Saltar al contenido principal

Ola de atentados yihadistas enluta a Burkina Faso durante la Navidad

Soldados burkineses patrulla en Gorgadji, en la región del Sahel sahel en Burkina Faso el 3 de marzo de 2019
Soldados burkineses patrulla en Gorgadji, en la región del Sahel sahel en Burkina Faso el 3 de marzo de 2019 Luc Gnago, REUTERS

Los ataques del martes y miércoles en el norte del país dejan 42 muertos, 31 de ellos mujeres. La comunidad internacional ha multiplicado los mensajes de solidaridad.

Anuncios

Es el peor ataque en cinco años en Burkina Faso. Durante una emboscada murieron “alrededor de una docena de soldados” en Hallele en la noche de este 25 de diciembre. Hallele es una localidad de la provincia norteña de Soum, cerca de la frontera con Malí.

Pero ya un primer ataque se había producido el 24 de diciembre cuando "un gran grupo de terroristas atacó simultáneamente la base militar y la población civil en Arbinda", dijo el jefe de personal del ejército en un comunicado.

Unos 200 yihadistas en moto llegaron a Arbinda, que también está ubicada en el norte del país. El tiroteo duró cerca de tres horas. Las fuerzas armadas necesitaron del apoyo de la fuerza aérea para poder controlar la situación, informó una fuente de seguridad. Allí un total de 35 civiles y siete militares perdieron la vida.

Los soldados mataron a 80 de los asaltantes armados durante ambos ataques, que aún no han sido reivindicados y fueron de “rara intensidad”, informó el Gobierno. Al cabo de la ofensiva, sietes militares perdieron la vida.

Una región volátil, presa del terrorismo
El presidente Roch Marc Christian Kaboré decretó 48 horas de duelo nacional en honor a las víctimas.

Tanto la localidad rural de Arbinda como toda la región han sido golpeadas por ataques yihadistas este año. A comienzos de abril 62 personas resultaron muertas en tres días de atentados y a finales de abril y principios de mayo se produjeron otros ataques, esta vez en dos iglesias una católica y otra protestante y que se saldaron con la muerte de 12 personas más.

Desde 2015, con la expansión de la violencia extremista islámica en la región del Sahel, los ataques se han multiplicado. Burkina Faso, Malí y Níger están en el epicentro de esta violencia.

Los líderes de las naciones del G5 Sahel (Chad, Burkina Faso, Malí, Mauritania y Níger) pidieron a principios de diciembre de 2019 mayor cooperación internacional para luchar contra la amenaza islamista en esta extensa región al sur del desierto del Sahara.

Actualmente hay 4.500 tropas francesas y una fuerza de paz dela ONU de 13.000 efectivos para respaldar a las fuerzas nacionales del G5.

Mensajes de solidad tras los ataques
El Papa Francisco en su mensaje de Navidad denunció los ataques contra cristianos en África, en especial los que tienen por blanco a “los misioneros y miembros de los fieles que han sido secuestrados, y a las víctimas de los ataques de grupos extremistas, particularmente en Burkina Faso, Malí, Níger y Nigeria".

Organismos internacionales como la ONU, en cabeza de Antonio Guterres condenaron el ataque y transmitieron la "solidaridad de las Naciones Unidas al pueblo burkinés".

Por parte de Bruselas, la reacción vino del jefe del Consejo Europeo. Charles Michel publicó un mensaje en el que recuerda que “(…) La Unión Europea defiende a África en su batalla contra terrorismo".

Con AFP

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.