Saltar al contenido principal

Emojis: la palabra del 2019 para la Fundéu

La Fundéu asegura que los emojis han llegado para quedarse porque son empleados con naturalidad en las conversaciones más espontáneas del día a día.
La Fundéu asegura que los emojis han llegado para quedarse porque son empleados con naturalidad en las conversaciones más espontáneas del día a día. Fundéu-BBVA / EFE

La Fundación del Español Urgente, Fundéu, eligió Emojis y emoticonos como palabras del año al considerar que son una parte fundamental de la comunicación diaria.

Anuncios

Los emojis y emoticonos llegaron para quedarse y cada día conquistan nuevos espacios en las conversaciones digitales. Esto es lo que asegura la Fundación del Español Urgente, Fundéu, que eligió a ambas como palabras del año 2019.

Los emojis son definidos como caracteres Unicode que se muestran como pequeñas figuras, generalmente en color, y que cuentan con un valor simbólico. Mientras que los emoticones son símbolos creados con signos de puntuación y que suelen leerse inclinando la cabeza, por ejemplo :-) o :-(.

La institución destaca que tanto los emojis y emoticones "como sus evoluciones: bitmojis, memojis, animojis" tienen "interesantes relaciones con el resto de los elementos que conforman la comunicación como palabras, frases y signos de puntuación" y añade que significan un impacto "innegable" en la vida cotidiana.

De acuerdo con el coordinador general de la Fundéu, Javier Lascuráin, "no se trata, por supuesto, de que los emoticonos y los emojis vengan a robarnos palabras o a pervertir nuestra lengua, que ha mostrado durante siglos su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y a las tecnologías de cada época. Ni de que acabemos expresándonos solo con este tipo de elementos. Creemos más bien que constituyen un elemento más que contribuye a lograr el fin último de las lenguas: la comunicación entre las personas".

Los emoticonos aparecieron al final de la década de los 90 y evolucionaron en el siglo XXI hasta convertirse en emojis. Sin duda han significado una transformación de la comunicación digital. "En un mundo marcado por la velocidad, los emoticonos aportan agilidad y concisión" y añaden "matices gestuales y de intención que de otro modo se perderían", agrega Lascuráin.

De igual forma, se trata de una herramienta que permite un mejor entendimiento entre "diferentes culturas y lenguas". El presidente de la Fundéu BBVA, Mario Tascón, defendió que "puede que los emojis sean lo más cercano a un lenguaje universal que ha creado nunca la humanidad".

El japonés Shigetaka Kurita es considerado el inventor de los emojis. En 1999 trabajaba para la empresa nipona NTT DoCoMo, que iba a lanzar el servicio I-Mode, el primer sistema mayor de internet móvil en el mundo y le encargó al diseñador de interfaces la creación de una serie de íconos que sirvieran para que las personas se comunicaran de una forma más sencilla. 

Los primeros emoticonos que salieron a la luz estaban inspirados en los caracteres chinos, el manga y las señales de tráfico. Shigetaka se centró en diseñar 176 símbolos de 12 x 12 píxeles de tamaño que, más allá de gustarles o no a los usuarios, evocaban emociones de manera inmediata.

La del 2019 es la séptima elección de palabra del año tras el debate de los integrantes de la Fundéu. En 2013, la palabra fue escrache ("manifestación popular de denuncia contra una persona pública a la que se acusa de haber cometido delitos graves o actos de corrupción y que en general se realizan frente a su domicilio o en algún otro lugar público al que deba concurrir la persona denunciada").; en 2014, selfi; en 2015, refugiado; en 2016, populismo; en 2017, aporofobia (rechazo y la aversión a los pobres y a la pobreza) y en 2018, microplástico.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.