Saltar al contenido principal

Al Shabab mata tres estadounidenses en un ataque a una base en Kenia

Un oficial de policía de Kenia observa el tráfico de vehículos de motor cerca de la escena donde los asaltantes armados mataron a tres personas e hirieron a otras dos en el área de Nyongoro del condado de Lamu, Kenia, el 2 de enero de 2020.
Un oficial de policía de Kenia observa el tráfico de vehículos de motor cerca de la escena donde los asaltantes armados mataron a tres personas e hirieron a otras dos en el área de Nyongoro del condado de Lamu, Kenia, el 2 de enero de 2020. Reuters

El grupo jihadista asaltó una base militar que es usada en conjunto por tropas de Kenia y Estados Unidos. La arremetida fue rechazada y cuatro atacantes habrían muerto.

Anuncios

El comando de Estados Unidos en África confirmó el ataque en la Bahía de Airfield, en el pueblo de Lamu, cerca de la frontera somalí. Sería el primer ataque de ese grupo contra una base con efectivos de Estados Unidos. El Ejército estadounidense confirmó la muerte de tres de sus nacionales, un militar y dos contratistas. Además, aseguró que dos más se encuentran heridos pero estables. 

Por su parte, el Ejército de Kenia dijo que el ataque contra la base había sido repelido y que cinco combatientes de Al Shabab habrían muerto. No se registró ninguna muerte de kenianos. 

Según fuentes policiales, el grupo islamista habría logrado destruir dos aviones, dos helicópteros y varios vehículos militares de las tropas de Estados Unidos. En cambio, Al Shabab asegura que logró dañar siete aviones. El asalto duró alrededor de cuatro horas, según los testigos de la zona. 

En la base hay cerca de 150 oficiales de las fuerzas de Washington en la base militar, donde entrenan a sus aliados de Ejércitos del este de África en técnicas contra el terrorismo. El General Stephen Townsend, que dirige el comando africano de las tropas de Estados Unidos, aseguró que "perseguirán a los responsables del ataque" junto con sus "aliados africanos e internacionales".


“Lanzar ataques deliberados contra bases permanentes de EE. UU. bien defendidas requiere un alto nivel de planeación”


La policía de Kenia confirmó que algunas aeronaves y varios vehículos habían sido destruidos. El reporte policial dice que las explosiones fueron oídas a las 5:30 y que los militantes de Al Shabab “habrían logrado entrar para realizar ataques específicos”.

El grupo islamista, relacionado con Al Qaeda, ha lanzado varios ataques en Kenia, incluso contra civiles en escuelas, hoteles o centros comerciales. Y dice que lo hace en respuesta a los bombardeos crecientes en Somalia desde el comienzo del gobierno de Donald Trump.

El año pasado Al Shabab atacó una base militar estadounidense en Somalia, un sitio que es usado para lanzar los ataques con drones. Pero el actual ataque en Kenia, escala el conflicto en los países africanos. Según el analista Andrew Franklyn, exmarine con base en ese país, “lanzar ataques deliberados contra bases permanentes bien defendidas requiere un alto nivel de planeación, investigación y operaciones logísticas”.


Al Shabab dijo en un comunicado que el ataque fue parte de su campaña “Jerusalén nunca será judía”, una referencia usada por el grupo desde el ataque al lujoso centro comercial de Nairobi en enero de 2019.
Kenia envió tropas en el 2011 tras una serie de secuestros en su país por parte de Al Shabab. Las tropas ahora hacen parte de los 21.000 efectivos de la fuerza de paz de la Unión Africana en Somalia, un refuerzo del tambaleante gobierno central que enfrenta la ofensiva de la insurgencia yihadista.


Con AP y Reuters
 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.