Saltar al contenido principal

Más de 400 manifestantes detenidos en Hong Kong

Un manifestante antigubernamental usa una máscara de Guy Fawkes durante una manifestación el día de Año Nuevo para pedir una mejor gobernanza y reformas democráticas en Hong Kong, China, 1 de enero de 2020.
Un manifestante antigubernamental usa una máscara de Guy Fawkes durante una manifestación el día de Año Nuevo para pedir una mejor gobernanza y reformas democráticas en Hong Kong, China, 1 de enero de 2020. Navesh Chitrakar / Reuters
2 min

Miles de manifestantes contra el Gobierno marcharon de nuevo en el primer día de 2020, en la serie de protestas que tienen la ciudad en crisis desde hace meses. Los hechos terminaron en choques y capturas.

Anuncios

Hong Kong recibió el nuevo año con protestas. La multitud que se manifiesta contra las concesiones que el Gobierno le ha dado a China continental, salió de nuevo a protestar. En el distrito de Wanchai, algunos hicieron grafitis y trataron de destruir cajeros automáticos del banco HSBC.

Las fuerzas policiales intentaron dispersar las protestas con armas no letales, uso de gases lacrimógenos y gas pimienta. Pero los manifestantes están más organizados y resistieron hasta bien entrada la noche. Los organizadores dicen que por lo menos un millón de personas hizo parte de las protestas el primer día de 2020. La Policía cifra la asistencia en 60.000 personas.

El ambiente es cada vez más difícil en varios distritos de la isla de Hong Kong, antigua colonia de Reino Unido. En algunos barrios hay bloqueos o manifestantes que lanzan bombas molotov. También se han formado cadenas humanas para llevar insumos hasta las primeras líneas de las manifestaciones o filas organizadas para contrarrestar la ofensiva de las fuerzas de seguridad.

La protesta más allá de los actos vandálicos

Algunos de los ataques han tenido como objeto los símbolos del banco HSBC, a quién relacionan con los arrestos de algunos de los líderes que se encargaban de recoger fondos para mantener las manifestaciones. Un vocero del banco condenó los ataques que calificó de vandálicos y dijo que no “tenían justificación”.

Los manifestantes vestidos de negro y algunos con máscaras, llevaban carteles de “la libertad no es gratuita”. Acusan a su gobierno de socavar sus libertades democráticas y de acercarse a Beijing.

Los manifestantes piden ser oídos y que la Policía rinda cuentas por lo que consideran brutalidad. Hasta ahora han sido arrestados 6.500 personas, solo el primer día de este año fueron más de 400 los arrestos.

Tras las últimas elecciones, que dejaron una abrumadora mayoría de respaldo hacia los grupos políticos independentistas, el movimiento ha tomado fuerza. Y no es poco común ver letreros en las manifestaciones con el eslogan como “Hong Kong Independiente”

Con Reuters
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.