Saltar al contenido principal

Legionarios de Cristo abusaron de al menos 175 menores, según informe interno

Anuncios

México (AFP)

Al menos 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros de Legionarios de Cristo entre 1941 y 2019, 60 de ellos por su fundador Marcial Maciel, según un informe interno de la poderosa congregación católica divulgado este sábado.

Los abusos fueron perpetrados por 33 religiosos siendo sacerdotes o diáconos, de acuerdo con el informe elaborado por la "Comisión de casos de abusos de menores del pasado y atención a las personas implicadas" y que abarca desde la fundación de la congregación, en 1941, hasta el 16 de diciembre de este año.

"En su gran mayoría las víctimas fueron niños adolescentes de entre 11 y 16 años", detalla el reporte divulgado a través del sitio de internet ceroabusos.org.

El informe se publica luego de que esta semana el papa Francisco eliminara el secreto pontificio para las denuncias de abusos sexuales, una petición de las víctimas que garantizará mayor transparencia ante una escandalosa realidad que ha desacreditado enormemente a la Iglesia católica.

La congregación, fundada en 1941 por el mexicano Maciel (1920-2008), sostiene que con 45 de las víctimas se ha avanzado en un proceso "de reparación y reconciliación", aunque reconoce que persiste la necesidad de facilitar este proceso a las demás.

El informe señala que de los 33 sacerdotes que cometieron abusos, sin considerar a Maciel, 18 siguen siendo parte de la congregación pero están apartados de labores públicas o que impliquen contacto con menores.

De los 33 sacerdotes que han cometido abusos, 14 a su vez habían sido víctimas en la Congregación, lo que evidencia la existencia de "cadenas de abuso" donde "una víctima de un legionario, con el pasar de los años, se convertía a su vez en abusador".

"En este sentido es emblemático que 111 de los menores abusados en la Congregación fueron víctimas del P. Maciel, de una de sus víctimas o de una víctima de sus víctimas", destaca.

La comisión, creada el pasado 20 de junio por el superior general de los Legionarios de Cristo, el padre Eduardo Robles-Gil, afirmó que "no pretende que su estudio haya podido descubrir todos los casos", dado que estos ocurren en lo oculto, las denuncias de víctimas pueden tardar años y la información es incompleta.

"Es probable que haya más casos de abuso de los que se reportan en el informe y las estadísticas tendrán que ser actualizadas periódicamente", advierte.

Los Legionarios de Cristo, que tienen centros educativos en varios países, se han desmarcado de su fundador Maciel, un agresor sexual que en su momento fue protegido por el Vaticano y cuyo nombre está totalmente desacreditado en la actualidad.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.