Saltar al contenido principal

Colombia: Tras investigación de la JEP, hallan cerca de 50 víctimas de ejecuciones extrajudiciales

Imagen desde el cementerio de Dabeiba, donde se lleva a cabo la exhumación de cerca de 50 restos mortales de ejecuciones extrajudiciales de civiles.
Imagen desde el cementerio de Dabeiba, donde se lleva a cabo la exhumación de cerca de 50 restos mortales de ejecuciones extrajudiciales de civiles. Cortesía JEP
5 min

Las autoridades colombianas encontraron una fosa común al norte del país, donde se cree que habrían sido enterrados cerca de 50 civiles asesinados por militares y presentados como bajas en combate

Anuncios

En Colombia conocen esas ejecuciones extrajudiciales de civiles como “Falsos positivos”, uno de los episodios más terribles de la guerra en ese país. Y un nuevo hallazgo revivió de nuevo el horror.

Al norte de Colombia, en un pueblo cerca al golfo de Urabá, en Dabeiba, 200 kilómetros al noreste de Medellín, autoridades judiciales, acompañadas por periodistas, hallaron enterrados a cerca de medio centenar de víctimas. En el operativo, que se ralizó en el Cementerio Católico Las Mercedes, se logró la exhumación de "siete cadáveres completos", así como "numerosas estructuras y fragmentos óseos" de posibles víctimas. Comenzará ahora la ardua labor de identificación de las víctimas que estará a cargo de Medicina Legal.


El hallazgo fue posible gracias al trabajo de los tribunales de justicia transicional, conocidos como Justicia Especial para la Paz, creados tras los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto entre el estado colombiano y la exguerrilla de las FARC. La JEP dejó en claro en un comunicado que estos hechos nunca fueron investigados por la justicia ordinaria. 

“Se presume que en el cementerio de Dabeiba se encontrarían los restos de más de 50 personas presentadas ilegítimamente como bajas en combate”, afirmó la JEP. La exhumación de los restos mortales comenzó el pasado lunes y es el resultado de los testimonios de decenas de miembros de la fuerza pública que hablaron a cambio de penas alternativas. En particular, gracias al testimonio de un exmilitar que aseguró tener conocimiento de estas muertes. La información brindada al tribunal habría sido propiamente contrastada con otra serie de pruebas. 

Según las autoridades, los restos encontrados, podrían ser “los indicios preliminares de hombres entre los 15 y 56 años, con domicilio en Medellín y entre los que se encontrarían personas en condición de discapacidad”.

 

Un equipo de la JEP avanza en la excavación en el marco de una investigación de Falsos Positivos en Dabeiba, Antioquia
Un equipo de la JEP avanza en la excavación en el marco de una investigación de Falsos Positivos en Dabeiba, Antioquia Cortesía JEP


Los falsos positivos en medio de protestas sociales y acusaciones al gobierno de Iván Duque

Este es uno de los macrocasos investigados por la JEP y consiste en una escabrosa política que emplearon desde la década de los noventa miembros del Ejército colombiano para “mostrar resultados”. Reclutaban civiles de barrios marginales, o veredas, con promesas de trabajo, los mataban y los vestían con uniformes de combatientes.


Una vez cometido el crimen, presentaban a los muertos como caídos en combate para así obtener beneficios. Los casos se intensificaron durante los gobiernos del exmandatario Álvaro Uribe Vélez, entre 2002 y 2010.


De hecho, los restos hallados en Dabeiba habrían sido ejecuciones extrajudiciales sucedidas entre los años de 2006 y 2007, con jóvenes reclutados en Medellín. Tras la salida a la luz pública de estos hechos, varios críticos del Centro Democrático (partido creado por Uribe Vélez) han dicho que es el temor a la verdad lo que ha impulsado al expresidente a hacer múltiples llamados a que la JEP sea derogada.

Los primeros casos de falsos positivos en conocerse fueron los de los hijos de las llamadas Madres de Soacha, un municipio popular al sur de Bogotá. Las madres, que llevan una lucha de años por verdad y justicia, se pronunciaron a través de su cuenta en Twitter.
 



En mayo pasado una investigación del diario New York Times reveló la existencia de una directriz en el mando militar del nuevo gobierno de Iván Duque, del mismo partido del expresidente Uribe, que orientaba a las tropas a volver al “bodycounting” a cambio de beneficios.

La directriz fue retirada tras el escándalo por orden del presidente.

 

Con EFE
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.