Saltar al contenido principal

Australia decreta segundo estado de emergencia mientras alcanza nuevo récord de temperatura

Un helicóptero durante un incendio forestal cerca de Bilpin, a 90 km al noroeste de Sydney, Australia, el 19 de diciembre de 2019.
Un helicóptero durante un incendio forestal cerca de Bilpin, a 90 km al noroeste de Sydney, Australia, el 19 de diciembre de 2019. REUTERS/Mick Tsikas

El estado de Nueva Gales del Sur, el más poblado de Australia, declaró este jueves su segunda emergencia en menos de dos meses ya que las temperaturas récord, que superan los 40 grados centígrados, y los fuertes vientos avivaron más de 100 incendios forestales.

Anuncios

El mercurio y las llamas no dan tregua en Australia, que declaró el segundo estado de emergencia en dos meses, y vivió el segundo día de temperaturas récord. 

Según los registros de la Agencia de Meteorología del país, la temperatura media nacional este jueves 12 de diciembre fue de 41,9 grados centígrados, un grado más que el día inmediatamente anterior, cuando también se había batido otra marca histórica.

Con la declaración de emergencia, los bomberos recibieron amplios poderes para controlar los recursos del gobierno, evacuar a la fuerza cualquier instalación en riesgo, cerrar carreteras y clausurar los servicios públicos en todo el estado de Nueva Gales del Sur, donde habitan más de 7 millones de personas y arden más de 100 incendios.

Unos dos mil bomberos han sido desplegados en todo el estado, pero las autoridades advierten que no son suficientes para cubrir todos los peligros potenciales y los focos que están fuera de control. Otras 500 personas fueron relevadas para formar 25 grupos de ataque, los cuales intentarán apagar las llamas en las zonas de más alto riesgo. 

Equipos del Servicio de Bomberos Rurales participan en la protección de la propiedad de varias casas a lo largo de la carretera Old Hume Highway cerca de la ciudad de Tahmoor, al suroeste de Sydney, Australia, el 19 de diciembre de 2019.
Equipos del Servicio de Bomberos Rurales participan en la protección de la propiedad de varias casas a lo largo de la carretera Old Hume Highway cerca de la ciudad de Tahmoor, al suroeste de Sydney, Australia, el 19 de diciembre de 2019. Reuters/Dean Lewins

"El frente de incendios se ha extendido de manera muy rápida e intensa", dijo el comisionado del Servicio de Bomberos Rurales del Estado, Shane Fitzsimmons, y agregó que dos bomberos fueron trasladados en avión al hospital con quemaduras en sus caras y vías respiratorias. "Sigue siendo un conjunto de circunstancias muy difícil y peligroso", agregó.

Australia ha estado luchando contra incendios forestales en gran parte de su costa este durante semanas. Hasta el momento, el saldo es de seis personas muertas, más de 600 casas destruidas y casi 1,2 millones de hectáreas de bosques quemados.

El estado actual de emergencia durará siete días, mientras que la prohibición total de abrir fuego, vigente desde el martes, permanecerá hasta la medianoche del sábado. Las autoridades aseguran que el pronóstico de temperaturas puede llegar a los 45 grados centígrados en algunas áreas, y advirtieron a los residentes que estén en alerta máxima y listo para evacuar.

Los incendios disparan la contaminación en Sidney

Los principales incendios alrededor de Sidney han resultado en días de fuerte contaminación. El megafuego en el Parque Nacional Kanangra Boyd, al suroeste de la ciudad, se había deslizado hasta las afueras de Campbelltown, un suburbio de 157 mil personas.

Los servicios médicos advirtieron que se ha experimentado un aumento del 10% en las llamadas para pacientes que padecían afecciones respiratorias durante la semana pasada. 

Al final de la tarde de este jueves, Sidney estaba sentada en el puesto número 4 en la clasificación de contaminación en vivo IQAir AirVisual en ciudades globales, por encima de Dhaka, Mumbai, Shanghai y Yakarta.

Con Reuters y EFE

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.