Saltar al contenido principal

Estados Unidos: Donald Trump será juzgado en el Senado

Donald Trump abandona la Casa Blanca para dar una reunión en Michigan mientras la Cámara de Representantes debatía su juicio político, el 18 de diciembre de 2019.
Donald Trump abandona la Casa Blanca para dar una reunión en Michigan mientras la Cámara de Representantes debatía su juicio político, el 18 de diciembre de 2019. Kevin Lamarque / Reuters

Donald Trump se convirtió en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que será sometido a un juicio político luego de que la Cámara de Representantes aprobó formalmente de los dos artículos acusatorios sobre el mandatario de abuso de poder y obstrucción de la investigación de Congreso.

Anuncios

Tras un largo debate, que se extendió más allá de las seis horas previstas, una Cámara Baja amargamente dividida votó a favor de llevar al mandatario republicano a un juicio político en el Senado. Unas acusaciones sometidas a votación tras una larga investigación, a raíz de un escándalo de presiones a Ucrania para obtener réditos electorales.

La Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, aprobó primero el artículo por abuso de poder en una votación de 230 a favor frente a los 197 en contra. Luego, los representantes procedieron a votar el segundo artículo referente a la obstrucción al Congreso, que fue aprobado por 229 votos favorables y 198 contrarios.

Ni un solo congresista republicano votó en contra del mandatario ni en contra del juicio político.  Sin embargo, los demócratas sí tuvieron algunos representantes que decidieron votar en contra del 'impeachment', aunque no fuera relevante para el resultado final.

"No nos ha dejado otra opción", afirmó Nancy Pelosi

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, abrió el debate diciendo que se trataba de un día de "lección de educación cívica nacional, aunque triste”. Mientras que el líder de la minoría republicana en la cámara, Kevin McCarthy, acusó a los demócratas de estar dispuestos a “hacer cualquier cosa o decir algo” para detener a Trump.

Durante el debate, en el que intervinieron por turnos cortos ambas bancadas, el representante republicano Chris Stewart, uno de los defensores más enfáticos de Trump durante la investigación de juicio político, dijo que los demócratas “detestan” a Trump y sus seguidores: "Odian a este presidente. Odian a los que votamos por él. Piensan que somos estúpidos", añadió.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Yuri Gripas / Reuters

El líder del Comité de Inteligencia, Adam B. Schiff dijo que los republicanos “lamentarán este día” por proteger a Trump y reiteró durante su intervención que “el abuso de poder y la obstrucción al Congreso por parte del presidente Trump es indefendible”.

Trump ofreció un mitin en Michigan durante la votación: "Es una venganza de los demócratas"

Por su parte, mientras se llevaba a cabo la votación, el mandatario republicano –que se encontraba en Battle Creek, Michigan- dijo ante una multitud afín que “los demócratas, que no hacen nada, están declarando su profundo odio y desdén por el pueblo estadounidense”. Y añadió que “está destitución partidista sin ley es una marcha política suicida para el partido demócrata”.

Además, en un comunicado la secretaria de prensa de prensa del mandatario, Stephanie Grisham, dijo que el presidente “confía en que el Senado restablecerá el orden regular, la equidad y el debido proceso, todo lo cual fue ignorado en los procedimientos de la Cámara”.

Ahora, es el turno del Senado donde se celebrará el juicio político en enero

La acción de la Cámara prepara el escenario para un juicio el próximo mes de enero en el Senado, liderado por los republicanos, donde Trump tendrá un terreno más amigable. Es en el Senado donde se iniciará el juicio político sobre si condenar o destituir al mandatario de su cargo.

Es en la Cámara Alta, donde los republicanos mantienen el control por un ligero margen, de 53 frente a 47, y para aprobar la expulsión del mandatario el juicio político exige además una mayoría de dos tercios, por lo que la destitución de Trump parece improbable. Ningún presidente en los 243 años de la historia política estadounidense ha sido destituido de su cargo por juicio político.

La Casa Blanca dijo que confiaba en que el Senado de los Estados Unidos exoneraría al presidente Trump en un juicio político. "Hoy se culminó uno de los episodios políticos más vergonzosos en la historia de nuestra nación. Sin recibir un solo voto republicano, y sin proporcionar ninguna prueba de irregularidades, los demócratas empujaron artículos ilegítimos de juicio político contra el presidente a través de la Cámara de Representantes ", dijo la portavoz de la Casa Blanca.

La presidenta de la Cámara no descarta enviar de inmediato los dos artículos al Senado

Pelosi dijo durante una rueda de prensa tras la votación que los demócratas de la Cámara no se comprometerían definitivamente a enviar los artículos de la acusación o nombrar a los administradores –miembros de la Cámara que actúan como fiscales en el juicio en el Senado- de la acusación. Pero no descartó no enviar los artículos al Senado de inmediato: “Tomaremos una decisión como grupo, como siempre lo hacemos, a medida que avancemos”, dijo a los periodistas.

Algunos demócratas le pidieron que retrasara el envío de los artículos, ya que los republicanos del Senado no iban a celebrar un juicio completo. Y alegó que el líder del Senado, Mitch McConnell, está “confabulado con los abogados de los acusados”.

Donald Trump es el tercer presidente en la historia de EE.UU. que se someterá a un juicio político

De esta manera, el mandatario republicano se convierte en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que se someterá a un 'impeachment' o juicio político, tras Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1985-1986).

En septiembre, los demócratas anunciaron el inicio de una investigación con miras a abrir un proceso de destitución a Trump, después de que un informante revelara a los servicios de inteligencia el contenido de una conversación telefónica en julio entre el presidente y su homólogo de Ucrania, Volodímir Zelenski.

En dicha llamada, el gobernante estadounidense presionó al ucraniano para que abriera pesquisas contra su rival político y exvicepresidente, el demócrata Joe Biden –actual precandidato de su partido a las elecciones de 2020-, y su hijo Hunter por supuesta corrupción en ese país.

Trump siempre ha negado haber actuado mal y calificó la investigación como una “cacería de brujas”. El martes 17 de diciembre, el líder envió una dura carta seis páginas a Pelosi en la que acusaba a los demócratas de declarar “la guerra” a la democracia estadounidense.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.