Saltar al contenido principal

La magia de Dickens despierta cada diciembre con su 'Cuento de Navidad'

En el museo, ubicado en Londres, se pueden apreciar diversos objetos que pertenecieron al escritor Charles Dickens.
En el museo, ubicado en Londres, se pueden apreciar diversos objetos que pertenecieron al escritor Charles Dickens. Facundo Arrizabalaga / EFE

Si no fuera por un pequeño aviso blanco con letras negras que dice 'Charles Dickens Museum', muy pocos sabrían que en el 49 de Doughty Street, centro de Londres, vivió uno de los escritores más exitosos y universales de la historia de la literatura.

Anuncios

El color de la puerta no es ni azul ni verde. Es una mezcla de los dos. Al entrar, se ven unas escaleras y un pasillo que parece oscuro y al lado izquierdo, un comedor recreado para trasladar al visitante al cuento más famoso de Charles Dickens: 'A Christmas Carol' (Cuento de Navidad).

En la mesa, en la que salta a la vista un pavo enorme, hay una vajilla que tiene impreso un retrato del escritor. Este recrea la celebración de la Navidad en familia, un asunto fundamental en la obra del autor.

Esta casa, una mansión de cinco pisos y doce habitaciones, que fue la primera gran propiedad que tuvo el escritor, permanece intacta con sus objetos y ropa y que bien podría ser el escenario del 'A Christmas Carol'. 

Cada año esta historia, leída por miles en el mundo y que muestra la profundidad de la complejidad humana en esta celebración, revive. Esta fue escrita originalmente por el autor durante seis semanas en el invierno de 1843. 

"Sabe hacer verdad sentimientos que, aunque estén habitualmente ocultos, todos llevamos adentro. Además, todos tenemos una secreta necesidad de emocionarnos y de ver la parte sentimental que hay en nosotros mismos", asegura el director del Instituto Cervantes en Londres, Ignacio Peyró.

En las profundidades de Ebenezer Scrooge

'A Christmas Carol' fue publicado originalmente en folletos de los que se vendieron 6.000 seis días antes de la noche de Navidad. Los expertos consultados por France 24, aseguran que este exitoso título, como muchos otros de Dickens, es universal por la profundidad de sentimientos que despierta. 

La historia transcurre en las fiestas navideñas y se centra en la vida de Ebenezer Scrooge, un prestamista millonario a quien no le interesa relacionarse con nadie, ni con su sobrino ni con su secretario Bob Cratchit. 

Su sobrino le invita a unirse al almuerzo familiar de Navidad pero es rechazado. "Luego regresa a un conjunto de casas bastante oscuro y sombrío en Londres y se prepara una comida muy simple para él, básicamente avena porque no le gusta lo demás, casi no se gusta a sí mismo, es avaro", recuerda el profesor Simon Eliot, de University of London, sobre la historia central del libro. 

Entonces, durante la noche de Navidad, a Scrooge se le presentan varios fantasmas que transformarán su vida. El primero en aparecer es el fantasma de su compañera muerta, que sufre porque era como Scrooge. Le sigue el fantasma del pasado de la Navidad que "lo lleva de regreso al pasado para verse como un niño aislado en la escuela, volverse más ambicioso y rechazar a una mujer que amaba. Cuando termina el susto, es consciente del daño que su pasado le ha hecho", explica Eliot. 

Luego, el fantasma del presente lo lleva a ver las celebraciones actuales, incluida la de su secretario que no gana mucho, pero aún festeja.

Y finalmente, el fantasma de la Navidad del futuro, que le muestra gente riéndose de la soledad de un hombre a cuyo funeral no acudirá nadie: la persona muerta es Scrooge.


Entonces su vida se transforma completamente y se convierte en un hombre que ahora sabe celebrar la Navidad. "Scrooge es muy oscuro pero muy divertido. Creo que tiene mucha fascinación", asegura Frankie Kubicki, curadora del Museo de Dickens. 

El profesor Eliot enfatiza que esta novela además permite entender las transformaciones, no solo económicas, de la época: "Claramente la Navidad estaba en proceso de cambio, en parte por el énfasis del siglo XVIII en la importancia del matrimonio y de los niños". 

"Escribe en una época en la que muchos valores tradicionales se habían perdido, había una fuerte desigualdad y se perdían ciertas costumbres populares ante el hacinamiento de las nuevas ciudades industriales, entonces hizo devolver a Inglaterra a lo que se llamaba la 'Merry England', la Inglaterra alegre del medioevo", destaca Peyró.

"Al final en Dickens el mundo está bien hecho"

La obra de Charles Dickens sigue siendo actual. Cada Navidad sus reflexiones sobre el ser humano, narradas a través de sus personajes, resucitan. La magia de su literatura afianza la importancia de esta época.

Dickens fue un exitoso escritor que publicó parte de su obra en folletos o en periódicos que sus lectores esperaban ansiosos. "De alguna manera no deja de encarnar el triunfo del bien, es un poco pegajoso, sentimental, pero al final hay algo que nos consuela, al final en Dickens el mundo está bien hecho", afirma Peyró. 

El profesor Eliot además destaca el valor universal de la obra y de la constante transformación del autor: "Es una maravillosa fuente de información sobre principios del siglo XIX, no necesariamente de manera intencional. Por ejemplo, a menudo se refiere a la luz de las velas, que no sorprendería a sus lectores de la época porque es con lo que leían, pero es fascinante para nosotros".

Para esta época, el Museo abrió una exposición que estará hasta abril de 2020 que muestra la importancia del 'A Christmas Carol' y su vigencia actual. Aquí abundan las versiones originales del libro, de los dibujos de los personajes y otros secretos que guarda la mansión de Charles Dickens.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.