Saltar al contenido principal

Al menos un muerto por un ataque con cuchillo en los suburbios de París

La policía asegura un área de un parque público en Villejuif, un suburbio al sur de París, donde se produjo el ataque con cuchillo, el 3 de enero de 2020.
La policía asegura un área de un parque público en Villejuif, un suburbio al sur de París, donde se produjo el ataque con cuchillo, el 3 de enero de 2020. Charles Platiau / Reuters

Un hombre apuñaló a al menos tres personas en la ciudad de Villejuif, al sur de la capital francesa. Una de las personas murió, mientras que el atacante falleció tras recibir disparos de la policía. El agresor portaba una copia del Corán, pero no había evidencia de que estuviera radicalizado.

Anuncios

Un hombre atacó con cuchillo a al menos tres personas en un parque en los suburbios de París antes de caer muerto luego de recibir disparos de la policía en una zona cercana a la que intentó escapar, según informaron medios locales.

Como consecuencia de las heridas, una persona murió, mientras que otras dos resultaron heridas, según relató el alcalde de la vecina localidad de L’Hay-les-Roses, Vincent Jeanbrun, a la cadena BFM TV. Las dos personas se encuentran hospitalizadas, especificó Laure Beccuau, la fiscal de Créteil, que asumió la investigación del caso. Una de las personas presentaba heridas de gravedad, pero ambas están fuera de peligro.

El ataque, del cual aún se desconoce su naturaleza, ocurrió cerca de las 14 (hora local) en el parque de los Altos de Bruyères, en Villejuif, un suburbio ubicado unos 8 kilómetros al sur de París, según confirmó la Prefectura de Policía de París, que se refirió en ese momento a una “intervención en curso”.

Según relató la fiscalía, la víctima mortal fue un hombre que se interpuso cuando el atacante quiso apuñalar a su esposa. La mujer no resultó gravemente herida.

Posteriormente, el delincuente –que fue identificado por la fiscalía como Nathan C., nacido en 1997 en Lilas, un suburbio al noreste de París- se dirigió a un centro comercial en L’Hay-les-Roses con la intención de continuar su ataque, según añadió Jeanbrun.

“El sospechoso intentó atacar a otras víctimas durante su juerga asesina, que pudieron escapar”, especificó Beccuau.

Ante el llamado de un ciudadano sobre lo ocurrido en el parque, la policía intervino en el centro comercial, recluyó a las personas que se encontraban allí y abrió fuego contra el atacante, que falleció en el momento.

El viceministro del Interior francés, Laurent Núñez, se presentó en la escena y aseguró que la intervención de la policía fue clave para evitar que el atacante lastimara a más personas. “Fue un acto extremadamente valiente”, indicó.

Las fuerzas de seguridad confirmaron que el hombre no portaba un cinturón de explosivos ni ningún otro elemento de peligro. Y, aunque procedió con el ataque en soledad, los agentes investigan si tenía algún cómplice.

El atacante portaba un Corán, pero no había signos de radicalización

Entre las pertenencias del atacante, los investigadores encontraron documentos religiosos, que incluyen una copia del Corán, el libro sagrado del islam. Sin embargo, las autoridades indicaron que no había evidencias de que el hombre hubiera sido influenciado por islamistas radicales.

Desde la fiscalía señalaron que uno de los testigos del ataque describió haber escuchado al atacante gritar ‘Allahu Akbar’ o "Dios es grande" durante el ataque en el parque, pero aclararon que “no tenemos evidencia que nos permita suponer que ha habido una radicalización”, dado que el hombre no era conocido por los servicios de inteligencia domésticos y no tenía antecedentes penales.

La fiscalía sí confirmó que el atacante tenía antecedentes de enfermedad mental, había ingresado en un hospital hace unos meses y estaba bajo tratamiento psiquiátrico.

Beccuau señaló que la prioridad de los investigadores es recoger testimonios de los testigos para intentar identificar los motivos del ataque.

Emmanuel Macron se solidarizó con las víctimas a través de Twitter

El presidente francés, Emmanuel Macron, se expresó sobre el hecho a través de Twitter y envió un mensaje de apoyo a las víctimas y sus familiares, además de advertir que la lucha por la seguridad en Francia aún no ha terminado.

“El año comienza en duelo por el drama de Villejuif. Mi apoyo a las víctimas del ataque, a sus familiares y a las fuerzas del orden. Seguimos con determinación la lucha contra la violencia ciega y nuestro combate por la seguridad de todos los franceses”, escribió.

París ha sido sacudida por ataques de magnitud vinculados al islamismo radical que han provocado múltiples muertes en los últimos cuatro años.

El último caso sonado de apuñalamiento ocurrió en octubre de 2019, cuando Mickael Harpon, un especialista en tecnología que trabajaba para la policía, atacó con cuchillo y mató a cuatro personas en la sede central de la policía de París. En aquél momento, los fiscales reconocieron que Harpon había sido influenciado por islamistas radicales.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.