Saltar al contenido principal

Colombia: dos jóvenes llevados a la fuerza en autos ‘particulares’ por la Policía

Capturas de pantalla de videos del 10 de diciembre en donde jóvenes son llevados a la fuerza por la Policía en autos 'particulares'.
Capturas de pantalla de videos del 10 de diciembre en donde jóvenes son llevados a la fuerza por la Policía en autos 'particulares'. Videos publicados en Twitter

La Policía colombiana obligó a dos jóvenes a ingresar a carros ‘particulares’ - que no llevaban distintivos oficiales de las fuerzas del orden público - el 10 de diciembre, en medio de unas protestas en Bogotá. Es lo que muestran varios videos aficionados que causaron controversia en el país, donde los métodos de las autoridades ya habían sido muy criticados últimamente.

Anuncios

El 21 de noviembre se inició una movilización inédita en Colombia contra las políticas económicas y sociales del Gobierno. Desde esa fecha, hay concentraciones prácticamente cada día en el país, a menudo reprimidas por las fuerzas del orden público, como lo denuncian varias organizaciones de derechos humanos.

En la noche del 10 de diciembre, la Policía colombiana fue muy criticada de nuevo después de la publicación de tres videos en las redes sociales. Fueron grabados en Bogotá, cerca de la Universidad Nacional, donde ocurrieron enfrentamientos entre uniformados y manifestantes, en medio de unas protestas.

"¡Auxilio! ¡La policía me secuestró!"

Los dos primeros videos fueron grabados por una pareja que transitaba en su vehículo por la zona, sin participar en las protestas. En el primer video se ve a agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), una unidad especial de la Policía, que obligan a una joven a ingresar a un auto sin insignias oficiales y que arranca después (geolocalización aquí). En este momento la pareja empieza a seguir el vehículo.

"Acaban de subir a una chica a este carro los policías y no se sabe para dónde la llevan", dice la mujer. Luego, la pareja llega a la altura del coche, y se puede ver a la joven gritando por la ventana: "¡Auxilio! ¡La Policía me secuestró!". El conductor le dice: "Tranquila, que yo voy detrás de ti".

En el segundo video se ve a la joven haciendo señas a la pareja que venía detrás del auto (geolocalización aquí). Luego, el vehículo se detiene en medio de la avenida y se ve a la joven salir del mismo y dirigirse hacia la pareja. "Yo necesito devolverme, [...] yo iba con mi novio y a mi novio lo cogieron", le cuenta la afectada entre lágrimas. Los 57 primeros segundos de este video corresponden a los 57 últimos segundos del primer video.

Entrevistada por una radio local, la pareja que grabó los hechos explicó que decidió seguir el auto porque tenía los vidrios polarizados, "para evitar que le pasara algo a ella".

Otro joven también llevado a la fuerza en un vehículo que no tenía insignias oficiales

Un tercer video fue publicado en las redes sociales (geolocalización aquí). Pero nuestra redacción consiguió una versión más larga y de mejor calidad de este video, donde se ve claramente a policías que suben a un joven a un auto sin distintivos oficiales. "Acaban de subir a un muchacho a un carro, personas del ESMAD. La placa, no la alcanzo a ver", asegura el autor del video. Luego el coche arranca.

"El joven gritó que lo iban a secuestrar"

Entrevistado por la redacción de Los Observadores de France 24, el autor del video contó:

"Alrededor de las 21:30, llegaron cerca de 30 motos de la Policía. Rodearon al joven - no sé por qué - y alejaron a la gente que se encontraba cerca. A las 21:40 un carro llegó. Un hombre vestido como civil salió de este carro y se dirigió de forma calmada hacia donde estaban los policías. Al principio pensé que era un familiar que había llegado para intentar rescatar al joven de ese lugar… Luego se devolvió hacia el vehículo con el joven que habían retenido. Pero al llegar al vehículo, el joven se escapó. En ese instante, pude ver que el hombre vestido como civil tenía un radio y pidió apoyo a todos los policías para atraparlo. Luego, el joven gritó que lo iban a secuestrar. Entonces comencé a grabar".

María Fernanda Pérez Ramírez, la joven que podemos ver en los dos primeros videos, fue rápidamente identificada y dejada libre la misma noche. Sin embargo, poco se había conocido del joven del tercer video antes del 12 de diciembre, cuando varios medios de comunicación locales lograron confirmar que se trataba de Carlos Russi y que había sido puesto en libertad también. Aseguró que fue "golpeado" en el trayecto.

¿Por qué estos videos causaron tanta controversia?

Estos videos crearon polémica por distintas razones, mencionadas por organizaciones estudiantiles y de derechos humanos. Entrevistados por el diario El Tiempo, varios expertos dijeron que era "ilegal" subir y trasladar a personas capturas a vehículos "particulares", es decir sin distintivos oficiales de la policía. Este método generó mucha inquietud en un país donde los secuestros todavía son comunes y donde las fuerzas del orden ya estuvieron involucradas en casos de desapariciones forzadas en el pasado.

Además, las organizaciones de derechos humanos denunciaron el hecho de que los dos jóvenes fueron detenidos mientras que ni representaban un peligro para la sociedad, ni estaban cometiendo un delito, al parecer.

En último lugar, muchos colombianos no entendieron por qué la joven fue dejada libre, en medio de la avenida, si el procedimiento había cumplido con todos los requisitos.

Por eso, la Procuraduría General de la Nación abrió indagación por "presunta retención irregular de ciudadana". Del mismo modo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a las autoridades colombianas a "asegurar que los procedimientos de detención se encuentren apegados a [...] la ley" y a "garantizar el derecho a la protesta".

La respuesta de la Policía

El 11 de diciembre, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Hoover Penilla, dio su versión sobre el caso de la joven. Aseguró que el uso de este tipo de auto era legal. Dijo que este vehículo llegó "casualmente" a la zona y que fue utilizado para transportar a la joven porque el ESMAD no disponía de otro vehículo en este momento.

Agregó que fue llevada "para identificarla y determinar el motivo de su participación dentro del bloqueo".

Por fin, dijo que los policías la dejaron libre por cuenta de la “presión ciudadana”. Reconoció sin embargo que fue una “falla en el procedimiento” y que hubieran debido terminar el operativo, en lugar de interrumpirlo.

No obstante, Hoover Penilla no dio explicaciones con respecto a lo que ocurrió con el joven, y agregó: "Les pido que no cuestionen todo lo que hacen nuestros policías."

Varios sectores de la sociedad colombiana están exigiendo la disolución del ESMAD, criticado por sus acciones violentes en el marco de las protestas. Durante estos últimos días, esta demanda ha sido debatida hasta en el Congreso.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.