Saltar al contenido principal

Ciudad francesa de Rennes prohíbe estufas en terrazas por cambio climático

Anuncios

Rennes (Francia) (AFP)

La ciudad francesa de Rennes fue la primera del país en prohibir a partir de este 1 de enero las estufas en las terrazas de bares y restaurantes para combatir el cambio climático, medida que no comparten público y otras ciudades.

"Con el desafío ecológico al que nos enfrentamos, tenemos que dar ejemplo en los espacios públicos. De las ciudades de más de 200.000 habitantes, Rennes será la primera en prohibir las estufas en las terrazas", se congratuló el alcalde adjunto de esta localidad del nordeste, Marc Hervé, encargado del comercio.

En plena era de las tribunas de Greta Thunberg en la ONU sobre el cambio climático, "¿Cómo explicar a nuestros hijos y a nuestros clientes que un aparato de 2.000 vatios calienta las calles en 2019 en Francia?", se pregunta François De Pena, presidente del Sindicato de profesionales de Industria y Hostelería del departamento.

En las calles peatonales de la capital bretona las opiniones están enfrentadas. Lou, responsable de un céntrico café donde se mueve la vida nocturna, teme una caída de la actividad. "La gente dejará de instalarse y a veces tendremos demasiado personal para la gente que hay en la terraza", señala.

El alcalde de Burdeos, en el suroeste, piensa por el contrario que los comerciantes tienen interés por mostrarse ecorresponsables y "dejar de calentar la calle", ya que eso provoca una "ventaja competitiva" ante clientes que cada vez están más preocupados por "proteger el planeta".

En París, el pasado 12 de diciembre, los representantes ecologistas presentaron una propuesta para prohibir las terrazas con estufas, y el Consejo de la Ciudad propuso "hacer un balance del reglamento de escaparates y terrazas de París y, en consecuencia, lanzar una deliberación en 2020-2021 para lograr la revisión de ese reglamento".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.