Saltar al contenido principal

México reduce en más del 70 % el flujo migratorio a Estados Unidos

El canciller de México, Marcelo Ebrard, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, México, 26 de diciembre de 2019.
El canciller de México, Marcelo Ebrard, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, México, 26 de diciembre de 2019. Presidencia de México vía Reuters
4 min

De acuerdo con el informe «Plan de Migración y Desarrollo», presentado este jueves por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el flujo de migrantes que llega a la frontera sur de Estados Unidos pasó de 144.116 personas en mayo, a 42.710 en noviembre, lo que indicaría una disminución del flujo migratorio de 70,4%.

Anuncios

El flujo migratorio hacia Estados Unidos bajó significativamente. Los funcionarios mexicanos catalogan estos datos como “la reducción más importante en el flujo migratorio de las últimas décadas”, al bajar un 70,4% los migrantes que tratan de cruzar la frontera. Desde México dan un papel primordial en este aspecto a las fuerzas de seguridad, que retuvieron a 280.000 migrantes este año, de los cuales casi 60.000 se localizaron en la frontera sur estadounidense.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard aseguró que se desplegaron 21 puntos de control de la Guardia Nacional en la frontera sur mexicana y 20 en la frontera norte, colindante a Estados Unidos, durante la conferencia de prensa encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Además, como parte de las acciones para contener la migración ilegal se logró la detención de 103 traficantes de personas, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades.

Estos resultados son parte de la política migratoria puesta en marcha a raíz de los reclamos por parte de Estados Unidos para frenar la migración de centroamericanos que intentan llegar a ese país a través de territorio mexicano.

El acuerdo con Estados Unidos

El pasado 30 de mayo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que impondría una tasa del 5% a los productos importados de México si el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no detenía a los inmigrantes centroamericanos que atravesaban el territorio mexicano para llegar a Estados Unidos. La tasa, que iba a regir a partir de junio, iría aumentando cada mes hasta llegar al 25% en octubre.

Sin embargo, Trump anunció la suspensión de los planes para imponer aranceles a las exportaciones mexicanas luego de que México aceptara tomar “medidas enérgicas” para frenar el flujo de migrantes centroamericanos hacia territorio estadounidense.

Tras un acuerdo entre los dos países, México se comprometió a registrar y a controlar las entradas en la frontera, así como también a desplegar la Guardia Nacional por todo el territorio, en especial en la frontera sur.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, destacó este jueves que tras la "crisis" con el Gobierno de los Estados Unidos se llegó a un acuerdo "en muy buenos términos" que alejó la "posibilidad de guerra comercial", que hubiera impactado a ambos países.

Desde el Ejecutivo mexicano, aun así, se sostiene la idea de que las medidas tomadas no tienen “nada que ver” con la presión ejercida por Estados Unidos. Para el Gobierno “tan solo se está cumpliendo con ley mexicana de migración” y una vez se retiene a los migrantes centroamericanos se les trata de localizar en una zona y buscar empleo para que frenen sus tentativas de ir hacia el norte.
 

Buenos resultados para AMLO
Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó los resultados de esta política: “hay buenos resultados porque se contuvo el flujo migratorio de sur a norte, se hizo dando opciones de trabajo a migrantes, protegiendo a niños, mujeres, sin violar derechos humanos y esto permitió alejar también el conflicto con Estados Unidos”.
 

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.