Saltar al contenido principal

La UE logra un acuerdo sobre las inversiones verdes, sin despejar la cuestión nuclear

Anuncios

Bruselas (AFP)

Los negociadores de la Eurocámara y de los países de la Unión Europea (UE) alcanzaron el lunes por la noche un acuerdo para definir las inversiones verdes, aunque aplazaron su decisión sobre la cuestión sensible de la energía nuclear.

"Vivimos un momento histórico. Los colegisladores europeos llegaron a un acuerdo sobre una clasificación de las actividades verdes", se felicitó el vicepresidente de la Comisión Europea Valdis Dombrovskis.

La energía nuclear estuvo a punto de hacer fracasar en varias ocasiones las discusiones que buscan establecer una clasificación de las inversiones según su contribución a la transición ecológica en Europa.

Esta cuestión técnica tiene en cambio importantes consecuencias financieras. Esta nueva etiqueta verde podría orientar la elección de los ahorristas, pero también de los bancos que conceden préstamos a condiciones más favorables para los sectores considerados ecológicos.

Desde que la Comisión Europea puso esta propuesta sobre la mesa en mayo de 2018, esta energía fue objeto de una dura batalla entre partidarios --Francia y algunos países del este como República Checa-- y detractores --Alemania, Austria, Luxemburgo y Grecia--.

El 5 de diciembre, los negociadores ya se habían puesto de acuerdo sobre las tres categorías de inversiones que favorecerían la transición climática.

La primera categoría serían las actividades verdes. A continuación, estarían las de transición, es decir las mejores prácticas en aquellos sectores, como el acero, que todavía no tienen alternativas para una emisión cero en CO2.

La tercera categoría sería la correspondiente a las "actividades facilitadoras", aquellos sectores que ayudan al desarrollo de actividades con cero emisiones de dióxido de carbono, como la fabricación de aerogeneradores.

La Comisión Europea deberá pronunciarse dentro de dos años sobre en qué categoría incluir al sector nuclear, pero también el gas (defendido por alemanes, polacos e italianos).

"Lo aplazamos ya que el riesgo era que se tomara como rehén el conjunto de la clasificación", reconoció el presidente de la comisión de Medioambiente de la Eurocámara, el liberal Pascal Canfin.

Para el eurodiputado ecologista Yannick Jadot, el sector nuclear, "para beneficiarse de financiación vinculada a las inversiones verdes, deberá superar la prueba de que no tiene efectos perjudiciales, especialmente una prueba sobre los residuos".

El acuerdo final se logró después que los negociadores modificaran el texto sobre la próxima evaluación por Bruselas de los residuos nucleares, al cambiar la palabra "riesgo" por la de "daño".

El acuerdo todavía debe recibir el visto bueno formal por los países de la UE, en una reunión prevista el miércoles, y por la Eurocámara, en enero.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.