sturgeon, líder del Partido Nacional Escocés, al frente de la campaña para la independencia de Escocia en medio de las elecciones en Reino Unido. Russell Cheyne / Reuters

La posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, con el posible triunfo de un gobierno Conservador, ha avivado el sentimiento de independentismo escocés. El Partido Nacional de Escocia (SNP), que lidera las encuestas en esa región, ha prometido un nuevo referendo de independencia para 2020, lo que sin duda pone en riesgo el futuro de Gran Bretaña.

Anuncios

Escocia es reconocida internacionalmente por su enorme variedad en whisky, su exquisito salmón, su producción petrolera, los bailes típicos con hombres que usan faldas de cuadros, por ser la inspiración del éxito editorial 'Harry Potter' y por su vocación independentista.

Esta se remonta siglos atrás luchando contra Inglaterra. El antecedente más reciente de su intento de independencia fue en 2014. En ese entonces, mantenerse en el Reino Unido obtuvo un 55,3 % mientras que salir alcanzó un 44,7 % de la votación.

Si bien este resultado muestra una mayoría que quería permanecer, este también permitía prever que la independencia no se olvidaría tan rápido.

Luego vino el referendo del Brexit en 2016 que evidenciaba la preferencia de Escocia de permanecer dentro de la Unión Europea más que en Reino Unido. Sin embargo, contradiciendo todos los pronósticos, el Brexit ganó y exacerbó, nuevamente, el ánimo independentista ya que Escocia se ha identificado abiertamente como un país pro-Europa. Permanecer en la UE ganó con un 62 por ciento.

Este es un asunto primordial para ese país. El SNP (Partido Nacional Escocés), al que las encuestas proyectan que aumentará su bloque en Westminster en las elecciones generales del 12 de diciembre, ha prometido que en el segundo semestre de 2020 realizará otro referendo de independencia.

"A pesar de que todas las autoridades locales en Escocia votaron para permanecer en la Unión Europea, Boris Johnson y Westminster ahora están tratando de arrastrar a Escocia en contra de nuestra voluntad", afirmó el SNP en su manifiesto.

Un manifestante sostiene una bandera durante una manifestación por la independencia pro-escocesa en Glasgow, Escocia, el 2 de noviembre de 2019.
Un manifestante sostiene una bandera durante una manifestación por la independencia pro-escocesa en Glasgow, Escocia, el 2 de noviembre de 2019. Russell Cheyne / Reuters

La codirectora del Centro de Cambio Constitucional de la Universidad de Edimburgo, Nicola McEwen, explicó a France 24 que la independencia no es la prioridad, pero el Brexit ha cambiado tanto al país como a los partidos desde 2014.

"El Brexit afectará a los poderes y responsabilidades del Parlamento escocés. Y el hecho de que es un proceso que se está desarrollando a pesar del claro compromiso de Escocia de quedarse (en la UE), ha fortalecido para que los nacionalistas digan que el Reino Unido no se acomoda a las preferencias distintivas de Escocia", expone McEwen.

Por su parte, el reconocido experto en política sir John Curtice, de Strathclyde University, dice que "en promedio, el apoyo a la independencia en las encuestas en Escocia es del 49% y todo el creciente apoyo a la independencia desde el año pasado provino de quienes votaron por permanecer. Entonces, la cuestión del futuro de Escocia en la unión es problemática".

Reino Unido tendrá que pensar en cómo mantener a Escocia en la Unión

Las últimas encuestas proyectan un triunfo para el partido Nacional Escocés, lo que les garantiza más sillas en el Parlamento de Westminster, fundamentales para sus planes independentistas y de parar el Brexit. Actualmente tienen 35 diputados y pueden alcanzar más de 40.

Aunque el SNP gane, el referendo solo será una realidad con la aprobación del Parlamento y del primer ministro Boris Johnson, que ha repetido constantemente en esta campaña que no lo permitirá. Pero la presión que seguramente ejercerá el SNP podrían obligar a que Johnson lo apruebe.

"Esa es una posición difícil de mantener si el apoyo de los conservadores se erosiona significativamente en Escocia y si hay un creciente apoyo a la independencia. Sin embargo, ninguno de estos resultados está garantizado", sostiene McEwen.

Curtice afirma que "en algún momento, la ideología tendrá que ser desplazada por la diplomacia y el gobierno del Reino Unido tendrá que pensar en cómo mantener a Escocia en la Unión porque lo que parece ser cierto es que el Brexit ahora está minando ese apoyo".

El poder de Escocia en la Unión

El argumento principal de quienes promueven la independencia de Escocia es que con el Brexit, la próspera economía resultará afectada negativamente y resaltan como una de esas desventajas la salida del mercado común.

Además, con la independencia, Escocia tendría control de las reservas petroleras en el Mar del Norte que puede ser una gran fuente de ingresos para ese país.  

Escocia es después de Inglaterra el país con más poder adquisitivo e industrias de la Unión. Su población es de apenas un poco más de cinco millones de personas, sus mayores exportaciones son de alimentos y bebidas, whisky, servicios profesionales y petróleo.

Si prospera ese segundo referendo pro-independencia, y una vez afuera del Reino Unido, Escocia podría buscar su ingreso como miembro independiente a la Unión Europea.

"De alguna manera, el Brexit hace que una membresía independiente para Escocia en la UE sea más sencilla. En lugar de buscar un proceso de ampliación interna, para el cual no existe ninguna disposición en los tratados, sería un proceso de adhesión normal", explica McEwen.

El futuro de Escocia en el Reino Unido y en la Unión Europea es desconocido. Lo evidente es que Escocia e Inglaterra están en caminos muy distintos.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.