Saltar al contenido principal

¿Qué hay detrás del ataque ordenado por Trump que provocó la muerte de Soleimani?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla en la ceremonia de firma de la "Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2020" en la Base Conjunta Andrews, Maryland, Estados Unidos, el 20 de diciembre de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla en la ceremonia de firma de la "Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2020" en la Base Conjunta Andrews, Maryland, Estados Unidos, el 20 de diciembre de 2019. Leah Millis / Reuters
13 min

El presidente de Estados Unidos dio la orden directa para llevar a cabo el ataque aéreo que provocó el fallecimiento del influyente general iraní. Trump justificó las acciones como un acto de defensa, pero desató una tormenta de alcance aún incierto en Medio Oriente.

Anuncios

"Bajo la dirección del presidente…". Así comenzó el comunicado del Pentágono en el que confirmó la muerte del general iraní Qassem Soleimani, líder de la fuerza Quds, cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria iraní.

Al margen de la lógica de que un mandatario sea quien dicte la orden para efectuar un ataque tan sensible, la redacción del comunicado del Pentágono pone en relieve el rol clave de Donald Trump detrás del ataque aéreo en el aeropuerto de Irak.

Ante este escenario, una de las preguntas que más se repite es: ¿por qué Trump decidió llevar a cabo un ataque de semejante magnitud en este momento?

Joseph Humire, experto en seguridad global, aseguró a France 24 que "esta es una operación de contraterrorismo de alto nivel" y "“una respuesta" al ataque a la embajada de Estados Unidos en Bagdad y, asimismo, a "agresiones previas por parte de los representantes de la Guardia Revolucionaria iraní", que provocaron la muerte de un contratista estadounidense.

"Es un mensaje simple y claro a los Ayatolás de Irán de que, si matas a ciudadanos estadounidenses, Estados Unidos matará a líderes terroristas de Irán", sostuvo Humire, también autor del libro 'La penetración estratégica de Irán en América Latina'.

Por su parte, Natividad Fernández, especialista en política exterior y seguridad y titular de la cátedra Príncipe de Asturias de la Universidad de Georgetown, consideró "difícil aventurar las razones del presidente Trump para emprender este acto".

La analista, consultada por este medio, señaló que "desde el Pentágono se alega que ha sido una acción defensiva", pero "eso se justifica a duras penas" dado que "aunque ambos países han estado en bandos enfrentados en Medio Oriente, no hay un ataque iraní al que responder".

El ataque de las milicias chiitas a la embajada de Estados Unidos en Bagdad, disparador de la operación contra Soleimani

Henri Barkey, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Lehigh, consideró que el ataque a la embajada estadounidense en Irak fue "el gran error de los iraníes" y el desencadenante de la reacción de Estados Unidos dado que "Trump no es un presidente estadounidense usual" y "actúa según sus instintos, esencialmente solo".

Para el experto en Medio Oriente, "la imagen de los Quds atacando la embajada condujo a las imágenes de 1979, cuando los iraníes tomaron rehenes" en la sede diplomática de Estados Unidos en Teherán.

Soleimani, figura clave en la política iraní
01:26

"Trump dijo 'no voy a permitir que algo así me pase a mí'. Pienso que por eso él reaccionó tan negativamente. Soleimani fue un objetivo de Estados Unidos por largo tiempo, pero la razón por la que fue asesinado ahora es por el ataque a la embajada", cerró.

En la misma línea se expresó Ezequiel Kopel, experto en Medio Oriente, que consideró que para Trump las imágenes de las milicias chiitas atacando la embajada de Estados Unidos en Irak representaron "una gran afrenta" que lo ponían a la par de Jimmy Carter, presidente estadounidense en la 'crisis de rehenes' de 1979.

El Acuerdo Nuclear con Irán, sin esperanzas de renegociación

Ezequiel Kopel consideró que una razón aún mayor para el asesinato de Soleimani fue que "Trump cree que ya no hay ninguna posibilidad de negociar con los iraníes". Según el experto en Medio Oriente, el mandatario estadounidense "siempre tenía en el horizonte renegociar" el acuerdo de 2015 firmado entre Irán, Francia, Reino Unido, Rusia, China, Alemania, la Unión Europea y Estados Unidos, que se retiró del pacto en mayo de 2018. Al ver esa opción prácticamente descartada, no puso reparos a la ofensiva contra Soleimani.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene un texto en el que declara su intención de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán de 2015, en Washington D. C., el 8 de mayo de 2018.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostiene un texto en el que declara su intención de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán de 2015, en Washington D. C., el 8 de mayo de 2018. Jonathan Ernst / Foto de archivo / Reuters

Por su parte, Henry Barkey afirmó que esta serie de golpes cruzados entre Estados Unidos e Irán han ocurrido por la imposibilidad de renegociar el Acuerdo Nuclear.

"Trump quería demostrar que era capaz de destruir el acuerdo que (el expresidente estadounidense, Barack) Obama hizo y lograr uno mejor. Eso esencialmente significaba cambiar dos oraciones con las que hubiera estado muy feliz. Pero los iraníes no siguieron adelante con él. Y eso ocurrió por las sanciones económicas con las que buscaban hacer retroceder a los iraníes, pero ellos no lo hicieron", relató.

Para Barkey, "Estados Unidos dirá las cosas que espera la comunidad internacional" en relación a una apertura al diálogo con Irán, pero "no tomaría eso en serio". "Nadie esperaría que Irán fuera a negociar ahora. Sería irrealista que eso pasara", sentenció.

La muerte de Soleimani, ¿altera el equilibrio de fuerzas en Medio Oriente?

El general Qassem Soleimani era una pieza clave en la estrategia diplomática de Irán en Medio Oriente. Como líder de las fuerzas Quds, encabezaba la protección de los intereses de la revolución islámica en el extranjero. Bajo su mando, prestó apoyo a milicias chiitas de la región y se enfrentó a las posturas de Estados Unidos, que respalda a los sunitas.

Natividad Fernández señaló que el asesinato de Soleimani "ha pretendido alterar" el balance de fuerzas en Medio Oriente porque "era el hombre fuerte del régimen chiita de Teherán" y "ha sido responsable de la expansión internacional en una región predominantemente sunita", razón por la que "su asesinato debilita al régimen de los Ayatolás".

En esa línea, Joseph Humire consideró "importante" la muerte del general iraní porque "era el responsable de construir una guerra asimétrica con Estados Unidos" y "quitándolo del terreno de batalla, se debilita mucho a Irán". "Altera a las fuerzas de apoyo logístico e inteligencia que la Guardia Revolucionaria iraní brinda a varios grupos en Siria, Yemen, Gaza, Irak y Afganistán", agregó.

Con una visión más moderada, Ezequiel Kopel remarcó que Medio Oriente "contiene muchas disputas" y la muerte de Soleimani podría desequilibrar a Irán "en algún lado" –por ejemplo, "en Siria pega fuerte por el esfuerzo de Irán para sostener a Bashar al-Assad"-, pero a su vez podría "equilibrarlo en otro lado".

Por su parte, otra de las incógnitas es cómo afectará este episodio la influencia de Estados Unidos en la región. Una de las primeras consecuencias podría ser la salida de las tropas estadounidenses en Irak, a donde llegaron por invitación del Gobierno central iraquí.

"Técnicamente se estaría retirando. Esto va en la tónica de que tarde o temprano va a haber una retirada estadounidense en Irak. Si el Gobierno iraquí o el Parlamento logran pedir su salida, Estados Unidos tiene que hacerlo. Irónicamente, quizás haya sido la última maniobra de Soleimani", aseguró Kopel.

Para Fernández, Medio Oriente "se enfrenta a una retirada anunciada y paulatina de Estados Unidos", dejando así un "vacío" que "no gusta a algún sector en el Pentágono y otros" porque "no desean que sea ocupado por Irán ni por Rusia".

No obstante, la profesora agregó que "al mismo tiempo, Estados Unidos e Irán compiten por el liderazgo regional, con principal escenario en Irak". "Esta competencia se desequilibraba en favor de Teherán por la retirada voluntaria de Estados Unidos. Con el ataque y la amenaza de represalias iraní, la primera consecuencia ha sido enviar 3.500 soldados a la región, donde ya solo quedaban 750", aseveró.

Por el contrario, Humire sostuvo que Estados Unidos "refuerza" su posición porque "muestra que Irak no está totalmente bajo control de Irán" y sugirió que "es muy probable" que la operación contra Soleimani haya sido "con apoyo de un sector de Irak y con fuentes iraquíes".

¿Hasta dónde puede escalar el conflicto entre Estados Unidos e Irán?

Tras la muerte del general Soleimani, el Gobierno de Irán prometió tomar "represalias" contra Estados Unidos, desatando el temor por una espiral de conflicto entre ambos países.

Henri Barkey afirmó que "no creo que quieran ir a una guerra". "Lo que veremos es esencialmente este boxeo en las sombras que hemos visto en los últimos meses, donde cada lado golpeará al otro en formas que puedan hacer daño pero que no los lleven al borde de una guerra", consideró.

En ese sentido, destacó que "el brazo de Irán es bastante largo" y que "decidirán tomarse tiempo antes de hacer algo", pero es probable que lleven adelante alguna acción "porque tienen que mostrar que pueden contragolpear".

"Es de esperarse que hagan algo contra Estados Unidos, pero también contra su aliado Israel. También puede ser en Arabia Saudita o contra barcos en el Golfo Pérsico. Esperaría eso, pero no creo que hagan mucho más", vaticinó.

Por su parte, Kopel remarcó que "Irán es un adulto bastante responsable para iniciar una guerra sin control" y subrayó que "gran parte de la potencia de respuesta iraní es sorprendernos".

"Cada uno de los objetivos que puede golpear Irán tienen sus pros y sus contras. Golpear fuerte en la región tiene muchas contras, pero cuenta con la capacidad para hacerlo. ¿Pero tiene la capacidad de absorber los golpes? ¿Y Estados Unidos realmente quiere una guerra con Irán en medio de las elecciones?", reflexionó.

Por otro lado, Fernández destacó que "ambas partes han manifestado su voluntad de no escalada", aunque no descartó que vaya a haber represalias "contra Estados Unidos o contra cualquiera de sus aliados".

"Me inclino a pensar que más bien sobre los segundos para evitar la escalada de atacar a Estados Unidos. ¿Cómo? Ataque a instalaciones militares o diplomáticas en la zona, derribo de aeronaves, actos contra intereses económicos e incluso ataques terroristas, aunque esto es menos probable porque Irán es un Estado, no un grupo terrorista", detalló.

En tanto, Humire consideró que la situación "pone en alerta máxima" a los aliados de Estados Unidos en Medio Oriente, "especialmente Israel, Jordania y Arabia Saudita, que pueden ser blancos de una respuesta violenta". Además, recalcó que las fuerzas Quds "tienen redes muy fuertes en África y América Latina", por lo que también podrían ser objetivos de Irán.

Donald Trump fortalece su imagen dura en Estados Unidos

Las reacciones en Estados Unidos al ataque ordenado por Donald Trump fueron inmediatas. Mientras el mandatario recibió un amplio apoyo de sus compañeros del Partido Republicano, la oposición demócrata –incluyendo a los candidatos presidenciales Joe Biden y Elizabeth Warren- cuestionó una decisión que podría desencadenar en un conflicto aún mayor.

La corresponsal de France 24 en Washington D. C., Diana Castañeda, aseguró que "estos hechos fortalecen la imagen del presidente Donald Trump", quien "ya había mencionado en varias oportunidades que el comportamiento de Irán necesitaba medidas urgentes".

"Estos hechos ocurren justo cuando Trump se encuentra en la campaña para ser reelegido, pero enfrenta también un proceso de destitución que había afectado de una manera profunda la percepción que se tiene sobre su trabajo", relató.

Para Natividad Fernández, no se debe vincular el ataque contra Soleimani con una acción disuasoria hacia la opinión pública. La analista consideró que "el 'impeachment' es un proceso prácticamente terminado y que no creo que preocupe mucho al presidente porque tiene la mayoría en el Senado".

"Trump es un presidente peculiar y probablemente impulsivo, pero no creo que actúe movilizado por un tema que es casi pasado", concluyó.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.