Saltar al contenido principal

Reino Unido: el Partido Laborista, en su laberinto

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, antes de una reunión previa al consejo del Partido de los Socialistas Europeos en Albert Hall en Bruselas, Bélgica, el 17 de octubre de 2019.
El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, antes de una reunión previa al consejo del Partido de los Socialistas Europeos en Albert Hall en Bruselas, Bélgica, el 17 de octubre de 2019. Piroschka van de Wouw / Reuters

Mientras los británicos eligen el nuevo Parlamento que concretará el Brexit, el Partido Laborista, segundo en mayorías, enfrenta una investigación de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos por denuncias sobre antisemitismo institucional.

Anuncios

Los expertos prevén que, aunque las propuestas de ese partido son populares, las quejas que recaen sobre el jefe del laborismo, Jeremy Corbyn, podrían hacerle perder poder en Westminster. 

No importa el viento helado del invierno. No hay tiempo que perder. La caza de votos es hasta el último minuto y Londres es uno de los bastiones a conquistar.

En Islington South, en el norte de la ciudad, territorio electoral de Jeremy Corbyn, Paddy Hannam, de 22 años, es candidato por el Partido Brexit pero antes fue un fiel laborista que votó en dos oportunidades por Corbyn.

"No puedo aceptar lo que está haciendo el laborismo, que es decir que necesitamos tener otro referendo (sobre el Brexit)", dice.

La posición poco clara del Laborismo sobre el Brexit (el divorcio del Reino Unido de la Unión Europea) fue apenas una de las razones para moverse a otro partido. Para Paddy, se debe respetar la democracia y la voluntad de la mayoría que votó por salir de la Unión Europea en 2016.

"No puedo votar por un partido racista"

No muy lejos de esta zona, está Golders Green, también en el norte de Londres y hogar de una gran comunidad judía que desde ya declara su territorio decantado hacia el Partido Conservador, ante el temor que les produce un gobierno Laborista.

Los miembros de la comunidad aseguran que el partido, y especialmente el jefe de este, promueven una cultura antisemita.

"No es el típico, el Partido Laborista que era en aquellos días que cuidaba a la gente. Él (Corbyn) está apoyando el terrorismo, no creo que se pueda confiar en él", afirma Jeffrey Alexander.

Laboristas con su líder, Jeremy Corbyn, haciendo campaña en Renishaw, el 25 de noviembre de 2019.
Laboristas con su líder, Jeremy Corbyn, haciendo campaña en Renishaw, el 25 de noviembre de 2019. Jon Super / Reuters


En el pasado, Golders Green fue laborista pero desde 2010 ha votado conservador.

"No puedo votar por un partido racista y, por lo que yo creo, los laboristas son un partido racista porque odian a los judíos. No puedo votar por Jeremy Corbyn como su líder. Voté por los laboristas en tiempos de Tony Blair,pero no podría hacerlo ahora", señala a France 24 Amir Lagnado.

El Movimiento Laborista Judío, con casi 100 años de historia, se distanció por permitir lo que llama "racismo antijudío. Acusan a Jeremy Corbyn de facilitar un ambiente que tolera el antisemitismo.

Por ello, para esta campaña, apoyaron a unos pocos candidatos y no siguieron las directrices de la colectividad.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.