Saltar al contenido principal

Fiscalía boliviana emite orden de arresto contra Evo Morales, asilado en Argentina

El expresidente boliviano Evo Morales habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 2019.
El expresidente boliviano Evo Morales habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 2019. Agustin Marcarian / Reuters

El expresidente Evo Morales fue acusado por la Fiscalía boliviana de "sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo". Una medida que llega tras la ola de violencia postelectoral del 20 de octubre. El líder indígena dijo que la orden de detención es "injusta e inconstitucional".

Anuncios

En Bolivia, la Fiscalía dio a conocer este miércoles 18 de diciembre la orden de arresto contra el expresidente de ese país, Evo Morales. Una decisión que da largas a la crisis política que vive la nación andina tras las accidentadas elecciones del 20 de octubre.

Arturo Murillo, ministro de Gobierno de Jeanine Áñez, presidenta interina, publicó a través de Twitter una fotografía de la orden del ente acusador y así le notificó al líder indígena que es requerido por las autoridades.

En el documento se expresa que Morales, junto a Faustino Yucra Yarwi y otros cercanos a su gobierno, son acusados por los cargos de "sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo".

Murillo agregó que el expresidente Morales promovió enfrentamientos violentos que dejaron 35 muertos antes y después de su salida de la Presidencia, precipitada por la "sugerencia" de las Fuerzas Armadas para que dejara el poder que llegó a conservar casi 14 años continuos.

Evo Morales: "no me asusta" la orden de aprehensión 

Desde Argentina, país en donde Morales se encuentra en condición de asilado, el expresidente reaccionó a la aprehensión en su contra a través de un mensaje en la red social Twitter. 

"A 14 años de nuestra revolución, el 'mejor regalo' que recibo del gobierno de facto es una orden de aprehensión, injusta, ilegal e inconstitucional. No me asusta", remarcó el líder. 

En Bolivia, la crisis se desató luego de que se conocieran los resultados de las elecciones generales del 20 de octubre, tras un periodo de incertidumbre por la inexplicable pausa en el sistema de transmisión rápido. Las denuncias sobre supuestas irregularidades se incrementaron hasta que se dio ganador, en primera vuelta, a Evo Morales. La confirmación exacerbó a muchos que ya estaban en las calles.

La crisis se agravó luego de conocerse un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) el cual reveló presuntas irregularidades en el proceso comicial. 

Tras más de dos semanas de movilizaciones y disturbios, Morales anunció su renuncia a la Presidencia bajo la "sugerencia" de las Fuerzas Armadas. Su lugar fue ocupado por la senadora Jeanine Áñez, al tiempo que el Gobierno de México ofreció asilo al líder boliviano, lugar en donde permaneció hasta el 12 de diciembre, cuando viajó a Argentina.

Un día antes de la orden, Morales dijo que como fuera haría política

La noticia sobre la orden de aprehensión se da a conocer un día después de que el líder boliviano participara en una rueda de prensa que en la que, entre otras cosas, expresó no temerle a una eventual detención.

"Así se manejan las dictaduras. Es presidenta, no es fiscal, no es un juez (…) No me pueden hacer ningún proceso judicial en este momento y no van a encontrar nada en tema de corrupción", dijo Morales a los medios el 17 de diciembre.

El político insistió en que encontrará la forma de hacer campaña para ayudar a su partido, el MAS, a ganar las nuevas elecciones que se deberían celebrar el próximo año.

Con una orden de detención activa en Bolivia, la posibilidad de que Morales sea extraditado es remota al ser un asilado en tránsito de obtener la calidad de refugiado y debido a la ausencia de un tratado de extradición entre las dos naciones.

Con Reuters, EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.