Saltar al contenido principal

Evitas y Perones se multiplican en las calles y bares de Buenos Aires

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Entre mito y realidad, las imágenes de Evita o Perón se multiplican en Buenos Aires, propulsados por la presidencia de Alberto Fernández que reinstauró al peronismo en el poder en Argentina.

En un acto cargado de simbolismo, el gobierno volvió a iluminar esta semana las imágenes de Eva Perón en las fachadas del edificio del Ministerio de Desarrollo Social en la emblemática Avenida 9 de Julio de Buenos Aires.

Estas solarizaciones de fotografías emblemáticas, inauguradas en 2011 para el 59 aniversario de la muerte de Eva, habían sido apagadas en 2016, un año después de la llegada al poder del liberal Mauricio Macri.

Durante el gobierno de Macri la imagen de Eva o del tres veces presidente Juan Domingo Perón tomó un cariz de resistencia que se repitió en restaurantes y bares con temática peronista, como Perón Perón o Santa Evita.

- "El peronismo nunca murió"-

Disfrazados con vestimenta típica de los años 1940, hombres y mujeres salieron este año a las calles a bailar al ritmo de la marcha peronista, en protesta contra Macri. Esta semana en cambio, estos Perones y Evitas celebraron la asunción de Fernández en la histórica Plaza de Mayo.

"El peronismo nunca murió, lo han querido matar desde 1955 en adelante pero no lo han conseguido", afirmó Felicitas Elías, profesora de la Universidad de Buenos Aires y coordinadora de la Cátedra Abierta Eva Perón.

La historia del peronismo cala hondo en Argentina, donde ha gobernado 36 años desde su creación en 1946, es decir la mitad de su propia historia.

En el restaurante Perón Perón, la "resistencia" quedó atrás. Con todo el fervor del que son capaces, decenas de hombres y mujeres entonan himnos en homenaje al nuevo presidente.

En una pared repleta de dibujos y garabatos, se lee la famosa frase de Perón: "Aunque nos derriben mil veces, mil veces volveremos".

"Tiene eso maravilloso que es el peronismo", cuenta Mauro sobre el lugar decorado con un rejunte colorido de memorabilia.

Los nombres de los tragos son alusivos al movimiento: "Peronchos", "Viva Perón, carajo" o "Descamisados (los pobres y los trabajadores)".

Su dueño, Daniel Narezo Roig, explica que la idea es juntar personas "con las mismas ideas".

- Santa Evita -

Evita, conocida como la abanderada de los descamisados, contribuyó al mito tras fallecer en 1952 de un cáncer a los 33 años.

Florencia Barrevientos, dueña de Santa Evita, un restaurante con un enorme dibujo de la exprimera dama, explica que "hasta hace un tiempo era un lugar de resistencia, donde se respiraba un clima de angustia e incertidumbre; hoy se respira un clima de esperanza y alegría".

Nacida en 1919 en un pequeño pueblo cerca de Buenos Aires, Eva Duarte se convierte en leyenda tras su matrimonio con Perón, con quien forma un tándem que cambia la historia del país.

A partir de allí nace la "evitamanía", también reflejada en el Museo Evita enclavado en uno de los barrios más acomodados de Buenos Aires.

"Lo de Nestor", es un restaurante en homenaje al fallecido expresidente Nestor Kirchner (2003-2007) y su esposa, la expresidenta Cristina Férnandez (2007-2011 y 2011-2015), que esta semana regresó al poder de Argentina como vicepresidenta.

A Anita Nocenti, una politóloga de 24 años le atrae sobre todo "la mística del lugar, las imágenes, adonde veas hay peronismo".

- "No dejan gobernar" -

Teresa, una mujer de 72 años que votó a Macri, cree que en Argentina un gobierno tiene que ser peronista para que funcione. "De lo contrario no te dejan gobernar".

Amado u odiado por igual, los argentinos dicen que para entender al peronismo hay que ser argentino.

Carlos Malamud, investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano en Madrid, de origen argentino, cree que el peronismo busca "tocar las fibras más sensibles de la gente destacando la labor de Perón y Evita por el bienestar popular. Eso eso es lo que ha reflotado esta nueva administración".

"A medida que afloran estos sentimientos se hace más difícil hablar de los problemas actuales de Argentina", añade.

Según el analista, la incógnita es qué peronismo va a gobernar "uno más ortodoxo o el peronismo k de izquierda de Cristina".

Los peronistas para defender su unidad siempre citan a su fundador: "Los peronistas somos como los gatos. Cuando nos oyen gritar creen que nos estamos peleando, pero en realidad nos estamos reproduciendo".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.