Saltar al contenido principal

Controversia por caso de inglesa declarada culpable por fingir una violación

Una mujer británica, acusada de mentir sobre una supuesta violación, se cubre el rostro cuando sale del juzgado de Famagusta en Paralimni, Chipre. 30 de diciembre de 2019.
Una mujer británica, acusada de mentir sobre una supuesta violación, se cubre el rostro cuando sale del juzgado de Famagusta en Paralimni, Chipre. 30 de diciembre de 2019. Yiannis Kourtoglou / Reuters

Una británica de 19 años, que aseguró haber sido violada por 12 hombres israelíes en Chipre, fue considerada culpable por falso testimonio. El caso es seguido de cerca por grupos de derechos humanos.

Anuncios

Un tribunal de distrito de la ciudad de Paralimni, Chipre, consideró que la joven inglesa mintió al asegurar que un grupo de israelíes había abusado sexualmente de ella cuando se hospedaba en un hotel en el complejo vacacional de Ayia Napa, localidad turística en el sudeste del país.

El hecho habría ocurrido en julio pasado. La mujer acusó a los supuestos abusadores antes las autoridades pero días después retiró la denuncia, así que la policía la detuvo y la declaró culpable de travesuras públicas, lo que conlleva una multa, una pena de prisión de hasta un año o ambas.

La mujer, que no puede ser nombrada por razones legales, dijo que se había retractado de la acusación bajo coacción por parte de la policía, durante un largo interrogatorio en el no estuvo acompañada de un abogado.

Los 12 israelíes fueron arrestados durante diez días hasta el momento en que la joven retiró la acusación. Ninguno de ellos fue convocado a los tribunales porque los fiscales consideraron el caso como una travesura pública, no una violación.

Durante una de las audiencias públicas, la mujer aseguró que tuvo relaciones sexuales con uno de los jóvenes en una habitación del hotel en Ayia Napa y luego los otros llegaron al lugar y la inmovilizaron.

"Fue violada una y otra vez por la prensa, por la sociedad y el sistema legal"

Según Nicoletta Charalambidou, abogada de la joven, el Tribunal restringió las pruebas que demostraban que sí había sido una violación, pues, según la defensa "la postura de los jueces no contemplaba el asunto como un caso de violación. La corte decidió afrontarlo como un caso de daños públicos".

Varios activistas participan en una manifestación, después de que la mujer británica fuera declarada culpable por ‘falso testimonio’ en el tribunal de Famagusta en Paralimni, Chipre. 30 de diciembre de 2019.
Varios activistas participan en una manifestación, después de que la mujer británica fuera declarada culpable por ‘falso testimonio’ en el tribunal de Famagusta en Paralimni, Chipre. 30 de diciembre de 2019. Yiannis Kourtoglou / Reuters

Marios Matsakis, patólogo forense que anteriormente trabajó para el Estado, y llevado por la defensa de la mujer a la audiencia, aseguró que las lesiones de la joven eran consistentes con la violación. Sin embargo, los fiscales chipriotas dijeron que ella había inventado la acusación, enojada por haber sido filmada mientras tenía relaciones sexuales con uno de los israelíes.

El caso ha sido seguido de cerca por grupos de derechos humanos. Miembros de algunos de estas colectividades se reunieron en la entrada del Tribunal para manifestarse contra el veredicto. "Ella nunca estuvo protegida desde la primera instancia, fue violada una y otra vez por la prensa, por la sociedad y el sistema legal", dijo Zelia Gregoriou, una de las activistas presentes.

La defensa de la joven, que será sentenciada en enero de 2020, ya adelantó que apelará el fallo.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.