Saltar al contenido principal

Australia destina unos 1.400 millones de dólares para recuperación tras los incendios

Voluntarios del Servicio de Bomberos Rurales y los oficiales de Bomberos y Rescate contienen un pequeño incendio forestal que cerró la autopista Princes Highway al sur de Ulladulla, Australia, el 5 de enero de 2020.
Voluntarios del Servicio de Bomberos Rurales y los oficiales de Bomberos y Rescate contienen un pequeño incendio forestal que cerró la autopista Princes Highway al sur de Ulladulla, Australia, el 5 de enero de 2020. REUTERS/Dean Lewins

El anuncio lo hizo el primer ministro, Scott Morrison, quien aclaró que el dinero será gestionado por una nueva agencia que, durante los próximos dos años, se dedicará a reconstruir la infraestructura afectada por el fuego que azota al país desde septiembre.

Anuncios

“Se hará lo que haga falta, cueste lo que cueste”. Esta fue la declaración que hizo este lunes 06 de enero el primer ministro de Australia, Scott Morrison, luego de anunciar la creación de una nueva agencia dedicada a la recuperación de las zonas consumidas por el fuego, que tendrá un presupuesto de cerca de 1.400 millones de dólares. 

De acuerdo con Morrison, esta partida presupuestaria será independiente de otras ayudas ya aprobadas y dijo que se trata de un compromiso “inicial” que podría aumentar en caso de ser necesario.

El mandatario también aclaró que estos recursos serán administrados por la nueva agencia, que durante los próximos dos años se encargará de reconstruir las casas y la infraestructura en las zonas más afectadas por los incendios, que ya han cobrado la vida de 24 personas. 

“Nos centraremos en el coste humano y en la reconstrucción de la vida de las personas. Queremos garantizar que estamos haciendo todo lo posible, y tan rápido como podamos, para apoyar los esfuerzos de recuperación”, señaló Morrison en su mensaje a la prensa en Canberras tras reunirse con el comité de Seguridad Nacional. 

El nuevo presupuesto y la creación de la agencia llegan luego de semanas de fuertes críticas al Primer Ministro, quien es acusado de negligencia por su falta de respuesta ante la emergencia. La furia de los ciudadanos se intensificó en las últimas semanas tras conocerse que Morrison había decidido tomarse unas vacaciones en Hawái, en plena crisis. 

La medida se suma a la decisión que tomó el mandatario, este sábado, de desplegar más de 3.000 reservistas y de utilizar un presupuesto de más de 12.000 millones de dólares para alquilar cuatro hidroaviones y otros medios para contener las llamas. 

Vista aérea de edificios destruidos en Batlow, Australia, el 6 de enero de 2020, en esta imagen fija obtenida del video.
Vista aérea de edificios destruidos en Batlow, Australia, el 6 de enero de 2020, en esta imagen fija obtenida del video. REUTERS/ Australian Broadcasting Corporation

Una tenue lluvia se convirtió en una gran tregua

El leve aguacero que sorprendió a los australianos el domingo trajo consigo una anhelada tregua, en medio de días calurosos en donde el mercurio ha rozado los 50 grados. La lluvia hizo que la temperatura en ciertas zonas descendiera unos 20 grados, permitiendo a las autoridades hacer un recuento de los daños.

Cientos de familias fueron evacuadas este fin de semana en Eden, una ciudad en la región de la costa sur de Nueva Gales del Sur, la más afectada por el fuego. Las autoridades han hecho un llamado a los habitantes a evacuar y buscar refugio. 

A 60 kilómetros de allí, en la ciudad costera de Mallacoota otros cientos de familias también fueron evacuadas en barcos de la armada tras quedar cercadas por el fuego en la playa. 

Se espera que, a finales de esta semana, la temperatura vuelva a estar por encima de los 40 grados.  

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.