Saltar al contenido principal

Caída de autobús por un barranco deja 26 personas muertas en Indonesia

Los trabajadores de rescate llevan el cuerpo de un pasajero del autobús Sriwijaya, después de un accidente en el área de Liku Lematang, provincia de Sumatra del Sur, Indonesia, el 24 de diciembre de 2019.
Los trabajadores de rescate llevan el cuerpo de un pasajero del autobús Sriwijaya, después de un accidente en el área de Liku Lematang, provincia de Sumatra del Sur, Indonesia, el 24 de diciembre de 2019. Antara Foto / Reuters

El siniestro tuvo lugar en la ciudad de Pagar Alam, sur de Sumatra, una zona aislada. En los últimos meses, al menos 30 personas han fallecido en accidentes similares de buses que se precipitan por barrancos.

Anuncios

Al menos 26 personas murieron y otras 13 resultaron heridas en la noche del 23 de diciembre en la urbe de Pagar Alam, en la isla de Sumatra, al caer un autobús por un barranco de 150 metros de altura, que terminó desplomándose sobre un río cercano.

Así lo confirmó a la agencia francesa AFP el portavoz de policía local Dolly Gumara, precisando que el vehículo "chocó contra una barrera de hormigón y se precipitó por el barranco (solo)", sin involucrar en el accidente a ningún otro automóvil.

Según el funcionario, "varias víctimas" quedaron "bloqueadas en el autobús", dejando esta Nochebuena la imagen de socorristas sacando varios cuerpos del río, mientras otro grupo de personas trataba de sacar los restos del transporte. Una situación que se da en una zona aislada y de difícil acceso, lo que ha complicado las operaciones de rescate y el traslado de heridos al hospital.

Este tipo de tragedia es común en el país asiático insular, de unos 260 millones de habitantes, debido a la mala calidad de las infraestructuras y terrenos, además de malas prácticas de los conductores. Por ejemplo, en septiembre pasado, en la región de Sukabumi (oeste de la isla de Java) unos 21 pasajeros perdieron la vida por la caída de un autobús en un barranco, cuando meses antes, en la misma zona, otras 12 personas murieron en un accidente causado por un pasajero que tomó el control del volante causando un choque entre dos coches.

En concreto, este autobús regional había iniciado su ruta con 27 pasajeros a bordo, pero a lo largo del trayecto fueron sumándose más personas, hasta el punto de alcanzar la cifra de 50, según explicaron los supervivientes.

Desde hoy, las autoridades dijeron que investigarán la causa del incidente.

Una tragedia que ha empañado la celebración de la Navidad y el Año Nuevo, en un país que vivirá estas fechas bajo alta vigilancia. De acuerdo con medios locales, 200.000 policías permanecerán desplegados para asegurar iglesias, zonas turísticas y carreteras principales de todo el país.

Con Reuters y AFP
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.