Saltar al contenido principal

Miles de personas son evacuadas en Australia ante la amenaza de los incendios

Incendio en Bairnsdale, Victoria, Australia. 30 de diciembre de 2019.
Incendio en Bairnsdale, Victoria, Australia. 30 de diciembre de 2019. Glen Morey / Reuters
5 min

El sureste del país oceánico está envuelto en llamas desde el mes de septiembre. En Nueva Gales del Sur y Victoria, los estados más afectados, miles de personas han sido evacuadas. Hasta ahora, los incendios forestales han dejado 17 muertos y decenas de desaparecidos.

Anuncios

Los bomberos y las autoridades de los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria se vieron obligados a realizar evacuaciones forzadas, ante la amenaza de los incendios forestales que han destruido casi cuatro millones de hectáreas en el sureste de Australia.

Desde el inicio de esta semana, ocho personas murieron al ser alcanzadas por las llamas. Además, el fuego ha destruido más de 1.300 viviendas, 400 de ellas arrasadas durante los últimos días.

Según los pronósticos, la temperatura no bajará de los 40 grados centígrados y habrá fuertes vientos en la costa meridional en los próximos días.

La gran mayoría de residentes y turistas de las ciudades costeras en el este de Australia huyeron este jueves ante el avance de las llamas, mientras barcos militares y helicópteros comenzaron a rescatar a miles de personas que quedaron atrapadas por las llamas.

Un vehículo envuelto en humo a lo largo de una carretera cerca de Cooma, Nueva Gales del Sur, Australia. 1 de enero de 2020.
Un vehículo envuelto en humo a lo largo de una carretera cerca de Cooma, Nueva Gales del Sur, Australia. 1 de enero de 2020. Jodie Bradby / Reuters

Ante la crisis ambiental, Morrison le echa la culpa a la sequía

El panorama en varias ciudades de Nueva Gales del Sur y Victoria es de completa angustia. Las entradas de los supermercados y estaciones de servicio estaban colapsadas ante la llegada de cientos de personas que hacen largas filas para comprar suministros y alimentos.

Muchos hogares se quedaron sin electricidad y el suministro de agua fue cortado en varias ciudades de ambos estados.

En declaraciones, el primer ministro australiano, Scott Morrison, instó a los que esperan ayuda y a los atrapados en las autopistas a raíz del tráfico a que "sean pacientes, la ayuda llegará”. Morrison agregó que “la prioridad es combatir los incendios y evacuar, llevar a las personas a un lugar seguro (…) Hay partes de Victoria y Nueva Gales del Sur que han sido completamente devastadas, con una pérdida de electricidad y comunicaciones”.

Criticado por la acción limitada de su Gobierno en esta crisis ambiental, Morrison culpó a la sequía en Australia que lleva casi tres años, y también a la falta de reducción de riesgos por el alcance y la duración sin precedentes de los incendios forestales.

En esta época del año, los incendios son comunes en Australia, sin embargo, los actuales han sido considerados como los más devastadores.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.