Saltar al contenido principal

Falta de drenaje causó tragedia de dique minero en Brasil, dicen expertos

Anuncios

Brasilia (AFP)

El colapso del dique minero de Vale que en enero dejó 270 muertos y desaparecidos en Brumadinho (sudeste de Brasil) se debió a la acumulación de agua y la falta de drenaje, aunque las instalaciones no mostraran previamente señales de inestabilidad, según un informe publicado el jueves.

Un grupo de especialistas contratados por la compañía multinacional brasileña Vale "constató que el rompimiento y el resultante deslizamiento de lodo se debió a la licuefacción estática de los desechos del dique", es decir que los residuos se convirtieron en lodo por la acumulación de agua, indica el reporte.

El 25 de enero, el colapso del dique en la mina Corrego do Feijao liberó millones de toneladas de residuos en cuestión de segundos en el municipio de Brumadinho, del estado de Minas Gerais. La búsqueda de cadáveres ha continuado hasta la actualidad, y el saldo es de 257 muertos y 13 desaparecidos.

Según el informe, el dique tenía un "drenaje insuficiente" y acumuló agua en plena época de lluvias, lo que derivó en que se llenara de desechos "blandos" y "pesados", por su alto contenido de hierro. La presión generó entonces un "dique marginalmente estable", es decir "cerca del rompimiento en condiciones de no drenaje".

No obstante, el texto señala que el dique "no mostró señales de inestabilidad, como grandes deformaciones que provocasen rajaduras o hinchazones antes del rompimiento".

Aunque el análisis de datos posterior identificó "pequeñas deformaciones en los doce meses previos al rompimiento", se trataba de "deformaciones pequeñas y demasiado lentas como para ser detectadas por el radar de suelo y los demás dispositivos de vigilancia", agrega.

El informe no hace referencia a resultados de otras investigaciones.

La Agencia Nacional de Minería (ANM) indicó el 5 de noviembre que Vale estaba al tanto de problemas en el sistema de drenaje instalado siete meses antes del desastre. El 10 de enero, dos semanas antes del colapso, dos artefactos que medían la presión líquida marcaron el nivel de emergencia, de acuerdo con la ANM.

Al menos siete empleados de Vale, ninguno de alta responsabilidad, y seis trabajadores de la auditora alemana TUV SUD son investigados por usar información falsa para certificar que el dique de Brumadinho cumplía con los requerimientos de seguridad.

La ANM publicó su informe exactamente cuatro años después del colapso de otra represa que era propiedad de Samarco, una empresa conjunta de Vale y la anglo-australiana BHP, en el municipio de Mariana, también en Minas Gerais.

El alud de residuos mató en esa ocasión a 19 personas y recorrió más de 600 km por el río Doce y sus afluentes hasta desembocar en el océano Atlántico, en la peor catástrofe ambiental de Brasil.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.