Saltar al contenido principal

La COP25 alcanzó un acuerdo de mínimos sobre el cambio climático en su jornada de cierre

Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP25), cierra la COP25, en Madrid, España, el 15 de diciembre de 2019.
Carolina Schmidt, ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP25), cierra la COP25, en Madrid, España, el 15 de diciembre de 2019. Nacho Doce / Reuters
Texto por: Leonardo Niño
10 min

Tras dos jornadas adicionales, la COP25 terminó en Madrid con un acuerdo para aumentar la lucha contra el cambio climático y cumplir el Acuerdo de París, pero sin un consenso sobre la regulación del mercado de carbono, lo cual se resolverá en la COP26, a celebrarse en Glasgow en 2020.

Anuncios

La Cumbre del Clima (COP25) de Madrid concluyó este 15 de diciembre en la capital española tras convertirse en la más larga de la historia de este tipo de conferencias, pues duró 14 días, tal y como lo constató su presidenta, la chilena Carolina Schmidt.

Representantes de casi 200 países asistieron en el día de la inauguración, el pasado 2 de diciembre, con la presencia de medio centenar de Jefes de estado y Gobierno, fue clausurada por Schmidt con un discurso en el que expresó que tenía sensaciones encontradas, pues si bien hubo avances alcanzados, los retos que aún quedan por debatir para luchar contra el cambio climático son grandes.

La ministra, en su discurso de clausura de la conferencia, instó a dar "una respuesta más solida, urgente y ambiciosa" para enfrentar la crisis climática. Se impulsó a que los países "incluyan a los océanos en sus NDC (compromisos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero)".

La conferencia aprobó un documento titulado "Chile-Madrid. Tiempo de actuar", que recoge el propio lema de la cumbre, tras la renuncia del país austral a organizarla debido a la delicada situación social y política que vive esa nación sudamericana.

Lo que dejó la COP25 en Madrid, la cumbre climática más extensa de la historia

El documento cerrado y firmado por las partes, pretende aumentar la ambición climática en 2020 y cumplir el Acuerdo de París que compromete a los países a evitar que la temperatura media del planeta por encima de 1,5 grados. El acuerdo establece también que los países deberán presentar en 2020 unos compromisos más ambiciosos de reducción de emisiones para frenar la emergencia climática. 

Los textos que se han avanzado durante la cumbre de Madrid se consideran, por parte de la Presidencia chilena, "buenos avances" desde el punto de vista técnico. Sin embargo, se requieren todavía algunos ajustes entre las diferentes visiones de las partes, en concreto sobre lo que se refiere al apoyo financiero obligatorio para los países más vulnerables, para evitar la doble contabilidad y para determinar ese proceso de transición de Kioto a París.

Pero durante toda la conferencia hubo dos grandes escollos relacionados con los mercados de carbono: uno, el referido a la doble contabilidad que algunos países quieren evitar; y, otro, el relativo a la transición de los remanentes de derechos de emisiones que algunos Estados conservan del Protocolo de Kioto y que pretenden mantener en la transición al Acuerdo de París.

La futura regulación de los mercados de carbono, uno de los puntos más sustanciales del evento, se pospuso para la próxima Conferencia, la COP26, que tendrá como sede la ciudad escocesa de Glasgow, en el Reino Unido. La regulación de esos mercados (el Artículo 6 del Acuerdo de París) fue desde el principio de la cumbre uno de los principales escollos para lograr un acuerdo.

Isabel Cavalier, directora de Visión de Transforma Global, analiza las conclusiones de la COP25
02:29

Insatisfacción generalizada de ambientalistas, la presidenta de la COP25 y el secretario general de la ONU

Grupos ambientalistas y activistas acusaron a los países más ricos del mundo de mostrar poco compromiso para abordar seriamente el cambio climático, mientras que los principales líderes también mostraron su insatisfacción por no haber logrado lo esperado. 

"No estamos satisfechos", se quejó Schmidt, antes de precisar que "queríamos cerrar el Artículo 6 para implementar un mercado de carbono robusto con integridad ambiental, enfocado en generar recursos para transitar hacia un desarrollo sustentable, basado en bajas emisiones y resiliente al clima", algo que no ha sido posible.

"Es triste no haber podido llegar al acuerdo final, estuvimos tan cerca", añadió, aunque existe un avance "concreto que nos hace mirar con esperanza que este mecanismo sólido, se encuentra más cerca". También dijo que cree que "dejamos como legado un texto ambicioso y ambientalmente sólido que permite generar las bases para un mercado de carbono sin doble contabilidad y entregando recursos para su adaptación".

Los ciudadanos del mundo "nos están pidiendo avanzar más rápido y mejor en materia de finanzas, en adaptación, en mitigación y en generar mejores condiciones de vida para enfrentar el cambio climático", aseguró la ministra chilena.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, aseguró tras la clausura de la COP25, que está "decepcionado con los resultados" de la conferencia, aunque ha anunciado que "no se rendirá" en la lucha contra la crisis climática.

"La comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante de mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y finanzas para afrontar la crisis climática", ha lamentado el secretario general, en un comunicado en el que ha precisado que, sin embargo, "no debemos rendirnos".

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.