Saltar al contenido principal

Migrantes se reunieron frente al muro en Tijuana para celebrar la Navidad

Niños migrantes centroamericanos miran a través del costado del muro fronterizo en Tijuana, mientras se reúnen para celebrar la temporada navideña en Tijuana, México, 14 de diciembre de 2019.
Niños migrantes centroamericanos miran a través del costado del muro fronterizo en Tijuana, mientras se reúnen para celebrar la temporada navideña en Tijuana, México, 14 de diciembre de 2019. Jorge Duenes / Reuters
3 min

Un grupo de migrantes, principalmente de Centroamérica, se reunieron junto al muro fronterizo que separa Estados Unidos de México para la tradicional "posada" previa a la fiesta navideña. 

Anuncios

El evento tenía un objetivo claro: juntar las familias separadas por el muro. Pero del lado de Estados Unidos las autoridades no permitieron a las personas en San Diego acercarse y solo del lado de Tijuana hubo festejo.

En el marco del endurecimiento de la política migratoria del presidente Donald Trump, actualmente en carrera por su reelección y quien se enfrenta al espectro de un posible juicio político, las familias esperaban por lo menos poder celebrar la tradicional fiesta de "posada" de ambos lados de la barrera divisoria.

Eduardo Pérez, un migrante hondureño, recordó por qué esa fiesta es importante: "Es cuando recordamos el nacimiento del hijo de Dios".

Pérez dice que viajó hasta la frontera desde su país (que registra altos índices de violencia y pobreza), para pedir asilo. "Estar lejos de tu familia es difícil, en mi caso siempre viví con ellos y ahora estoy solo. Es la primera vez en esta época que estoy lejos de ellos".

Migrantes centroamericanos y trabajadores de refugios son vistos al costado del muro fronterizo en Tijuana, mientras se reúnen para celebrar la temporada navideña en Tijuana, México, 14 de diciembre de 2019.
Migrantes centroamericanos y trabajadores de refugios son vistos al costado del muro fronterizo en Tijuana, mientras se reúnen para celebrar la temporada navideña en Tijuana, México, 14 de diciembre de 2019. Jorge Duenes / Reuters


"Todos están esperando su asilo, pero la verdad es que muy pocos casos avanzan"

El director de una organización local que ayuda a los migrantes y que organizó el evento dijo: "Todos están esperando su asilo, pero la verdad es que muy pocos casos avanzarán. Tratamos de aconsejarles, les decimos que lo piensen bien porque no hay mucha esperanza al otro lado, en Estados Unidos. Es una política muy dura para los migrantes".

Parte de las decisiones que tomó el presidente Donald Trump pasan por exigirle a México que endurezca sus controles migratorios y por un polémico acuerdo con Guatemala que les permite a los oficiales migratorios enviar a ese país a peticionarios de asilo para que esperen allá la respuesta. Una que puede tardar meses.

Ya los primeros peticionarios, familias de El Salvador y de Honduras, fueron devueltos a Guatemala. El ministro del Interior de ese país dijo entonces que por lo menos 24 personas ya estaban bajo protección del programa.

Las organizaciones internacionales y de defensa de los migrantes han criticado duramente las políticas de Trump. Dicen que las separaciones de familias y las devoluciones de peticionarios de asilo representan vulneraciones a los derechos humanos básicos.
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.