Saltar al contenido principal

Boeing suspenderá producción del 737 MAX y se profundiza la crisis de la compañía

Boeing anunció que suspenderá la fabricación del 737 MAX al no alcanzar la autorización de la FAA este año.
Boeing anunció que suspenderá la fabricación del 737 MAX al no alcanzar la autorización de la FAA este año. Matt Mills McKnight

El anuncio se da a conocer a pesar que la empresa de origen estadounidense había trabajado para lograr que la Administración Federal de Aviación certificase la aeronave antes de concluir el año 2019. Previo a la noticia, las acciones de Boeing habían retrocedido más de cuatro puntos en la jornada. 

Anuncios

Boeing, uno de los principales empleadores y exportadores en Estados Unidos, anunció el 16 de diciembre que a partir del mes de enero 2020 suspenderá temporalmente la fabricación del 737 MAX, la aeronave más vendida de la compañía en los últimos años, luego de no alcanzar la certificación por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) antes de finalizar este año. 

"Anteriormente habíamos declarado que evaluaríamos continuamente nuestros planes de producción si la puesta en tierra del Max continuaba más de lo esperado (…) Como resultado de esta evaluación continua, hemos decidido priorizar la entrega de aviones almacenados y suspender temporalmente la producción en el programa 737 a partir del próximo mes", declaró la empresa a través de un comunicado. 

La empresa no ha expresado una fecha de regreso para las operaciones de ensamblaje de la aeronave, sobre ello se ha limitado a decir que ahora es su deber asegurarse "de que se cumplan todos los requisitos y se respondan todas las preguntas de los reguladores”.

La decisión fue tomada durante una junta en la ciudad de Chicago y cuatro días después que la FAA declaró que no autorziaría el retorno del 737 MAX este año. Adicionalmente se produjeron denuncias sobre presiones por parte de Boeing reseñadas por el diario Financial Times. 

“La noticia es un impacto porque estamos hablando del avión más vendido y la empresa más grande en tamaño, dinero y exportaciones del país”, dijo Enrique Perella, editor de la publicación Airways Magazine en una conversación con France 24. 

Boeing viene padeciendo de una crisis desde hace aproximadamente nueve meses, luego que las autoridades ordenaron dejar en tierra todos los equipos 737 Max tras encontrarse que una falla en el software (el MCAS) provocaron dos accidentes registrados en Indonesia (octubre 2018) y Etiopía (marzo de 2019).

Empleados no sufrirán por la medida tomada 

Desde que comenzó la crisis, una de las mayores preocupaciones para la empresa estadounidense ha sido el poder hacer frente a las pérdidas económicas surgidas con la puesta en tierra de la aeronave. 

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, la empresa ha perdido alrededor de 9.000 millones de dólares por esta situación y reportó una contracción en sus ganancias de 50% en el tercer trimestre del presente año. Adicionalmente la empresa, una de las mayores cotizantes en Wall Street, también ha sufrido una caída en el valor de sus acciones la última el 16 de diciembre cuando retrocedieron 4,29% en la jornada, una situación que arratró las acciones de sus principales proveedores. 

“Para Boeing ha sido duro debido a que es el avión que más dinero le ha producido y que generado más ingresos para algunas aerolíneas al punto que muchas empresas han basado su flota en un 100% del 737 MAX”, explicó Perella. 

No obstante, la fuerza laboral de Boeing no se verá impactada por esta paralización. De acuerdo con la corporación, se preservará el trabajo para unas 12.000 personas en un plan que incluye, entre otras cosas, el traslado de parte de los empleados a otras plantas en el país. 

“Boeing ha anunciado que la fábrica va a cerrar momentáneamente. No obstante, van a estar moviendo a los trabajadores a proyectos en los que se puedan desarrollar y ser útiles”, indicó el editor de Airways Magazine. 

Adicionalmente las aerolíneas con aviones y pedidos 737 MAX  han manifestado estar en una especie de limbo tras reducir horarios de vuelo y plantear un retraso en torno a su crecimiento por la paralización en tierra. En este sentido, Southwest Airlines Co, el cliente más grande de 737 MAX, anunció días atrás haber alcanzado un acuerdo de compensación confidencial con Boeing por una parte del impacto proyectado de 830 millones dólares en los ingresos operativos de 2019. 

Con Reuters y EFE 

 

 

 

 

 

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.