Saltar al contenido principal

18 muertos en una cárcel de Honduras en un enfrentamiento entre presos

Familiares de una víctima de los enfrentamientos en la cárcel de Tela, en Honduras.21 de diciembre de 2019.
Familiares de una víctima de los enfrentamientos en la cárcel de Tela, en Honduras.21 de diciembre de 2019. Reuters
3 min

Es una tragedia que llega días después de que el país declarara el estado de emergencia en el sistema penitenciario. Las autoridades señalan que la riña estalló después de que las autoridades intentaran decomisar armas a los reos.

Anuncios

La reforma del sistema penitenciario que se adelanta en Honduras quedó empañada por un violento enfrentamiento dentro de una prisión en Tela, en eal norte del país, que dejó 18 muertos y 16 heridos. Fue en horas de la tarde el viernes 21 de diciembre y este sábado las autoridades analizaban el centro penitenciario en medio de las investigaciones por este suceso.

La portavoz del Instituto Nacional Penitenciario (INP), Diana Aguilar, señaló a la agencia de noticias AFP que en la cárcel se registró “una riña entre los privados de libertad porque se les decomisaron las armas”. Fue un cruce de ataques entre reos en el patio y las celdas, en una jornada en la que la mitad del personal del recinto estaba de vacaciones.


Según el INP, el personal de la Dirección Policial de Investigaciones y del Ministerio Público dentro de las instalaciones adelanta las investigaciones. Las autoridades tardaron en ingresar por el miedo a ser víctimas de los enfrentamientos.

A las afueras del penal, familiares esperaban información por esta tragedia que llevó a la suspensión de su director.

22.000 presos para unas cárceles con capacidad para 8.000

Esta cárcel no se había sometido aún a la renovación anunciada el martes por el presidente Juan Orlando Hernández, quien traspasó el control del sistema penitenciario a las Fuerzas Armadas y a la Policía. En Honduras hay 22.000 presos en unas prisiones con capacidad para 8.000 reos. Además, la violencia se hace sentir en estos centros siendo el detonante de esta reforma un asesinato el 14 de diciembre.

Ese día, cinco miembros de la Mara Salvatrucha, una organización criminal que también tiene presencia en países como El Salvador, murieron en una cárcel de La Tolva, en el sur del país, a manos de un pandillero.

Familiares de los fallecidos en el penal de Tela acuden a la morgue judicial del Ministerio Público hondureño. San Pedro Sula, Honduras, 21 de diciembre de 2019.
Familiares de los fallecidos en el penal de Tela acuden a la morgue judicial del Ministerio Público hondureño. San Pedro Sula, Honduras, 21 de diciembre de 2019. EFE / José Valle

Un día antes, murió a tiros el director una cárcel de máxima seguridad en El Pozo. Se llamaba Pedro Ildefonso y estaba siendo investigado por ver cómo unos presos mataban a un antiguo socio de Juan Antonio Hernández, exdiputado y hermano del presidente Juan Orlando. Juan Antonio fue condenado por una corte de Estados Unidos por cuatro cargos de narcotráfico.

Fueron dos hechos que forzaron esta reforma que está prevista para desarrollarse en seis meses, algo que no convence a Migdonia Ayestes, directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, quien pide más celeridad en este proceso. "Es realmente una catástrofe para los que creen que en las cárceles van a estar seguros o con vida sus familiares".

Con AFP y EFE
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.