Saltar al contenido principal

Remezón en Boeing tras la crisis suscitada por los siniestros del 737 Max

El presidente ejecutivo de Boeing Co, Dennis Muilenburg, hace una pausa mientras habla durante una rueda de prensa en la reunión anual de accionistas en Chicago, Illinois, EE. UU., el 29 de abril de 2019.
El presidente ejecutivo de Boeing Co, Dennis Muilenburg, hace una pausa mientras habla durante una rueda de prensa en la reunión anual de accionistas en Chicago, Illinois, EE. UU., el 29 de abril de 2019. Jim Young / Pool vía Reuters

Boeing nombró como su nuevo presidente a David L. Calhoun, luego de que Dennis A. Muilenburg presentara su renuncia irrevocable al cargo. La reestructuración en la dirección de la compañía busca darle un respiro a la crisis.

Anuncios

El 2019 fue un año de pesadilla para Boeing, el mayor fabricante de aviones del mundo. Todo a raíz de los dos siniestros de su modelo estrella, el 737 Max, que dejaron 346 personas muertas. Se estima que tener el modelo en tierra ha generado pérdidas a la compañía de entre 1.000 y 2.000 millones de dólares mensuales desde entonces.

Ante las dificultades encontradas por el programa del 737 Max, el director ejecutivo (CEO) de Boeing, Dennis Muilenburg, renunció, según confirmó el fabricante estadounidense de aviones en un comunicado este 23 de diciembre, tras considerar que un cambio en la gestión era esencial para restaurar la confianza en el grupo.

Dennis A. Muilenburg, que llevaba 34 años en la compañía desde que comenzó como practicante y ascendió hasta ocupar el puesto más alto como director ejecutivo (CEO) en 2015, renunció a su cargo de forma inmediata e irrevocable. En su lugar, nombró a David L. Calhoun, que asumirá ambos cargos para liderar el camino a seguir por Boeing desde el 13 de enero de 2020. 

Imagen de archivo de David Calhoun, nuevo CEO de la compañía Boeing, en el piso de la Bolsa de Nueva York, en Estados Unidos, el 26 de enero de 2011.
Imagen de archivo de David Calhoun, nuevo CEO de la compañía Boeing, en el piso de la Bolsa de Nueva York, en Estados Unidos, el 26 de enero de 2011. Brendan McDermid / Reuters

No obstante, algunos creen que la renuncia se decantó dado que la junta despojó a Muilenburg de su título de presidente el pasado octubre. Un funcionario de Boeing señaló que la junta deliberó durante el fin de semana y tomaron la decisión de despedirlo en una llamada telefónica el día anterior a hacerlo público.

Un cambio en la gerencia de la empresa para "recuperar la confianza" de las aerolíneas

Según fuentes próximas a la dirección de Boeing citadas por el diario 'The Wall Street Journal', la junta directiva afronta esta profunda remodelación para mejorar la comunicación, particularmente con la Administración Federal de Aviación y los reguladores, para evitar los roces de los últimos meses y evitar que problemas de entendimiento no retrasen aún más la puesta en funcionamiento del 737 Max.

"El director financiero de Boeing, Greg Smith, se desempeñará como director ejecutivo interino durante el corto periodo de transición", agregó el grupo. El cambio en la directriz de la compañía se produce cuando Boeing lucha por obtener las aprobaciones regulatorias para que el avión de pasajeros más vendido del mundo "recupere la confianza" de los pasajeros y los clientes de las aerolíneas. 

Una foto aérea muestra a tres aviones Boeing 737 Max, estacionados en el asfalto de la fábrica de Boeing en Renton, Washington, EE. UU., el 21 de marzo de 2019.
Una foto aérea muestra a tres aviones Boeing 737 Max, estacionados en el asfalto de la fábrica de Boeing en Renton, Washington, EE. UU., el 21 de marzo de 2019. Lindsey Wasson / Reuters

Bajo los cambios en su equipo directivo, "Boeing operará con un compromiso renovado de total transparencia, incluida una comunicación efectiva y proactiva con la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés), otros reguladores globales y sus clientes".

El analista aeroespacial, Richard Aboulafia, dijo que el nombramiento de Calhoun, que anteriormente se desempeñó como jefe de la operación de cartera de capital privado del Grupo Blackstone, proporcionará la estabilidad necesaria a corto plazo para Boeing, pero no el "énfasis en la ingeniería" a largo plazo que la compañía necesita. 

Ante su nombramiento, Calhoun señaló que cree "firmemente en el futuro de Boeing y el 737 Max. Me siento honrado de liderar esta gran compañía y los 150.000 empleados dedicados a trabajar duro para crear el futuro de la aviación", comentó el futuro jefe, citado en el comunicado de prensa. En la Bolsa de Valores, el anuncio tuvo buena acogida, pues el título de Boeing saltó 3,6 % poco después de su apertura este 23 de diciembre.

Con Reuters, AP y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.