Saltar al contenido principal

Trump aprueba un acuerdo comercial con China "de primera fase" para rebajar las tensiones

171/5000
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, se dan la mano después de hacer declaraciones conjuntas en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 9 de noviembre de 2017.
171/5000 El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, se dan la mano después de hacer declaraciones conjuntas en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 9 de noviembre de 2017. Damir Sagolj / Reuters

Un año y medio de guerra comercial después, Estados Unidos y China alcanzan una tregua que despeja el camino a la escalada de aranceles impuestos por el presidente estadounidense al gigante asiático.

Anuncios

"Acercándome mucho a una gran oferta con China. Ellos lo quieren ¡y nosotros también!", insinuó el pacto el líder estadounidense en su cuenta de Twitter el jueves 12 de diciembre. Un acuerdo de "paz comercial" anticipado por la Casa Blanca, pero que las autoridades de Beijing no lo confirmaron hasta este viernes.

Finalmente, Estados Unidos y China lanzaron comunicados oficiales de manera separada que abren formalmente una nueva etapa. Luego de 18 meses de incesante guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles, el pacto implica la retirada parcial de aranceles y el aumento de las compras chinas de productos de Estados Unidos.

"Hemos acordado la primera fase de un acuerdo comercial muy grande con China. Han aceptado muchos cambios estructurales y enormes compras de bienes manufacturados, productos agrícolas y energéticos", afirmó Trump el viernes en la red social.

El acuerdo de tregua incluye también la suspensión de la nueva ronda de aranceles a las importaciones chinas, por valor de 165.000 millones de dólares, que Washington tenía previsto imponer este fin de semana. "Los aranceles previstos para el 15 de diciembre no serán aplicados por el hecho de haber alcanzado el acuerdo", dijo Trump.

Unas tasas que afectarían a productos estratégicos como móviles, ordenadores, juguetes y ropa e implicaría la guerra comercial total, dado que prácticamente todas las importaciones chinas pasarían a estar gravadas con nuevos impuestos; lo que afectaría directamente a los consumidores finales. 

El mandatario republicano dijo que las negociaciones sobre la fase dos del acuerdo comenzarán de manera inmediata, sin esperar hasta las elecciones de 2020. Una noticia que beneficia al mandatario de cara a sus electores, en un momento delicado debido al proceso con miras a un juicio político abierto contra el magnate.

China se compromete a incrementar su gasto en productos agrícolas estadounidenses

Trump señaló que espera que China duplique las compras anuales de productos agrícolas estadounidenses hasta alcanzar un valor anual de 50.000 millones de dólares. "Cariñosamente, le digo a los granjeros y agricultores que van a tener que comprar tractores mucho más grandes porque –el pacto- supone una enorme cantidad de negocio", aseguró bromeando.

Por su parte, el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, confirmó simultáneamente en una rueda de prensa que este acuerdo de la "primera fase" aborda temas como la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para la resolución de disputas, entre otros.

“El acuerdo está en línea con las políticas chinas de reforma y apertura y sus necesidades de promover un desarrollo económico de alta calidad. Ayudará a fortalecer la protección de la propiedad intelectual, mejorará el entorno empresarial, ampliará el acceso al mercado chino y salvaguardará mejor los derechos e intereses legales de las empresas, incluidas las extranjeras, en China", declaró Shouwen.

Si bien el pacto implica que se mantienen en vigor las tasas del 25% impuestas a las importaciones chinas, se recortarán a la mitad los gravámenes del 7,5%; lo que equivale a 120.000 millones de dólares, informó en un comunicado el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Lighthizer, que estuvo al frente de las negociaciones junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, subrayó que el acuerdo logra cambios estructurales significativos y completamente verificables, logrando "reequilibrar las relaciones comerciales entre Washington y Beijing".

Tras dos meses de negociaciones entre ambas partes, el acuerdo alcanzado tiene "objetivos específicos" para las compras chinas de productos específicos, pero que no se harán públicos "para evitar distorsionar los mercados", recalcó Lighthizer. Unas negociaciones que se prolongaron hasta este viernes por la mañana, cuando finalmente el presidente estadounidense dio el visto bueno a los puntos acordados.

La comunidad empresarial celebra cautelosamente la primera fase del pacto

Las tasas arancelarias más bajas entrarán en vigencia 30 días después de la firma del acuerdo, que posiblemente ocurrirá en Washington a principios de enero. Además, desde Beijing señalan que la decisión es propicia para mejorar la confianza en el mercado global y estabilizar las expectativas de los mercados, así como para crear un buen ambiente para la actividad económica de todo el mundo.

La comunidad empresarial celebró la decisión de ambas potencias económicas, pese a mostrarse cautelosos sobre esta primera fase del acuerdo. "Es una alentadora primera fase que fija el suelo ante un posible mayor deterioro de las relaciones bilaterales", indicó Craig Alen, presidente del US-China Business Council, que agrupa a más de 200 empresas estadounidenses que tienen negocios con el país asiático.

La guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales, que comenzó el año pasado, han tenido profundas consecuencias globales. Trump, asiduo a emplear los aranceles como arma de presión contra países de todo el mundo, relaja ahora la tensión con uno de sus mayores competidores en el mercado.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.