Saltar al contenido principal

Fiestas de fin de año y autoemprendedores reducen el desempleo en Brasil

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

El desempleo en Brasil cayó de 11,6% en el trimestre agosto-octubre a 11,2% en septiembre-noviembre y pasó por primera vez desde 2016 por debajo de la barrera de 12 millones de personas en busca de trabajo, informaron fuentes oficiales este viernes.

Se trata de la segunda caída consecutiva del índice de paro, posibilitada por la reanimación de la actividad en vísperas de las fiestas de fin de año y por el número récord de personas instaladas por cuenta propia para entrar en el mercado laboral, precisó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El nivel de 11,2% marca una reducción del desempleo mayor que la esperada por 29 instituciones financieras consultadas por el diario económico Valor, que habían estimado que se ubicara, en promedio, en 11,4%.

Es el mejor resultado desde marzo-mayo de 2016, cuando el paro había llegado igualmente a 11,2%, antes de repuntar hasta 13,7% en 2017, precisó el IBGE, que realiza sus estudios sobre la base de trimestres móviles.

La reducción fue igualmente de 0,4 puntos porcentuales respecto al 11,6% de desempleo del periodo septiembre-noviembre de 2018.

En números absolutos, había en septiembre-noviembre 11,9 millones de personas en busca de trabajo, 500.000 menos que en octubre y 300.000 menos que en el mismo periodo de 2018.

Es la primera vez que el número de desempleados se sitúa por debajo de los 12 millones desde abril-junio de 2016 (11,6 millones). El récord fue alcanzado en el primer trimestre de 2017, con 14,2 millones de personas en busca de trabajo.

Las mejoras del último trimestre obedecen en gran medida a una reanimación de temporada, que no se había producido en años anteriores debido a la crisis.

"El comercio muestra un movimiento positivo en el trimestre que se cerró en noviembre, lo que nos parece está relacionado con festejos como el Black Friday y la anticipación de las compras de fin de año", dijo Adriana Beringuy, responsable del informe del IBGE.

También influyó el número de trabajadores por cuenta propia, que alcanzó un récord de 24,6 millones, frente a 24,4 millones en el periodo agosto-octubre.

Hubo además una ligera reducción, de 11,9 a 11,8 millones, de los trabajadores sin contrato, indicó el IBGE, que realiza sus estudios con visitas a miles de domicilios.

- Mercado en mutación -

El número de personas instaladas por cuenta propia y de trabajadores tercerizados aumentó con las leyes de flexibilización de las contrataciones y los despidos implementadas desde 2017.

Pero según Beringuy, es difícil hacer una evaluación precisa de ese impacto, en un momento de transformaciones en profundidad del mercado laboral.

"Estén ocurriendo muchas cosas simultáneamente, tanto como respuesta del mercado laboral a los cambios en el marco institucional como cambios relacionados con el crecimiento de plataformas digitales de trabajadores", explicó la funcionaria a la AFP.

El número de personas "desalentadas" (que desistieron de buscar trabajo por falta de oportunidades) se mantuvo relativamente estable, en 4,7 millones de personas, frente a 4,6 millones en agosto-octubre.

El gobierno de Jair Bolsonaro lanzó desde su llegada al poder en enero un programa de ajustes fiscales y privatizaciones con el fin de sanear las cuentas públicas y recuperar la confianza de los inversores como fórmula para dinamizar la mayor economía latinoamericana.

Los datos del comercio en diciembre confirmaron una intensificación de la actividad, que debe dar aire al presidente y a su ministro de Economía, Paulo Guedes.

Los números del IBGE son "positivos, pero insuficientes para modificar la estructura del mercado laboral. Pese a esta reacción, durante todo el año hubo un crecimiento de las categoría relacionadas con la informalidad, como la de los trabajadores por cuenta propia y los empleados sin contrato", señaló Beringuy.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.