Saltar al contenido principal

Corea del Norte retomaría pruebas con armas nucleares

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, durante la quinta reunión plenaria del 7° Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, en Piongyang. 31 de diciembre de 2019.
El líder norcoreano, Kim Jong-Un, durante la quinta reunión plenaria del 7° Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, en Piongyang. 31 de diciembre de 2019. KCNA via REUTERS
3 min

Durante la quinta reunión plenaria del Comité Central del Partido de los Trabajadores, el líder norcoreano, Kim Jong-Un, anunció que no mantendrá más la medida activada en 2018 que daba una pausa a las pruebas con armas nucleares.

Anuncios

El anuncio desde Pionyang cae como un balde de agua fría sobre los ya delibitados diálogos entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Para el líder norcoreano, Kim Jong-Un, no hay razón para seguir con la moratoria autoimpuesta por su gobierno sobre las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance. Desde abril de 2018, la iniciativa fue declarada por el líder asiático, con el fin de abrir el diálogo con Estados Unidos. Pero ahora, parece que esta pausa llega a su fin.

Según la agencia de noticias estatal norcoreana, KCNA, Kim anunció además el despliegue de una “nueva arma estratégica”: “Los actos hostiles y la amenaza nuclear contra nosotros van en aumento”, advirtió Kim, agregando que “el mundo será testigo de una nueva arma estratégica que estará en posesión de la República Popular Democrática de Corea en un futuro cercano”.

Con la “nueva arma estratégica” Kim se estaría refiriendo probablemente, según la agencia EFE, a un nuevo tipo de misil balístico de alcance intercontinental (ICBM).

Kim utiliza, una vez más, su retórica del miedo y rompe con lo que se creía había sido un avance en los diálogos con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Para el líder de la Casa Blanca, la pausa de Corea del Norte en sus pruebas de armas nucleares representaba una victoria diplomática. Así, durante más de dos años Pyongyang no realizó pruebas balísticas. Pero, al ver que Estados Unidos no avanza en el tema del levantamiento de las sanciones impuestas en territorio norcoreano, Kim decidió tomar cartas en el asunto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañado de su esposa, Melania Trump, en Florida, Estados Unidos. 31 de diciembre de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acompañado de su esposa, Melania Trump, en Florida, Estados Unidos. 31 de diciembre de 2019. Tom Brenner / Reuters


Trump resta importancia al anunció de Kim

Desde Florida, Estados Unidos, el presidente Donald Trump respondió a la pregunta de un reportero sobre el anuncio de Kim Jong-Un:

“Tengo una muy buena relación con Kim Jong-Un (…) Nos llevamos bien. Él representa a su país. Yo represento a mi país. Tenemos que hacer lo que tenemos que hacer. Pero sí firmó un contrato. Firmó un acuerdo hablando sobre la desnuclearización (…) Eso se hizo en Singapur. Creo que es un hombre de palabra”.

La moratoria autoimpuesta por Pyongyang sobre las pruebas nucleares y lanzamientos de ICBM en abril de 2018, fue un gesto que ayudó a organizar la primera cumbre entre Kim y Trump, en Singapur en junio de ese año. Allí, ambos países se comprometieron a “trabajar para la desnuclearización de la península coreana”. Sin embargo, los diálogos quedaron en un punto muerto tras el fracaso de una segunda cumbre que se celebró en Hanói (Vietnam) en febrero de 2019. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.