Saltar al contenido principal
Reporteros

Libia, trampa infernal

France 24

Libia se encuentra en crisis desde el año 2011, cuando la revolución enmarcada en la Primavera Árabe derrocó al líder de ese país Muamar Gadafi. La ONU ha mostrado preocupación por el aumento en el suministro de armas en los últimos años, a pesar del bloqueo que existe sobre la nación desde 2011. A pesar del peligro por el conflicto, miles son los migrantes africanos que arriesgan su vida para cruzar Libia y cumplir su sueño de llegar a Europa.

Anuncios

En abril de 2019, el llamado hombre fuerte de oriente, Khalifa Haftar, lanzó una ofensiva para tomar el control de Trípoli, la capital de Libia. Esta situación ha incrementado el caos en un país que no ha visto cesar los conflictos luego del derrocamiento de Gadafi en 2011 y más adelante, específicamente en los años 2014 y 2016, cuando se libraron guerras en contra de las islamistas y el autodenominado Estado Islámico. 

La lucha se centra en el oeste, lugar en donde no hay un ejército constituido y las fuerzas opositoras están conformadas por jóvenes que no cuentan con la experiencia ni el equipamiento necesario. Muchas de las armas usadas fueron tomadas de las antiguas fuerzas de Gadafi al tiempo que otras provienen de distintos lugares del mundo, algo que ha preocupado a Naciones Unidas. 

Sin embargo, las fuerzas de Haftar cuentan con un amplio poder y elementos tecnológicos como drones. De acuerdo con la ONU, Libia se ha convertido el escenario más extenso de drones, con más de 1.000 ataques desde el inicio del conflicto.

La ola migratoria se suma a los problemas de Libia 

En medio del conflicto, el Gobierno libio atraviesa otro problema y es que su país se ha establecido en los últimos años como un territorio de paso para miles de migrantes, especialmente del África subsahariana, que buscan mejorar su condición de vida en Europa. 

Pero un convenio entre Libia y la Unión Europea para frenar el flujo migratorio se ha convertido en un problema latente para quienes intentan llegar a territorio europeo. Gracias al acuerdo, las unidades patrulleras libias en el Mediterráneo bloquean cualquier expedición ilegal, muchas veces en aguas europeas, capturando a los migrantes y llevándolos a centros de detención. 

Estos centros de detención se encuentran sobrepoblados y no ofrecen condiciones dignas. Muchos de los migrantes denuncian no recibir agua y alimentos de manera adecuada. Además, denuncian que deben pagar para poder quedar en libertad.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.