Saltar al contenido principal

Justicia uruguaya investiga a cuatro personas por decomiso récord de cocaína

Anuncios

Montevideo (AFP)

La justicia de Uruguay investiga desde este sábado a cuatro personas detenidas tras el decomiso del mayor alijo de cocaína de la historia del país, cercano a las seis toneladas.

El fiscal especial de Delitos Económicos Enrique Rodríguez inició el procedimiento para tomar declaraciones y formalizar la acusación de narcotráfico contra un empresario, su hijo y dos empleados por el cargamento de droga descubierto en contenedores y una hacienda de su propiedad.

Las autoridades calificaron el decomiso efectuado entre jueves y viernes como "el mayor golpe al narcotráfico en la historia del país".

La Dirección de Aduanas detectó el jueves en un exámen con escáner cuatro contenedores con "anomalías de imagen" en el Puerto de Montevideo. En un procedimiento conjunto con la Prefectura Naval y efectivos de la Armada incautó, en dos de ellos, 4,418 toneladas de cocaína divididas en 4.003 ladrillos que estaban ocultos entre un cargamento de harina de soja.

El director de Aduanas, Jaime Borgiani, estimó en 1.000 millones de dólares su precio de venta en el mercado europeo.

El viernes también, efectivos antinarcóticos allanaron la hacienda propiedad del empresario que despachó los contenedores en un campo próximo a Dolores, a 290 km de Montevideo, en el departamento de Soriano (suroeste). Allí, confiscaron más de 1,4 toneladas de cocaína repartidas en unos 1.300 ladrillos y detuvieron a dos personas.

El empresario prófugo y su hijo se entregaron a la policía en Montevideo.

El destino de la cocaína era el puerto africano de Lome, la capital de Togo, informaron la Armada y Aduanas, con escala en Islas Canarias.

Enrique Moller, abogado del empresario detenido, Luis Murialdo, aseguró a medios locales que su cliente tenía previsto exportar la soja a Sudáfrica. Subrayó que el hacendado "no sabe cómo llegó a su propiedad" la droga.

Por el momento, no se ha conocido el origen de la droga aunque las autoridades creen que habría llegado en avioneta -el campo del empresario tenía una pista de aterrizaje improvisada- o por vía fluvial.

El caso confirma que Uruguay es cada vez más utilizado como punto de tránsito por grandes grupos narcotraficantes en sus rutas hacia Europa, con escala previa en África.

En agosto pasado debió renunciar el anterior director de Aduanas, Enrique Canon, tras dos grandes decomisos en Europa de droga embarcada en Uruguay.

En agosto pasado la aduana de Alemania decomisó en el puerto de Hamburgo un récord de 4,5 toneladas de cocaína valuada en unos 1.100 millones de dólares. Su destino era Amberes (Bélgica).

La Armada ya había confiscado en noviembre unas tres toneladas en un contenedor en el puerto de Montevideo destinado a África.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.