Saltar al contenido principal

El 'impeachment' a Donald Trump, en suspenso por falta de acuerdo

La presidenta de la Cámara de Representantes de los EE. UU., Nancy Pelosi, celebra su conferencia de prensa semanal en el Capitolio de EE. UU. En Washington, EE. UU., 19 de diciembre de 2019.
La presidenta de la Cámara de Representantes de los EE. UU., Nancy Pelosi, celebra su conferencia de prensa semanal en el Capitolio de EE. UU. En Washington, EE. UU., 19 de diciembre de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

Continúa el tira y afloja entre los republicanos y demócratas en torno al calendario y los términos en que transcurrirá el juicio político al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que los republicanos no descartaron escuchar a testigos en el 'impeachment', uno de los puntos más conflictivos.

Anuncios

El clima de tensión entre ambas bancadas se intensifica luego que la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, diera luz verde –la semana pasada- para iniciar un juicio político en el Senado contra el mandatario estadounidense. McConnell alegó que los conservadores no habían rechazado nuevos testigos –como piden los progresistas- pero que dejarían la decisión hasta después de que comience el juicio.

Permitir nuevos testimonios, particularmente de funcionarios y exfuncionarios de la administración, podría prolongar el juicio y traer nuevas pruebas que perjudiquen al líder republicano. “No hemos descartado testigos”, dijo McConnell en una entrevista con “Fox&Friends”, añadiendo que manejarán el caso como lo hicieron con el presidente Bill Clinton, en 1999. “Justo es justo”, recalcó.

Además, la falta de acuerdo en los términos en los que trascurrirá el proceso de 'impeachment' deja en suspenso la fecha exacta, pero posiblemente se celebrará en enero. McConnell arremetió contra los progresistas y los tachó de mantener una postura “absurda”, por la que “seguimos en un punto muerto en esta logística”, dijo el líder del Senado, quien arremetió también contra su homóloga en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, por no haber entregado formalmente al Senado los cargos contra Trump para iniciar el juicio político.

Pelosi declaró que no tiene claro cuándo entregará formalmente las imputaciones a Trump, alegando que los republicanos no han ofrecido garantías de un juicio político justo en el Senado para la oposición.

"La Cámara (Baja) no puede elegir a nuestros jefes del 'impeachment' hasta que sepamos qué tipo de juicio llevará a cabo el Senado. El presidente Trump bloqueó a sus propios testigos y documentos ante la Cámara y el pueblo estadounidense, con quejas falsas sobre el proceso en la Cámara. ¿Cuál es el pretexto ahora?", se preguntó Pelosi en Twitter.

"Aparentemente ella cree que puede decirnos cómo llevar a cabo el juicio político", dijo este lunes McConnell en declaraciones al programa de televisión. Pelosi retuvo los documentos en un intento por presionar a los republicanos de Senado para que lleguen a un acuerdo con el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, sobre las reglas del juicio.

El líder de la minoría demócrata en el Senado pide una serie de documentos para el juicio político

Schumer solicitó cuatro testigos para el juicio, puesto que la Casa Blanca impidió que los cuatro, incluido el Jefe de Estado Mayor interino, Mick Mulvaney, y el ex asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, testificaran durante las audiencias en la Cámara Baja en diciembre. También instó a sus colegas del Senado a pedir los documentos relevantes de la Administración Trump.

“Es difícil imaginar que un juicio no tenga documentos ni testigos. Si no los tiene parecerá, para la mayoría de los estadounidenses, que es un juicio falso, un juicio de exhibición”, dijo Schumer en una rueda de prensa en Nueva York.

El líder de la minoría demócrata envió una carta a sus 99 compañeros senadores alegando que negarle al Senado esos documentos "sería hacer la vista gorda de los hechos" por los que está acusado el mandatario. Los ejemplos que Schumer enumeró de documentos potencialmente importantes fueron los registros entre Trump y el presidente de Ucrania relacionados con la "programación, preparación y el seguimiento" de sus llamadas telefónicas del 21 de abril y el 25 de julio. 

Y también enumeró las comunicaciones por correo electrónico relacionadas con "varias ocasiones" en las que funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional "informaron sus inquietudes sobre la decisión de retrasar" casi 400 millones en asistencia de seguridad de Estados Unidos a Ucrania. 

Hay pocas posibilidades de que Trump sea condenado y destituido de su cargo mediante un juicio en el Senado, puesto que son los republicanos quienes lideran dicha Cámara, los republicanos tienen una mayoría de 53 escaños, donde se necesitan 51 votos para aprobar un conjunto de reglas. Pero el proceso de juicio político podría resonar en las urnas el próximo noviembre.

Trump está acusado de abuso de poder –al presionar a Ucrania para que llevara a cabo una investigación contra su rival político, ex vicepresidente Joe Biden y su hijo, con fines políticos de cara a las elecciones del 2020- y de obstruir la investigación del Congreso.

Por su parte, el mandatario acusó a los demócratas de retrasar las tácticas e instó a una conclusión rápida del proceso abierto contra él. "¿Qué derecho tiene la loca de Nancy para retrasar este juicio en el Senado? ¡Ninguno! Ella tiene un mal caso y preferiría no tener una decisión negativa. Esta caza de brujas debe terminar AHORA con un juicio en el Senado, o dejarla incumplir y perder". ¡No se debe perder más tiempo en esta estafa de acusación!” escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Con Reuters y EFE

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.