Saltar al contenido principal

Piñera promulgó la reforma para realizar el plebiscito constitucional en Chile

El presidente, Sebastián Piñera, firma en el Palacio de la Moneda la reforma a la Constitución para habilitar un plebiscito ciudadano para decidir si se elabora una nueva Carta Magna, en Santiago, Chile, el 23 de diciembre de 2019.
El presidente, Sebastián Piñera, firma en el Palacio de la Moneda la reforma a la Constitución para habilitar un plebiscito ciudadano para decidir si se elabora una nueva Carta Magna, en Santiago, Chile, el 23 de diciembre de 2019. Fotografía cedida por la Presidencia de Chile / EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó una reforma a la Constitución para habilitar la realización de un plebiscito ciudadano el 26 de abril de 2020, que decidirá la posibilidad de redactar una nueva Carta Magna que le permita al país salir de la crisis social que vive desde hace dos meses.

Anuncios

Tras dos meses de protestas sociales en las calles de Chile, que han provocado un remezón político para el Gobierno de Sebastián Piñera, el mandatario promulgó este 23 de diciembre una reforma constitucional que dejará en manos del pueblo chileno decidir si quieren una nueva Constitución política.

Piñera firmó el documento, que había sido aprobado por el Congreso la semana pasada, en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, donde explicó que la consulta servirá para ver si los chilenos quieren una nueva Constitución o reformar la actual, creada en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

"Esta reforma abre las puertas y define el camino para lograr un gran acuerdo constitucional que nos dé ese marco institucional sólido, legítimo y compartido para poder enfrentar como país los formidables desafíos del presente y las magníficas oportunidades del futuro", indicó Piñera.

Además, el líder chileno dijo que la reforma "conduce al plebiscito de 2020 el 26 de abril. En este proceso los chilenos tendrán la primera palabra para acordar los mecanismos y la última palabra para aprobar el contenido. Debemos recuperar unidad y diálogo para construir un Chile mejor", publicó el presidente en su cuenta oficial de Twitter.

La eliminación de la actual Constitución surgió como una de las principales demandas de los manifestantes que se han movilizado en todo el país durante dos meses, que deja al menos 24 fallecidos y que culpa a la actual Constitución de ser el origen de las grandes desigualdades del país, pues le concedió al Estado un rol secundario en la provisión de recursos básicos, lo que favoreció su privatización.

Los chilenos elegirán si quieren una nueva Carta Magna y, en dado caso, qué mecanismo prefieren para redactarla

Durante su declaración, el presidente chileno ahondó en la historia constituyente del país y las causas que han llevado al histórico acuerdo político entre el oficialismo y la oposición -a excepción del Partido Comunista-, que se fraguó el pasado 15 de noviembre para iniciar el proceso.

El acuerdo parlamentario de noviembre incluye la convocatoria de un plebiscito para preguntarle a la ciudadanía si quiere una nueva Constitución y qué mecanismo prefiere para redactarla: una convención mixta, formada por partes iguales de los actuales parlamentarios y ciudadanos electos; o una asamblea integrada solo por personas escogidas únicamente para ese fin

"Tendremos no solamente la primera palabra de respecto a la naturaleza y el mecanismo de este acuerdo constitucional a través de un plebiscito de entrada, sino que también tendremos, si así lo decidimos, la última palabra respecto a los principios y contenidos de esa nueva Constitución a través de un plebiscito ratificatorio", explicó el mandatario.

El presidente, Sebastián Piñera, firma la reforma a la Constitución para habilitar un plebiscito ciudadano para decidir si se elabora una nueva Carta Magna, en el Palacio de La Moneda en Santiago, Chile, el 23 de diciembre de 2019.
El presidente, Sebastián Piñera, firma la reforma a la Constitución para habilitar un plebiscito ciudadano para decidir si se elabora una nueva Carta Magna, en el Palacio de La Moneda en Santiago, Chile, el 23 de diciembre de 2019. Fotografía cedida por la Presidencia de Chile / EFE

"Quizás lo que hemos vivido en los últimos 66 días, desde el 18 de octubre, es una clara y elocuente muestra de este cambio. Por eso hoy es que por primera vez tenemos la oportunidad de lograr, con total libertad y en plena democracia, un gran acuerdo constitucional con amplia y efectiva participación ciudadana", dijo Piñera.

Una encuesta realizada por Cadem el mes pasado sugirió que el 82 % de los chilenos cree que el país necesita una nueva Constitución y el 60 % quiere que sea redactada por una asamblea elegida popularmente, en comparación con el 35 % que quiere una mezcla con los políticos.

Los manifestantes llevan una pancarta que dice "Nueva Constitución" durante una protesta contra el Gobierno de Sebastián Piñera en Valparaíso, Chile, el 5 de diciembre de 2019.
Los manifestantes llevan una pancarta que dice "Nueva Constitución" durante una protesta contra el Gobierno de Sebastián Piñera en Valparaíso, Chile, el 5 de diciembre de 2019. Rodrigo Garrido / Reuters
En caso de que el 'Sí' gane el próximo 26 de abril, el organismo que redacta la nueva Carta Magna debería ser una asamblea elegida popularmente o una mezcla con los legisladores actuales. La elección de los miembros de una u otra instancia se realizaría en octubre de 2020, coincidiendo con las elecciones regionales y municipales, y la nueva Constitución se ratificaría en otro plebiscito con sufragio universal y voto obligatorio.

Piñera señaló que es importante apaciguar cualquier incertidumbre que pueda generarse sobre la elaboración de la nueva Carta Magna y dijo garantizar "un proceso constitucional limpio, libre, transparente y democrático".

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.